CREPÚSCULO VS HARRY POTTER
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:03 pm

La imagen de Hermione se desvaneció lentamente ante él y, aunque podía seguir escuchando su voz, era cómo si ya no estubiese a su lado. Se sentía extraño y su brazó le dolía terriblemente. Era cómo si se hubiese teletransportado a otro lugar, a la nada. ¿Qué estaba sucediendo? Todo era completa oscuridad y finalmente el dolor cesó. Incluso llegó un momento en el que dejó de escuchar a la castaña. La dulce voz de la chica fue sustituida por la voz de un hombre. Un hombre al que no podía llegar a ver, aunque su intuición le decía que se trataba de un anciano.
-He intentado advertiros...Lo he intentado...
-¡¿Quien eres?!-preguntó Draco intentando poder distinguir algo entre la oscuridad de ese extraño lugar-¡Responde!
-No estas preparado para averiguarlo...todavía no...
Un breve silencio logró que la poca paciéncia de Draco se esfumase.
-¡Quiero saber quien eres!-gritó enfurecido
-Ya te lo he dicho. Todavía no estas preparado para averiguarlo...
"Estúpido anciano"-pensó el rúbio mientras hacía una mueca de enfado
-¿Que te hace pensar que soy un anciano?
Draco se quedó sin habla y tardó unos minutos en responder.
-¿Puedes leerme la mente?
-Creo que es obvio que si joven, pero no has contestado a mi pregunta...
-No lo se. Simplemente puedo intuirlo
La voz rió pausadamente y finalmente volvió a recuperar la compostura.
-¿De que coño te ries?
-Ese vocabulario no es digno de un Malfoy...y menos de un joven Malfoy como tú...
-¿Qué sabes de mi?
-Lo se todo...
En ese instante fue el rúbio el que empezó a reir.
-No me hagas reir anciano-dijo Draco riendo con sarcasmo-Nadie lo sabe todo sobre mí.
Un largo siléncio se produjo en la nada y Draco llegó a pensar que el hombre se había desvanecido, aunque se equivocó por completo.
-Ni siquiera Hermione...
La irónica sonrisa que el rúbio mantenía pintada en su rostro se borró con rapidez.
-¿Ocurre algo?-preguntó la voz con serenidad
-¿Que sabes de Hermione?
-Lo se todo...al igual que lo se todo sobre tí...
-¡Ni siquiera te atrevas a acercarte a ella!-gritó Draco mientras apretaba los puños con rábia
Un largo silencio volvió a invadir la oscuridad.
-¡¿Me has escuchado?!-gritó nuevamente el rúbio-¡Como te acerques a ella te mataré con mis própias manos!
Entre la oscuridad apareció un tenue rayo de luz que cegó durante unos breves segundos la vista del rúbio.
-¿Pero que...?
De repente del interior de ese débil rayo salieron cientos de luces de diferentes colores que formaron un hermoso paisaje que Draco conocía a la perfección. Se trataba de los hermosos jardines de Hogwarts. Caminó con lentitud sobre el verdoso césped observando cada detalle con exactitud. Todo era demasiado confuso.
-¡Olvidame de una vez Malfoy!
Draco dirigió su mirada hacia el lago, donde pudo vislumbrar dos figuras que conocía a la perfección.
-¿Estabas llorando sangre sucia?
-¡¿Y a tí que te importa hurón?!
El rúbio caminó con lentitud hacia donde se encontraban él mismo y la castaña. Recordaba esa escena y se odiaba profundamente por todo lo que le había hecho pasar a la castaña.
-Aprende a tratarme con respeto Granger-dijo Draco cogiendo a Hermione por el cuello mientras esta lloraba
La chica empezó a perder el aire mientras el rúbio apretaba con más fuerza el blanquecino cuello de la castaña. Cuando se dió cuenta de que a la chica le faltaba con urgencia el aire la soltó y esta calló de rodillas al suelo.
-Núnca te atrevas a desafiarme sangre sucia-dijo el rúbio mientras miraba a la castaña con suficiencia mientras esta le miraba con infinito odio mientras sus lágrimas lograban escapar de sus grandes ojos café.
-¿Cómo no pude darme entonces cuenta de lo hermosa que era?-se dijo a sí mismo Draco mientras miraba la escena con arrepentimiento-Fui un imbecil...
-¿Le amas?-dijo aquella voz que Draco tanto odiaba
-Más que nada en el mundo-dijo el rúbio sin apartar sus ojos de la castaña
De repente la escena desapareció ante los ojos mercurio del chico. Los preciosos jardines desaparecieron y todo se volvió oscuridad.
-¿Que serías capaz de hacer por ella?-preguntó la voz
Draco apretó nuevamente los puños con rábia.
-¿Qué es lo que pretendes?-preguntó el rúbio
El silencio volvió a invadir el lugar logrando que Draco se impacientase.
-¿Te gustaría conocer el futuro?
Draco se quedó en silencio durante algunos segundos mientras meditaba la pregunta.
-Puedo enseñarte el futuro si verdaderamente lo deseas...
El rúbio siguió en completo silencio. No sabía lo que debía contestar. No podía fiarse de una voz que aparecía de la nada y de simples palabrerías de un viejo chocho.
-¿Viejo chocho?-preguntó la voz mientras reía
-Deja de leer mi mente-ordenó Draco
-Todavía no me has respondido joven Malfoy...Se que tienes muchas preguntas que piden a gritos respuestas...Pero sobre todas esas preguntas hay una que verdaderamente te preocupa...
-¡Cierra la boca y deja de leer de una puta vez mi mente!-gritó Draco con fúria. No soportaba no controlar la situación y mucho menos que ese ser pudiese conocer sus sentimientos y emociones que tanto intentaba esconder en el lugar más remoto de su corazón
-¿Qué temes?...Temes el fututo...el presente...el pasado...Tu único sufrimiento es ella...Tu único punto débil...Tu talón de aquiles...
Draco calló. Sabía que lo que ese ser le estaba diciendo era verdad, ¿Pero porqué le había enseñado aquella escena del lago? ¿Porque le había llevado hasta ese extraño lugar? ¿Qué era lo que pretendía?
Nuevamente entre la oscuridad del lugar apareció esa tenue luz y nuevamente cientos de luces de distintos colores nublaron la vista de Draco y, cuando por fin pudo abrir los ojos, una hermosa imagen se mostró ante él. Hermione se encontraba a pocos metros de él y le sonreía como siempre lo hacía, esa hermosa sonrisa que solo le dedicaba a él y ese precioso brillo en sus ojos que mostraba su amor hacia un ser tan frío como él. Entre sus delicados brazos reposaba un libro que, aunque en ese instante no lograba recordar, sabía que lo conocía. ¿Donde lo había visto?
La castaña apartó su mirada del rúbio y la posó en el libro mientras pasaba sus finos dedos por la vieja portada. Tras unos instantes, la chica finalmente abrió el libro y de su interior aparecieron cuatro rayos, uno verde, otro rojo, el tercero plata y el último oro. ¿Qué significaba aquello? Sabía que había vivido algo parecido, pero no lograba recordarlo con exactitud.
De repente el libro resvaló de las manos de la castaña y calló estruendosamente en el suelo. En ese instante un rayo atravesó el cuerpo de la castaña, que tomó una rigidez imprópia.
-¡¡Hermione!!-gritó Draco mientras le alcanzaba
Cuando llegó a su lado ya no pudo hacer nada pues la castaña estaba muerta.
-Me has decepcionado Draco...
Draco giró su cabeza mientras de sus ojos escapaban dos gruesas lágrimas mientras a simples metros se formaba la figura de Voldemort, que le miraba con decepción mientras mantenía la varita levantada apuntándole.
-Me has traicionado por una asquerosa sangre súcia...Eras mi mano derecha...
-¡¡Le has matado!!-gritó con fúria Draco mientras sacaba su varita
-Simplemente se trataba de una asquerosa sangre súcia-dijo Voldemort con asco mientras miraba el cuerpo inerte de la castaña
Draco se puso en pie con repidez, levantó la varita y apuntó al que durante tantos años había sido su maestro.
-¡¡Avada Kedavra!!
El rayo atravesó el cuerpo de Voldemort sin causarle ningún tipo de daño. Draco lanzó su varita al suelo y corrió hasta donde se encontraba el hombre. Se lanzó sobre él intentando golpearle pero atravesó su cuerpo callendo justo al otro lado de la habitación en la que se encontraba. Voldemort giró sobre sus talones y observó a Draco mientras sonreía con maldad.
-Te has vuelto un ser débil e inservible...ella te ha cambiado...ya no eres nadie...
La oscuridad volvió a invadir el lugar.
-¡¡Basta!!
-Te he mostrado el futuro...
-¡¡Jamás permitiré que ella muera!!-gritó Draco-¡¡¿Me has oido?!!
-¿Qué serías capaz de hacer para que ella no muriese?
-Cualquier cosa-aseguró Draco mientras sus ojos se volvían vidriosos. Jamás había llorado y jamás lo haría.
-¿Estas seguro?
-Por supuesto
Un breve silencio volvió a invadir el lugar hasta que la voz volvió a hablar
-Aléjate de ella...solo así podras salvarla...

-¿Draco que ocurre?-dijo Hermione mientras de sus ojos escapaban varias lágrimas-¿Qué es lo que pasa?
-¿Hermione?-preguntó el rúbio mientras observaba a la castaña, que se encontraba tumbada debajo de él-¿Qué...qué ha pasado?
Parecía que el tiempo no hubiese pasado, era como si núnca se hubiese marchado de la habitación, como si nada hubiese cambiado...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:05 pm

-¿Cómo que qué ha pasado?-preguntó la castaña mientras Draco se quitaba de encima suya y se acomodaba a su lado mientras miraba a la chica con cierto nerviosismo-Draco...¿Porqué te dolía la marca? ¿Él te estaba llamando?
Draco se tocó la frente y bufó mientras empezaba a creer que todo lo que instantes había ocurrido habían sido simplemente imaginaciones suyas.
-No era él...-contestó mirando a la castaña, que se encontraba recostada a su lado mirándole con preocupación
-¿Y entonces porqué te dolía la marca? ¿Porqué se a tornado de ese color?-preguntó la chica limpiandose las lágrimas que ante el susto habían conseguido escapar de sus ojos
-No era nada-dijo el chico sentandose en el borde de la cama de espaldas a Hermione
La castaña se incorporó y se arrodilló justo detrás del rúbio mientras le abrazaba y escondía su rostro en el hueco que había entre el hombro y el cuello del chico.
-A sido culpa mia-dijo Hermione besando la suave piel del chico mientras este cerraba los ojos y recordaba las palabras que ese hombre le había citado-Ron dijo que tardarías unos dos días en recuperarte por completo y ni siquiera ha pasado una hora desde que las heridas han cicatrizado. Debería haberte obligado a descansar y en vez de ello...
-Hermione, no ha sido culpa tuya-dijo el chico poniendose de pie y girándose para observar a la castaña, que le sonreía cariñosamente mientras también se ponía de pie-Bueno...quizá sí. Eres tan hermosa que no puedo evitar besarte en cada
instante-dijo rodeando la cintura de la chica mientras le atraía hacia él-No puedo guardar reposo si tu te encuentras a mi lado. Nadie podría resistir la tentación...-dijo besando con extrema dulzura a la chica, que no pudo evitar sonreir ante las palabras que el rúbio le había dedicado.
-Draco...-dijo Hermione separándose del chico-debes descansar.
Draco volvió a posar sus labios en los de la castaña mientras esta volvía a separarse.
-Draco no me obligues a hechazarte-dijo Hermione amenazando al chico mientras sonreía
-¿Es una amenaza?-preguntó Draco sonriendo mientras la chica caminaba hacia la puerta
-Es una advertencia-dijo Hermione mientras abría la puerta
-Núnca harías algo parecido-aseguró el rúbio mientras se tumbaba en la cama sin apartar su mirada de la castaña
-No estés tan seguro...-dijo finalmente Hermione mientras desaparecía tras la puerta
Draco se quedó algunos instantes más observando la puerta por la que la castaña había desaparecido y minutos más tarde el sueño le invadió.

Nuevamente entre la oscuridad del lugar apareció esa tenue luz y Draco temió lo peor.
-Otra vez no-pidió mientras cientos de luces de distintos colores nublaban su vista.
Cuando abrió los ojos pudo distinguir nuevamente esa imagen...Hermione se encontraba a pocos metros de él y le sonreía como siempre lo hacía, esa hermosa sonrisa que solo le dedicaba a él y ese precioso brillo en sus ojos que mostraba su amor hacia un ser tan frío como él. Entre sus brazos reposaba ese libro...ese libro que antaño había visto.
-¿Pero donde...donde te he visto?-se preguntó observando con exactitud su portada
La castaña apartó su mirada del rúbio y la posó en el libro mientras pasaba sus finos dedos por la vieja portada. Tras unos instantes, la chica finalmente abrió el libro y de su interior aparecieron cuatro rayos, uno verde, otro rojo, el tercero plata y el último oro. ¿Qué significaba aquello?
-Se que he visto esto antes...-dijo mientras intentaba recordar la escena
De repente el libro resvaló de las manos de la castaña y calló estruendosamente en el suelo. En ese instante un rayo atravesó el cuerpo de la castaña mientras Draco tragaba saliva y observaba la escena una vez más.
Entre la oscuridad distinguió la figura de Voldemort, que le miraba con decepción mientras mantenía la varita levantada apuntándole.
-Me has traicionado por una asquerosa sangre súcia...Eras mi mano derecha...Simplemente se trataba de una asquerosa sangre súcia-dijo Voldemort con asco mientras miraba el cuerpo inerte de la castaña-Te has vuelto un ser débil e inservible...ella te ha cambiado...ya no eres nadie...


Draco despertó sobresaltado al notar un fuerte dolor proveniente de la marca tenebrosa que reposaba en su brazo izquierdo.
Miró por la ventana de la habitación y se dió cuenta de que estaba amaneciendo. Al girar su rostro se dió cuenta de que Hermione no se encontraba a su lado y se levantó. Se dirigió con lentitud al cuarto de baño y se lavó al cara mientras pensaba en ese sueño...más bien en esa pesadilla. De repente la marca empezó a brillar y un fuerte pinchazo logró que el rúbio gimiese de dolor.
-No has seguido mi consejo...-dijo esa odiosa voz que el rúbio tanto repudiaba
-¿Pero cómo...?
-¿Cómo puedo comunicarme contigo?-dijo la voz mientras reía-Es fácil...a través de la marca tenebrosa. Los dos la tenemos...
-Entonces eres un mortio-dijo Draco mientras intentaba averiguar quien era el individuo que lograba ponerse en contacto con él
-Antaño lo fui...
-Entonces eres un hereje-dijo Draco con una media sonrisa mientras salía del cuarto de baño-¿A qué precio a puesto tu cabeza Voldemort?
-Voldemort no es una preocupación para mí-aseguró la voz mientras reía-En cambio si que lo es Hermione...
De repente la sonrisa de Draco se borró por completo.
-¿Te molesta que hable de ella? Solo velo por su seguridad...
-Pues no hace falta que te preocupes por ella porque ya estoy yo para protegerla, así que desaparece de una vez o te aseguro que...
-Draco, Draco, Draco...Tú eres mi única preocupación. Justamente eres tú la causa de la muerte de la castaña...tu eres el veneno que recore su sangre...eres el veneno que debo extirpar...Intenté que ella se alejase de tí, aunque mis intentos fueron en vano...
-¡¡Fuiste tú!!-dijo el chico con fúria mientras arrojaba una lampara al suelo rompiéndola en mil pedazos-¡¡Tú fuiste el que le hizo ver mi muerte!!
-Bravo joven Malfoy-dijo la voz mientras reía nuevamente-Ella decidió segur a tú lado, pero tú no vas a decidir lo mismo que ella...
-Jamás conseguiras separarnos-afirmó el rúbio
-Yo no estaría tan seguro...Te conozco a la perfección y se que finalmente seguirás mi consejo...
-¡¡Tú no me conoces!!
-Hazme caso...si sigues a su lado conseguiras que muera...Voldemort la encontrará. ¿Crees que no sabe que te has enamorado de una sangre súcia?
Draco se quedó en completo silencio.
-Lo sabe desde el principio...Sabe que ella es tu punto único punto débil...sabe que serías capaz de traicionarle por ella y jamás lo consentirá...La encontrará tarde o temprano y tú no podrás hacer nada por evitarlo...lo único que puedes hacer por ella es alejarte...Eres la mano derecha del Señor Tenebroso...Si vuelves a su lado podrás proteger a Hermione, podrás evitar su muerte...
-¡¡Cierra la boca!!
-No olvides lo que te he dicho...-dijo finalmente la voz
La puerta se abrió y por ella apareció Hermione con los ojos llorosos. La castaña corrió hacia los brazos de Draco y le abrazó con fuerza mientras lloraba como una niña pequeña.
-Hermione, ¿Que ha ocurrido?-preguntó Draco abrazando a Hermione
-No quiero hablar...d-de ello-dijo la chica mientras escondía su rostro
-¿Donde estabas?-preguntó cuando la castaña se tranquilizó un poco
-Ha-hablando con Ha-Harry y Ron-consiguió decir entre el llanto
-¡¿Te han hecho algo esos imbeciles?!-preguntó Draco con enfado mientras se separaba de la castaña y le miraba
-N-No...-dijo la castaña sin parecer convincente-Hemos estado ha-hablando de tí y...b-bueno...me han dicho cosas horribles y...
Draco la besó logrando que su llanto cesara y le abrazó mientras ella sonreía.
-Te quiero Draco...-dijo Hermione mientras Draco se quedaba en total silencio recordando las palabras de aquella voz...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:06 pm

-¿Draco ocurre algo?-preguntó Hermione separándose del rubio al notar la incomodidad de este
-Si. Ocurre-contestó sentándose en el borde de la cama mientras se tapaba el rostro con las manos y suspiraba
-Sabes que puedes contarme lo que sea, ¿verdad?-dijo la castaña arrodillándose en frente del chico mientras este apartaba las manos de su rostro y observaba a la chica de sus sueños
-Lo se-respondió Draco mientras se ponía en pie y esquivaba la mirada de la castaña
-Es por la marca tenebrosa, ¿Verdad?-dijo Hermione mirando con tristeza al chico-Se que él te ha estado llamando. Sabe lo nuestro, ¿No es así?
El rubio sonrió y miró a Hermione detenidamente. Quería recordarla hasta la eternidad. Quería recordar el sabor de sus labios, el color de sus ojos, cada una de sus curvas y su peculiar manera de hablar. Deseaba que ella no le odiase por lo que iba a hacer, quería que ella fuese feliz aunque fuese con otro hombre. Le amaba como jamás creyó amar a ninguna mujer y sabía a la perfección que su vida sin ella sería un total infierno, pero no le importaba.
-Siempre lo sabes todo...Siempre-dijo en un susurro Draco con una media sonrisa
Hermione sonrió y se lanzó a los brazos de Draco deseando que él le respondiese el abrazo, aunque no lo hizo.
-Draco. Se que te ocurre algo que no quieres contarme y solo te pido una cosa-dijo acariciando el rostro del rubio-Quiero que cuando estes preparado me lo cuentes
Draco se separó de la castaña y camino hacia la ventana observando el paisaje del lugar mientras cerraba los ojos y rodeaba la varita entre sus dedos.
-Draco...Sabes que te quiero ¿Verdad?-dijo Hermione abrazando al chico por la espalda
Tenía un mal presentimiento. Sabía que había algo extraño en el rubio y eso le aterraba.
-Lo se...-dijo Draco abriendo los ojos mientras apretaba con fuerza entre su mano la varita-Yo también te quiero.
Draco se giró y se puso frente a la chica que le miraba con temor mientras le sonreía con amargura. ¿Era posible que ella ya supiese lo que él tenía previsto?
-Eres lo más importante de mi vida-dijo Draco besando a la castaña dulcemente
Hermione correspondió el beso y, sin que Draco se diese cuenta, le cogió un pelo suyo y se lo guardó en el bolsillo. Cuando se separaron Hermione le sonrió tan dulcemente que Draco estubo a punto de hecharse atras pero no podía...Debía hacerlo.
La castaña se separó de él y caminó con paso firme hasta la mesita, abrió el cajón y rebuscó en él.
-Draco, ¿Sabes donde está pañuelo que me regalaste?-preguntó Hermione cogiendo una insignia de Draco en la que estaba dibujada una enorme serpiente verde esmeralda junto al escudo Malfoy
Draco caminó lentamente hacia ella con la varita en alto a la vez que Hermione escondía la insignia de Draco en su bolsillo. Hermione se puso en pie y respiró hondo mientras miraba a Draco, que se encontraba junto a ella mientras su varita acariciaba el cuello de la chica.
-Lo siento Hermione...-dijo Draco en un susurro mientras ella sonreía
-Te querré siempre Draco-dijo Hermione cogiendo la mano de Draco y sonriendo al chico
Draco respiró profundamente y miró por última vez esos ojos...ese brillo que sus ojos denotaban cuando le miraba a él y solo a él.
-¡Oblivate!
Todo se desvaneció ante ella como si de un simple sueño se tratase y lo último que pudo distinguir entre la oscuridad fueron unos ojos mercurio que le observaban con amor y tristeza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:07 pm

Despertó al escuchar el sonido de la lluvia a lo lejos. Le dolía terriblemente la cabeza y apenas podía ver con claridad.
-¿Donde estoy?-se preguntó mientras se tocaba la frente e intentaba vislumbrar a las personas que se encontraban a su lado
-¡Papa ha recobrado la conciéncia!-gritó una niña pequeña
-¡Oh, Dios Santo!-dijo un hombre de mediana edad mientras se acercaba a Hermione y le tocaba la frente-Menos mal. Creí que no saldría de esta señorita
-¿Ya se ha despertado?-dijo una mujer de unos treinta años mientras entraba en el cuarto en el que se encontraban-Gracias a Dios
Hermione observó con detenimiento el lugar en el que se encontraba y miró a las personas que se encontraban a su lado con temor. El cuarto en el que se encontraba era muy acogedor, aunque los muebles escaseaban y los decorados eran bastante sencillos.
-¿Donde...donde estoy?-volvió a preguntar la castaña esperando que alguien le respondiese a su pregunta-No recuerdo nada
-Estas en Londres, exactamente en Gray´s inn Road-contestó el hombre mientras miraba a la castaña de arriba a abajo-Eres bruja, ¿Verdad?
Hermione se quedó completamente paralizada ante la pregunta del hombre mientras la niña le miraba con una sonrisa y la mujer con temor.
-¿Cómo?-preguntó nerviosamente Hermione
-Soy un Squib-dijo el hombre observando a la castaña
Hermione bufó con tranquilidad y se llevó la mano al corazón.
-Si, soy bruja-contestó finalmente Hermione mientras la niña pequeña empezaba a saltar llena de alegría consiguiendo que la castaña sonriese
-Sally deja de hacer ruido-ordenó la mujer mirando a la niña con reproche
-¿En que bando estas?-preguntó el hombre mientras la mujer cogía a la niña en brazos y le abrazaba
-Soy auror-contestó la castaña levantándose de la cama mientras la mujer besaba a la niña con alivio y el hombre sonreía
-¡¿Eres un auror?!-preguntó la niña con entusiasmo intentando bajar de los brazos de su madre
Hermione sonrió y asintió mientras miraba a Sally con ternura.
-¿Cómo...cómo he llegado hasta aquí?-preguntó la castaña observando nuevamente el lugar
-Te encontramos cerca de la estación King´s Cros-dijo la mujer mientras se sentaba en una de las sillas del salón en el que se encontraban-Harold te reconoció en seguida gracias una insignia que encontramos en uno de tus bolsillos
Hermione alzó una ceja mientras miraba a la mujer completamente confusa ante la situación.
-¿Una insignia?-preguntó la castaña
-Si-contestó la mujer rebuscando en su bolso hasta que encontró lo que buscaba-Es esta
Hermione caminó con lentitud hacia la mujer, cogió la insignia entre sus finos dedo y la observó con detenimiento mientras pasaba su dedo índice por encima de la serpiente verde esmeralda que estaba dibujada junto a una gran "M".
-Esto no es mio-dijo mirando al hombre
-Estaba en tu bolsillo-volvió a repetir la mujer mirando a su marido
-¿Cómo te llamas?-preguntó la niña estirando por el pantalón a la castaña
Hermione se arrodilló ante ella y le sonrió con la dulzura que tanto le caracterizaba.
-Me llamo Hermione-respondió la castaña mientras observaba los ojos azules de la niña-Me recuerdas a alguien...Creo...
-¿De donde viene señorita Hermione?-preguntó Sally intentando ser lo más educada posible
-Yo...no...no lo se-contestó Hermione poniendose en pie mientras miraba a los presentes con tristeza
-¿No recuerdas nada?-preguntó Harold
-Recuerdo...recuerdo cosas sin importáncia-dijo Hermione sentándose en el sofá del lugar-Lo recuerdo todo...excepto el porqué estoy aquí y cómo he llegado. Recuerdo cosas que no tienen sentido...es cómo si se encontraran todas las imágenes de mi vida desordenadas en mi cabeza
Harold miró a su mujer temiendose lo peor y seguidamente se sentó junto a Hermione, que se encontraba en total silencio intentando recordar el transcurso de su vida.
-Creo que te han borrado la memória-dijo el hombre logrando que toda la atención de Hermione se posase en él
-¿Qué?-preguntó la castaña con una voz muy debil mientras su tez se volvía muy pálida
-A mi padre también le borraron la memória y tenía exactamente los mismos síntomas que tú. Lo siento mucho
Hermione cogió aire con recelo y se puso en pie mientras sus ojos se volvían vidriosos.
-¿Quién...para que querrían hacerme algo así?
-Cualquier mago-respondió con tristeza Harold mientras cogía a Sally en brazos-Son tiempos difíciles, aunque todos confiamos en que el gran Harry Potter consiga vencer al que-no-debe-ser-nombrado
-¡¡Harry!!-dijo Hermione cayendo en la cuenta de que no tenía ni idea de donde se encontraban sus amigos-Ron...
-¿Conoces a Harry Potter?-preguntó la mujer emocionada
-Si. Es uno de mis mejores amigos-respondió la castaña sin hacer demasiado caso a la emoción que la mujer mostraba-¿Donde deben estar?
-¡Usted forma parte del trío de oro!-dijo Harold cogiendo de las manos a Hermione
-¿Cómo sabe usted...que nos llaman el trío de oro? Era un simple mote de la escuela y...
-Todos saben quienes son el trío de oro-dijo Sally saltando emocionada encima del sofa-Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger, ¿Verdad?
Hermione observó a la niña completamente confundida ante la situación.
-Vuestras aventuras son contadas por todos los pueblos magicos que todavía no han caido en las garras de los mortios. Sois nuestra esperanza-dijo el hombre sonriendo con alegría-Rebecca ella es nuestra salvación
La mujer sonrió llena de esperanza.
-Voy a hacer la comida-dijo Rebecca saliendo de la habitación tras hacerle una leve reverencia a la castaña, que le miró extrañada
-¿Qué aventuras cuentan sobre nosotros?-preguntó Hermione llena de curiosidad
-Cuentan que junto a Harry el elegido y Ron el valeroso usted, Hermione la inteligente, lograron vencer a los mortios en varias ocasiones, mataron a una gigantesca serpiente de treinta metros de largo, detubieron al que-no-debe-ser-nombrado e hicieron un grupo llamado el Ejercito de Dumbledore para acabar con la oscuridad-contó el hombre mientras Sally miraba a Hermione con los ojos brillantes a causa de la emoción
Hermione sonrió y volivó a observar la insignia que reposaba entre sus manos.
-Eso fue hace mucho...ni siquiera recuerdo la mayor parte de cosas que he vivido durante los últimos meses...no se donde están Harry y Ron y ni siquiera se que significa esto-dijo observando la gran M y la serpiente que adornaban la insignia
-Quizá se trate de una pista-dijo el hombre observando el objeto con detenimiento-¿No le recuerdan a nada los símbolos?
Hermione se estrujó los sesos intentando recordar algo que le llevase hasta lo que buscaba. ¿Pero que era lo que buscaba exactamente?
-La serpiente es el símbolo de los Slytherins y, por lo tanto, de los mortios-dijo la castaña siguiendo con su dedo a la serpiente verde esmeralda que brillaba con intensidad ante el roce de su piel en la placa-Y la M...¿Qué puede significar?
-Quizá se trate de un lugar-dijo Harold mientras Sally miraba también la insignia
-O el nombre de un chico-dijo Sally riendo por lo bajo mientras observaba a Hermione, que miró a la niña durante algunos instantes con asombro
-Eso es...quizá se trate de un nombre. Quizá deba encontrar a la persona a la que le pertenece esta insignia para conseguir respuestas-se dijo a sí misma la castaña-A ver...nombres con la letra M que pertenezcan a mortios...Malcolm Harrison...Marcus Morrison...Martin Paget...Matthew Thomson...
-Lo mejor sería que los apuntases en una hoja-dijo Harold levantándose del sofa
Se dirigió hacia a uno de los muebles, abrió uno de los cajones y cogió un pergamino y una pluma.
-Muchas gracias-dijo Hermione mientras cogía lo que el hombre le ofrecía y empezaba a apuntar cada uno de los nombres en el pergamino
-¡A comer!-gritó Rebecca desde la cocina
-Será mejor que lo dejes para más tarde. Seguro que estas hambrienta y mi mujer cocina estupendamente-dijo amablemente Harold mientras obligaba a Sally a que fuese a lavarse las manos-Puedes quedarte el tiempo que haga falta
-Muchas gracias, pero no deseo ser un estorbo-dijo Hermione sonriendo avergonzada
-Para nosotros es un honor tenerte como invitada. Tienes las puertas de esta casa abiertas para todo lo que necesites-dijo finalmente el hombre mientras salía del salón
Hermione se quedó por algunos instantes en un estado de trance intentando encontrar respuestas a todas las preguntas que se agolpaban en su cabeza. ¿Cómo había llegado hasta allí? ¿A quien pertenecía esa insignia y porqué la habían encontrado en su bolsillo?
-Señorita Hermione, mama dice que no tarde en venir porque sino se le enfriará la comida-dijo Sally asomando vergonzosamente la cabeza por la puerta mientras observaba a la castaña con respeto y emoción
-Oh...lo siento-dijo Hermione con una sonrisa siguiendo a una alegre y orgullosa Sally hasta la cocina de la casa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:08 pm

Durante la comida todos fueron extremadamente amables con Hermione, cosa que ella agradeció enormemente.
-¿Has descubierto ya a que se debe la "M" de la insignia?-preguntó Rebecca mientras le colocaba un trozo de carne en el plato que reposaba en frente de la castaña
-Creo que se trata de un nombre...bueno, tampoco estoy muy segura de ello. Tan solo se que se trata de la insignia de un Slytherin-dijo desanimada Hermione
-¿Has pensado que también podría tratarse de una mujer?-preguntó Harold mientras se llevaba un trozo de carne a la boca
-Puede ser...-contestó con tristeza Hermione
-¿En el mundo mágico hay hadas, elfos y unicornios?-preguntó Sally cambiando radicalmente de tema
-Por supuesto-contestó la castaña-También hay sirenas, fantasmas y hombres lobo
Los ojos de Sally centellearon con ilusión mientras imaginaba cada una de esas maravillosas criaturas que Hermione le había nombrado.
-¿Núnca ha ido al mundo mágico?-preguntó Hermione extrañada
Rebecca negó con la cabeza mientras sonreía con tristeza.
-Por desgracia los poderes de Sally, si es que los tiene, todavía no se han manifestado-respondió la mujer mirando a su hija con cariño-Aunque todavía tenemos la esperanza
Un breve silencio se hizo en la sala mientras todos comían hasta que la voz de Hermione volvió a sonar.
-¿Cuantos años tienes Sally?
-Nueve y medio-contestó la niña orgullosa
-Vaya...si estas hecha ya toda una mujercita-dijo Hermione con una dulce sonrisa logrando que Sally sonriese feliz-¿Sabes cuando descubrí yo que era bruja?
Sally negó con la cabeza mientras la castaña sonreía.
-A los once años, cuando me enviaron a casa una carta de Hogwarts
-¿De verdad?-preguntó la niña mientras observaba a su heroina
-De verdad-contestó Hermione logrando que la ilusión que la niña mantenía no se desvaneciese
Un nuevo silencio se hizo en la cocina logrando incomodar a todos los presentes excepto a Harold, que parecía estar sumido en sus pensamientos.
-Hermione-dijo Harold llevándose la mano al mentón en una pose pensativa
-¿Si?
-No creo que sea importante pero...cuando encontré la insignia en tu bolsillo...bueno...también encontre un pelo, aunque no creo que tenga nada que ver-dijo Harold manteniendo una sonrisa en su rostro
-¿Todavía lo tienes?-preguntó Hermione levantándose de la mesa con rapidez
-Lo siento pero...no creí que fuese importante-dijo el hombre mirando a la castaña con arrepentimiento
Hermione cerró los ojos y suspiró con fuerza.
-Un pelo...y una insignia...¿Qué significa?-se dijo a sí misma la castaña mientras Sally le observaba con admiración-Cabe la posibilidad de que ese pelo le pertenezca a la persona poseedora de la insignia
-Es lo más seguro-dijo el hombre
-¿Recuerdas el color del cabello?-preguntó Hermione abriendo los ojos
-Era un color...amarillo...-dijo el hombre mientras intentaba visualizar en su mente el color del pelo que había encontrado
-Era rúbio platino-respondió Rebecca mientras miraba a su marido dibertida-Harold nunca ha sido bueno para los colores
-Rubio platino...-repitió en un susurro la castaña mientras intentaba recordar a las personas que conocía con los cabellos rubios-Malfoy...-susurró Hermione con asco mientras recordaba a esa temible y odiosa familia
El tenedor que Rebecca mantenía sujeto en su mano cayó al suelo estruendosamente provoocando que todas las miradas se centrasen en ella.
-¿Ha-has dicho...Ma-Malfoy?-pregunto la mujer mientras su piel empalidecía
-Si. ¿Ocurre algo?
-Los Malfoy mataron a mis suegros hace poco más de un año-dijo Harold con tristeza al recordar el suceso
-Lo siento mucho-dijo Hermione mirando a la mujer con compasión
-Gracias-dijo Rebecca sonriendo debilmente mientras sus ojos se volvían cristalinos-¿Crees que ellos pueden estar detras de todo esto?
-Si...estoy casi segura. Necesito encontrarlos...-dijo en un susurro-Necesito ir al Callejón Diagón. Allí podré encontrar información a cerca de los Malfoy
-¡¿Puedo ir?!-preguntó emocionada Sally mientras se levantaba de la silla
-Sally para de decir tonterías-dijo Rebecca mirando a su hija con enfado-No molestes a la señorita
Sally frunció los labios con enfado mientras miraba a su madre.
-¡Porfavor papa!
-No Sally-contestó Harold mientras se levantaba de la mesa
-¡Quiero ver hadas, duendes y sirenas!-gritó la pequeña con enfado mientras sus ojos se empañaban
-Quizá...puedas ayudarme-dijo Hermione mirando a Rebecca y a Harold-Necesitaría que me hicieseis un gran favor-pidió la castaña-Necesito que dejeis que Sally venga conmigo para hacerla pasar por mi hija. Necesito pasar desapercibida. Soy un auror muy buscado en el mundo mágico y estoy segura de que en mi camino me encontraré con muchos enemigos pero quizá Sally consiga despistarles.
-Yo...no estoy segura de que...bueno...no se si es una buena idea
-Esta bien-dijo el hombre interrumpiendo a su mujer-Si Sally puede servirte de ayuda lo mejor es que vaya contigo
-Pero Harold...
-Juro que le protegeré con mi vida. No le va a pasar nada malo. Lo juro-dijo Hermione mientras Sally gritaba y saltaba de alegría
Rebecca bufó y asintió sin tener otra alternativa.
-Muchísimas gracias-dijo Hermione cogiendo a Sally en brazos y abrazándole-Debemos partir ya. Esta noche estaremos de vuelta, lo prometo Rebecca
La mujer se levantó de la mesa con una sonrisa pintada en su rostro y abrazó a su pequeña.
-Obedece en todo momento a Hermione, no te alejes de ella, ten cuidado con los desconocidos...
-¡Mama eso ya lo se!-dijo la niña soltándose del aprisionador abrazo de su madre
-No te preocupes Rebecca. Hermione le protegerá-dijo Harold abrazando a su mujer con cariño
-No se cómo agradeceros vuestra amabilidad-dijo Hermione con una sonrisa mientras caminaba hacia la salida del lugar
-¡Adios papis!-gritó Sally mientras salía de la casa con una sonrisa de oreja a oreja
-¡Se buena!-dijo finalmente Rebecca antes de que la castaña y su hija desapareciesen del lugar
Caminaron con rapidez por las múltiples calles de Londres mientras Hermione observaba constantemente a su alrededor para asegurarse de que no les siguiesen.
-¿Donde vamos Señorita Hermione?-preguntó Sally cuando pararon en frente de un diminuto y mugroso bar llamado "El Caldero Chorreante".
-Sally escuchame con atención-dijo la castaña arrodillándose en frente de la niña-A partir de ahora debes llamarme mama. Cuando crucemos esa puerta las cosas cambiarán drásticamente. No hables con nadie, no observes con detenimiento a nadie y no te separes de mi lado. Es un mundo peligroso así que deberás obedecer todo lo que te mande, ¿Entendido?
Sally asintió con nerviosismo mientras Hermione volvía a ponerse en pie.
-¿Preparada?-preguntó la castaña mirando a la pequeña mientras le sonreía con dulzura-No tengas miedo.
Hermione cogió fuertemente a Sally de la mano y abrió la puerta del bar provocando que un fuerte olor a wisky inundase sus fosas nasales. En el recinto a penas habían unas quince personas cubiertas por capas que ocultaban sus rostros.
-¿Qué quieres?-preguntó con grosería el camarero mientras observaba a Hermione con detenimiento, aunque la capa que llevaba puesta tapaba parte de su rostro
Sally se abrazó a la pierna de Hermione mientras escondía su rostro a causa del miedo.
-Vamos al Callejón Diagón-respondió Hermione cogiendo a Sally en brazos mientras entraba en una pequeña sala en la que no había nada más que cuatro paredes hechas de ladrillos-¿Estas bien Sally?
Sally se bajó de los brazos de la castaña mientras le miraba con temor.
-Lo siento...-dijo Sally mientras desviaba su mirada de la castaña
Hermione sonrió y se arrodilló para quedar a la misma altura que la niña.
-No debes pedirme perdón Sally-dijo Hermione dulcemente mientras abrazaba a la pequeña, que se aferró a los brazos de la castaña-Es normal que tengas miedo. Pero debes recordar que a mi lado estas a salvo, ¿De acuerdo?
Sally asintió mientras Hermione se separaba de ella manteniendo una sonrisa.
-Es hora de viajar al mundo mágico-dijo la castaña sacando su varita mientras se ponía en pie
Tras golpear estratégicamente agunos ladrillos de las paredes un arco de piedra apareció ante sus ojos y, tras cruzarlo llegaron a una calle plagada de gente que conversaba alegremente mientras miraba con detenimiento las tiendas del lugar.
-Guau...-dijo Sally observando con fascinación el lugar mientras Hermione no podía evitar sonreir divertida
-¡¡Mirad es la nimbus 2010!!-dijo un chico de unos 12 años mientras llamaba a sus amigos
Sally miró con curiosidad la escoba que el chico señalaba y miró a Hermione buscando algún tipo de respuesta.
-La Nimbus 2010 es la escoba más rápida diseñada hasta ahora-comentó la castaña observando la elegante escoba a través del vidrio del escaparate
-¿Más rápida?-preguntó con incredulidad Sally-A mama le gustaría. Podría limpiar super rápido mi cuarto
Hermione rió ante el comentario y siguió caminando hasta llegar a uno de los callejones más peligrosos del lugar, El Callejón Knockturn.
-No me gusta este sitio-dijo Sally aferrándose a la capa de Hermione mientras atravesaban un lúgubre callejón lleno de tiendas que no le gustaron en absoluto
-Ahora debes permanecer en silencio-ordenó Hermione mientras se paraba en frente de una gigantesca tienda llamada "Borgin y Burkes".
En la puerta del lugar había una inscripción que decía: "Ofrecemos un servicio confidencial de valoración de artefactos antiguos y poco comunes provenientes de las mejores familias de magos. Aceptamos objetos malditos y con conjuros. Discreción garantizada"
-Esto es lo que estaba buscando...-se dijo a sí misma Hermione mientras Sally le observaba confusa
Cuando la castaña abrió la puerta sonó un escalofriante timbre que hizo que Sally pegase un sonoro grito.
-¡¿Quién hay ahí?!-preguntó un hombre de aspecto sombrío mientras miraba a las intrusas con desconfianza
-Buenos días-dijo Hermione caminando con firmeza y elegancia hacia el mostrador seguida por Sally, que miraba aterrada el lugar
-¿Quien es usted?-preguntó intentando ver el rostro de la castaña que permanecía casi por completo cubierto
-Mi nombre no puede ser pronunciado en su lengua-dijo Hermione misteriosamente mientras el dependiente sonreía dejando ver sus desgastados dientes
-¿Y que desea exactamente?
-Información-respondió secamente la castaña
-¿Información?-repitió el hombre sonriendo-No creo que en ese campo pueda serle de mucha utilidad
Hermione sacó con agilidad la varita apuntando al hombre mientras le lanzaba la insignia encima del mostrador. El dependiente no pareció asustado ante la amenaza de la chica pero si que miró la insignia con un extraño brillo en sus ojos.
-Está fabricada con auténtico fuego de dragón y lágrimas de fénix-dijo con emoción el hombre mientras pasaba sus largos dedos una y otra vez por la insignia-Se trata de una pieza única fabricada para la familia Malfoy
-Por eso mismo he venido-dijo Hermione quitándole de las manos la insignia-Quiero información a cerca de los Malfoy
-¿Qué clase de información?-preguntó el hombre con una sonrisa
-Necesito averiguar donde viven y donde suelen acudir los miembros de la familia Malfoy
El hombre se pasó la mano por la barbilla y rió.
-El paradero de los Malfoy es imposible de averiguar. Sus movimientos son ágiles y silenciosos. Nadie sabe donde viven o que lugares frecuentan
-¡Crucio!-gritó Hermione haciendo que el hombre cayese al suelo mientras gritaba y se retorcía de dolor-¿Va a decirmelo ahora?
El dependiente se levantó con dificultad del suelo y miró con temor a la castaña mientras comprendía que se trataba de un ser fuerte.
-Suelen acudir a Cabeza de Puerco tanto Narcisa como Lucius, aunque el hijo de los Malfoy es dificil de localizar. Se dice que frecuenta un bar llamdo Lúgubre Snifrot, localizado en el otro extremo de este callejón-dijo con rapidez el hombre-Aunque le aseguro que nadie sabe donde vivien
-Gracias por la información-dijo Hermione sonriente mientras salía de la tienda cogida de la mano de Sally, que le miraba con asombro tras ver lo que le había hecho a ese horrible hombre-¿Estas bien Sally?
Sally asintió mientras miraba a la castaña con los ojos llenos de lágrimas que luchaban por poder escapar. Hermione se quitó la capucha y miró con dulzura a la niña, que se abalanzó a sus brazos mientras lloraba de miedo.
-Ya paso...-dijo Hermione cogiendola en brazos mientras caminaba hacia la salida del callejón, pero unas conocidas voces provocaron que se girase con rapidez
-¿Hermione?
La castaña se giró para averiguar quien era el hombre que le había llamado y sus ojos se tornaron cristalinos al averiguar que sus dos mejores amigos se encontraban a unos diez metros de ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:09 pm

-¿Ha-harry...Ron?-preguntó Hermione con los ojos abiertos de par en par
Ron corrió hacia la castaña y al darse cuenta de que llevaba en brazos a una niña paró de seco a unos dos metros de ella.
-¿Quienes son estos hombres mama?-preguntó Sally mirando a los chicos con desconfianza mientras se aferraba a la castaña
-¿Mama?-preguntó Harry con incredulidad mientras Ron abría la boca de par en par logrando que Hermione empezase a reir
-No os preocupeis. No es mi hija-dijo la castaña mientras su risa amainaba
Ron se llevó la mano al corazón y suspiró aliviado mientras Harry sonreía.
-Menos mal...-dijo Ron mientras miraba a la niña
-¿Menos mal?-preguntó la castaña divertida
-Menos mal que estas bien-dijo Harry mirando a Ron-Es lo que querías decir, ¿verdad Ron?
-¿Eh?...claro-dijo el pelirrojo cayendo en la cuenta de que habían encontrado tras una larga búsqueda a la castaña-¡¿Donde te metiste?!
Hermione miró a Ron sin entender las palabras de este y seguidamente observó a Harry.
-¿De qué habla?-preguntó Hermione mirando a Harry
-Ron quería decir que...bueno...¿Donde te despareciste con Bellatrix?-dijo Harry como si fuese obvio-Estabamos preocupados por tí, aunque veo que saliste triunfante
-¡Deberías haber regresado cuando venciste a Bella!-dijo Ron mirando a la castaña con reproche
-Chicos yo..no se...de que me estais hablando-dijo Hermione confusa mientras miraba a sus amigos
-¿Cómo que no lo sabes? Si...si ocurrió ayer-dijo Harry mirando con preocupación a la castaña-Estabamos luchando contra los mortios y bueno...Bella intentó escapar, pero en el mismo momento en el que se desaparecía tú le agarraste del brazo y os desaparecisteis juntas.
Hermione miró con seriedad a sus amigos y abrazó a Sally, que seguía temerosa ante la presencia de los chicos.
-Chicos...creo que...creo que alguien me ha borrado la memoria
Ron se quedó completamente paralizado mientras Harry miraba a la castaña sin poder creer lo que esta acababa de decir.
-Los padres de esta niña me encontraron cerca de la estación King´s Cros , me llevaron a su casa y me cuidaron hasta que volví a recobrar la conciencia. Cuando desperté no recordaba nada de lo que había sucedido en los últimos meses.
-No...no es posible...-murmuró Ron mientras apretaba los puños
-Deberiamos marcharnos de aquí-dijo Harry observando su alrededor-No es un buen lugar para hablar sobre este asunto.
-Seño...mama-dijo Sally frotándose los ojos-¿Podemos volver a casa? Tengo sueño...
-Claro Sally. Seguidme-respondió Hermione caminando hacia el callejón Diagón seguida por sus amigos
Caminaron hasta llegar al Caldero Chorreante, donde varias cabezas se volvieron para observar a los tres amigos mientras susurraban por lo bajo palabras intengibles. Tras cruzar la puerta que daba a una de las múltiples calles de Londres caminaron durante un cuarto de hora hasta encontrar finalmente la casa que buscaban. Hermione llamó al timbre y tras esperar unos segundos una mujer de mediana edad de cabellos rubios y ojos azules abrió la puerta.
-¡Sally!-dijo Rebecca cogiendo de los brazos de Hermione a su hija mientras le abrazaba-Cariño...estaba muy preocupada...¡Harold!
Un hombre de unos cuareinta y pocos años apareció detras de la mujer manteniendo una sonrisa de par en par.
-¿Cómo se ha portado este diablillo?-preguntó Harold besando la frente de Sally
-Ha sido muy buena-respondió la castaña-Y muy valiente
Sally sonrió, se bajó de los brazos de su madre y empezó a saltar emocionada-¿Sabes que mami? He visto una escoba que limpia muuuuuuuuuy rápido
-¿De verdad?-dijo Rebecca sonriendo mientras caminaba hacia la cocina para prepararles a los invitados algo de comer seguida por Sally
-Pasad, pasad-dijo Harold cediendoles el paso a los chicos-¿Has encontrado lo que buscabas?
Hermione sonrió debilmente y siguió a Harold hasta el salón. Los tres amigos se sentaron en el sofá mientras Harold se sentaba en una butaca mirando a la castaña.
-¿Quienes son tus amigos?-preguntó el hombre mirando a los chicos de arriba a abajo
-Oh, siento no haberme presentado-dijo Harry rascándose nerviosamente la cabeza-Soy Harry, Harry Potter y mi amigo...
-Ron Weasley-respondió Ron interrumpiendo al pelo azabache
-¡¡Rebecca!!-dijo Harold poniéndose en pie mientras miraba a los chicos con incredulidad-Es un placer conocerles
Hermione rió al ver la cara de sus amigos observando al hombre.
-¿Qué ocurre Harold?-preguntó Rebecca apareciendo en el lugar seguida por Sally
-¡Son Harry El Elegido y Ron el Valeroso!-dijo Harold sonriendo mientras Rebecca abría la boca de par en par
-Es un placer tenerlos aquí-dijo la mujer haciendo una pequeña reverencia
-Es tarde...Deberíamos irnos-dijo Ron mirando el reloj de muñeca muggle que Hermione le había regalado años atras
-¡No por favor!-dijo Harold haciendo que el pelirrojo volviese a sentarse en el sofá-Esta noche descansareis aquí, debeis estar agotados
-Harold no queremos ser una molestia-dijo Hermione poniéndose en pie
-No lo sois en absoluto. De hecho insisto en que os quedeis esta noche. Podreis marchar mañana temprano si lo deseais pero es peligroso salir a estas horas a la calle.
-Bueno...si insiste...-dijo Harry con una sonrisa
-Harry deberiamos marcharnos. Debemos capturar a Bellatrix-dijo Ron
-Podemos seguir con su búsqueda mañana-dijo Harry mientras se sentaba en una silla en frente de la mesa de roble en la que Harold se encontraba sentado
-Esta bien...-contestó con resignación el pelirrojo mientras se sentaba al lado de Harry
-La cena estará lista en unos diez minutos-dijo Rebecca saliendo del salón mientras Sally miraba a los chicos con desconfianza
-Sally, ¿Te pasa algo?-dijo Hermione levantándose del sofá-Ven conmigo
Sally miró con seriedad a los chicos, corrió hacia los brazos de Hermione y escondió su cabeza entre ellos.
-¿Tienes vergüenza?-preguntó la castaña con una sonrisa mientras cogía a la niña en brazos
Sally negó con la cabeza y se abrazó a Hermione con fuerza mientras esta se sentaba en la silla que había en frente de Harry y Ron.
-Hermione...-dijo Ron mientras la castaña le hacía cosquillas a Sally y esta reía exageradamente
-¿Sí?-dijo la castaña con una sonrisa mientras abrazaba a la niña entre sus brazos
-Deberíamos hablar-dijo sériamente el pelirrojo mientras Hermione adoptaba un semblante serio
-Lo se...¿Pero de qué quieres que hablemos? Ya os he dicho que no recuerdo nada-contestó Hermione sin mirar a sus amigos
-Hermione no te preocupes-dijo Harry mirando a su amiga con una tímida sonrisa-Te ayudaremos a recobrar la memória
Hermione asintió y besó la frente de la niña.
-Cuando ellos me encontraron...-dijo la castaña cogiendo la insignia que descansaba en su bolsillo-Llevaba esto en mi bolsillo
Hermione le mostró la insignia a sus amigos y estos la observaron con detenimiento.
-Pertenece a los Malfoy-dijo Harry mirando a su amiga con curiosidad-¿Cómo...?
-No lo se-respondió Hermione escondiendo nuevamente la insignia en el bolsillo derecho del pantalón
-Quizá le pertenezca a Bella-dijo Ron sin darle demasiada importáncia al asunto-Quizá se la quitaste en la pelea
-No se porqué, pero no creo que...creo que esta insignia no pertenece a Bellatrix-dijo la castaña recordando el pelo rúbio platino que Harold había encontrado en el bolsillo de su pantalón
-¿Y quien crees que puede estar detrás de todo esto?-preguntó Ron
-Ya está la cena-anunció Rebecca entrando en el salón con una olla entre las manos
-Dejalo Ron, solo se trata de una intuición-respondió Hermione mientras Rebecca le servía un plato de sopa de pollo y pasta
-Sally debes irte a dormir-dijo Rebecca mientras se sentaba al lado de Hermione
-Jooo...mama...
-Nada de mama. A la cama-dijo la mujer besando a su hija en la mejilla mientras esta fruncía los labios
-Yo...bueno, si no os importa me gustaría poder retirarme a dormir-dijo la castaña observando el delicioso plato que descansaba en frente suya-La verdad es que no tengo apetito
-Sígueme. Te llevaré hasta tu cuarto-dijo Rebecca poniéndose en pie a la vez que la castaña
Las tres chicas caminaron por el pasillo de la entrada y entraron en la segunda puerta de la derecha que daba a una habitación.
-Espero que no te importe dormir con Sally-dijo la mujer acostando a la niña en una de las camas de la habitación
-Por supuesto que no-dijo Hermione observando el cuarto de la niña-Me encanta este lugar
-Mama no tengo su-sueño...-dijo Sally bostezando mientras se ponía el pijama
Rebecca sonrió, tapó a Sally con el hedredón y besó su frente.
-Esta es tu cama-dijo la mujer señalando la cama que había al lado de la de Sally-Te he dejado un pijama debajo de la almohada
-Muchas gracias-dijo Hermione sonriendo mientras Rebecca salía de la habitación deseándole las buenas noches
Cuando solo se encontraban Sally y ella en el cuarto, Hermione sacó la insignia de su bolsillo y se sentó en la cama observando cada detalle del objeto. ¿Porqué tenía el presentimiento de que un Malfoy muy conocido por ella estaba detrás de todo ese túrbio asunto?
-¿No tienes sueño?-preguntó Sally observando a la castaña
Hermione alzó la vista y observó a la niña mientras dibujaba una sonrisa en su rostro.
-No mucho-respondió la castaña volviendo a posar sus pupilas en la insignia
-Mama me ha contado que la familia Malfoy es muy rica y famosa-dijo Sally sentándose en el borde de la cama-¿Es verdad?
-Por desgracia si, aunque también son muy poderosos-dijo Hermione dejando la insignia encima de la mesita
La castaña se puso el pijama y se tumbó encima de la cama mientras Sally cogía la insignia entre sus manos.
-¿Porqué la serpiente parpadea?
Hermione miró a Sally con extrañeza mientras se sentaba en el borde de la cama,
-¿A qué te refieres?-preguntó la castaña mientras Sally le daba la insignia-¿Pero qué...?
La serpiente dibujada en la insignia brillaba y parpadeaba cada vez más pausadamente.
-¿Porqué hace eso?-preguntó Sally sentándose junto a Hermione
-Creo...creo que se trata de una especie de localizador-dijo la castaña levantándose con rapidez para dirigirse hacia la ventana del lugar
Al mirar al exterior no vió nada más que la luz de las farolas que alumbraban la oscura calle y al observar nuevamente la insignia que mantenía cogida con firmeza en su mano derecha se dió cuenta de que la serpiente había dejado de parpadear.
-¿Qué ocurre?-preguntó Sally observando la rapidez con la que la castaña se vestí
-Quizá pueda encontrar al poseedor de la insignia.
-Quiero ir contigo
-No. Es demasiado peligroso-dijo Hermione abriendo la ventana de la habitación-¡Accio escoba!
A la lejanía Sally vió una deslumbrante escoba que llegó hasta las manos de la castaña.
-Porfavor-rogó la niña mientras abrazaba a la castaña
-Te necesito aquí Sally. Necesito que me cubras hasta que vuelva-dijo Hermione colocándose entre las piernas la escoba-Nadie debe averiguar que me he ido, ¿Entendido?
Sally asintió con resignación y abrazó a la castaña.
-Cuento contigo-dijo antes de emprender el vuelo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 5:10 pm

Recorrió volando casi todo Londres pero, para su desilusión, no encontró el menor indicio de vida en las calles de la ciudad.
-Vamos...Se que estás cerca...-dijo mientras miraba la la serpiente deseando que empezase en cualquier instante a parpadear-Vamos...Por favor...
Tras más de diez minutos mirando fijamente la insignia, que reposaba en su mano, desistió y decidió aterrizar en un parque que se encontraba muy cerca del "Caldero Chorreante".
Observó el lugar y sonrió con añoranza, pues en su infancia casi todos los dias había ido a ese lugar a leer en paz.
-Cuanto tiempo...-comentó mientras pasaba las yemas de sus dedos por los viejos columpios que se movían al compás del viento
Durante varios minutos su vida giró en torno al pasado, conservando en su mente los viejos tiempos y los recuerdos casi marchitos que divagaban sin ningún orden en su cabeza, hasta que un escalofrío que recorrío su espalda consiguió que volviese a la realidad.
Con cuidado y desmsurado disimulo intrudujo su mano en en bolsillo del pantalón y se aferró a su varita. Notaba una preséncia cerca de ella pero no podía identificar el lugar del cual provenía esa extraña sensación al ser observado.
Sin levantar sospechas se sentó en el columpio y se balanceó como si nada le preocupase, cómo si no se hubiese dado cuenta de que alguien le observaba.
-¡Lumos!-gritó apuntando detras suya mientras se ponía en pie
Detrás de ella apareció la figura de un hombre de baja estatura que reprimió un grito y salió corriendo al ser descubierto por la castaña, que le siguió a toda prisa por las calles de Londres.
-¡No huyas!-gritó la chica al ver cómo el hombre entraba en el "Caldero Chorreante" y, seguidamente, ella hizo lo mismo.
Dentro de aquel tuburio sólo podían escucharse las risas exageradas de algún que otro grupo de magos encapuchados o el susurro de aquellos que no querían que nadie escuchase su conversación.
Tras pegar un leve vistazo al lugar caminó hacia la única puerta que no daba al exterior y, tras golpear estratégicamente agunos ladrillos de las paredes, el Callejón Diagón se hizo paso ante ella.
La gente del lugar reía y conversaba animadamente mientras miraba los deslumbrantes escaparates que decoraban las tiendas del lugar.
-Disculpe-dijo la castaña llamando la atención de una joben que hablaba con un amigo-¿Ha visto por aquí a un hombre de estatura baja con el rostro encapuchado?
-Creo que no...lo siento-dijo la chica rúbia mirando a su acompañante-¿Tú has visto algo Paul?
-No estoy seguro si se refiere a él pero hace unos pocos minutos un hombre rechoncho ha pasado por aquí. Al paracer debía tener prisa porque ha empujado a una mujer y ni siquiera le ha pedido disculpas-dijo el chico con enfado mientras recordaba la mala educación del hombre
-¿Podrías decirme por donde ha ido?-dijo la castaña poniéndose de los nervios ante la lentutud del chico
-Creo...pero no estoy demasiado seguro...Yo diría que se ha ido por allí...Si, estoy casi seguro de que ha entrado en el Callejón Knockturn
-Muchísimas gracias-dijo Hermione corriendo hacia el lugar que el chico le había indicado
Corrió cómo si la vida le fuese en ello por las oscuras calles del callejón hasta que, finalmente, encontró al hombre intentando coger aire apoyado en la pared de una de las casas del lugar pero, al darse cuenta de la preséncia de la castaña, este volvió a retomar la carrera.
-¡Levicorpus!-gritó Hermione apuntando al hombre, que se elevó dos palmos del suelo y quedó colgado por el tobillo boca abajo haciendo que su varita cayese de su bolsillo
-¡No me mates por favor!-dijo el hombre mirando a la chica con temor mientras esta se aproximaba a él
-¿Porqué me estabas espiando?-preguntó la castaña mientras apuntaba al hombre con su varita
-Mi señor me lo ordenó
-¿Tú Señor? ¿A quién te refieres?
-No puedo desvelar su nombre
-¡Crucio!-dijo la castaña apuntando al hombre, que empezó a gemir de dolor-¿Ahora vas a decirmelo?
El hombre tragó saliva y miró a la castaña con terror.
-Si me dices su nombre te dejaré libre-aseguró la chica mientras deshacía el hechizo que le había hecho al hombre dejándole en el suelo-Te lo juro
El individuo se tocó las manos con nerviosismo.
-Mi amo es muy poderoso
-No te preocupes por eso. Puedo conseguir que en menos de dos horas te encuentres en cualquier otra parte del mundo.
-Bu-bueno...Mi amo es...es...
Pero justo en el momento en el que iba a nombrar al susodicho, un rayo verde apareció de la nada y atravesó su cuerpo acabando con su vida.
Hermione se llevó la mano al corazón y observó el lugar del que había provenido el fugaz rayo mortal y empezó a caminar con lentitud hacia una calle bastante estrecha tan solo iluminada por una farola.
-¡¿Quién hay ahí?!-dijo intentando que su voz no temblase, cosa que no logró-¡Respóndeme!
La nada invadía cada rincón del lugar y, tan solo los pasos de Hermione, conseguían romper en sepulcral silencio. Siguió caminando hasta llegar en frente de una gigantesca casa que parecía estar abandonada y, justo cuando iba a apoyar su mano en pomo de la puerta una voz muy familiar le llamó.
-¡Hermione, ¿Estas ahí?!
-¡¡Hermione!!-gritó Ron corriendo hacia la castaña mientras esta miraba la casa de arriba a abajo-¡Te hemos estado buscando!
Ron abrazó a la castaña por la espalda y besó su cuello cariñosamente haciendo que Hermione se separase rápidamente de él.
-¿Que te pasa Herm?-preguntó el pelirrojo con confusión
La castaña se tocó el cuello varias veces recordando borrosamente una imagen. Sabía que alguien le había besado anteriormente de esa manera, aunque el beso había sido mucho más pasional.
-¡Hermione!
-¡¡Harry, esta aquí!!-gritó Ron
De entre la oscuridad de una de las calles apareció un apuesto hombre de pelo azabache y ojos verde esmeralda que miró a la castaña con alivio y a la vez preocupación.
-¡Hermione no vuelvas a hacer nada parecido!-dijo Harry abrazando a su amiga, que no le correspondió el abrazo, pues estaba mucho más interesada en la ruinosa casa que había detrás de ella-¡Nos has dado un susto de muerte!
-Ya soy bastante grandecita para que os preocupeis por mí, ¿No creeis?-dijo la castaña mientras Harry se separaba de ella
-Herm, te han borrado la memória. Hubiese podido suceder una catástrofe-dijo Ron cogiendo a la chica de la mano-Volvamos
-No-dijo rotundamente la chica mientras se separaba del pelirrojo-Aquí dentro está la respuesta a todas mis preguntas
-Hermione basta. Se que es duro lo que te ha sucedido, pero para eso nos tienes a nosotrosn dos. Vamos a ayudarte, vas a recuperar la memória, no te preocupes-dijo Harry acariciando el rostro de la chica
Hermione negó con la cabeza y se separó del pelo azabache mientras sacaba la insignia de su bolsillo.
-Mira esto. Está parpadeando-dijo la castaña mirando la serpiente
-¿Y?-dijo Ron observando la insignia
-La sepiente actua como localizador. Se que aquí dentro se encuentra la persona que...
-Hermione esto te está afectando demasiado-dijo Harry cogiendo la insignia de las manos de la castaña, que le miró con confusión-Nosotros podemos rellenar todos los huecos de tú memória y acabaremos con Bellatrix
-No lo entendeis chicos...Cuando Ron me ha besado yo...yo...no sé explicarlo. He sentido una sensación extraña, cómo si con anterioridad me hubiesen besado de esa manera. ¿Cómo es posible? Yo núnca he tenido novio ni nada parecido...
-¿No le recuerdas?-dijo Ron mirando a Harry con preocupación
-¿A quien?-preguntó la castaña completamente confusa
-No creí que te hubiese afectado tanto...Estabas locamente enamorada de él-dijo Harry mirando a su amiga con pena
-¿De que estais hablando?
-Herm, hace unos dos meses te casaste con Victor Krum-dijo Ron haciendo que la castaña se quedase de piedra
-¿Co-Como?
-Estabais muy enamorados-aseguró Harry-¿No lo recuerdas?
Hermione negó con la cabeza y miró a sus amigos con temor.
-Mañana te llevaremos con él. Quizá si le ves recuerdes escenas que habeis vivido-dijo Ron cogiendo a la chica de la mano-Ahora será mejor que descanses
La castaña miró por última vez la casa abandonada sintiendo una extraña y agradable sensación y, seguidamente, se desapareció cogida de Ron.
En tan solo unos simples segundos Harry, Ron y Hermione se desaparecieron de la lúgubre calle del Callejón Knockturn y se aparecieron en el salón de una casa bastante peculiar que la castaña conocía a la perfección.
-¡¡Oh cielo!!-gritó una mujer de aspecto bonachón y pelo pelirrojo levantándose ágilmente del sofá en el que se encontraba a la espera de la llegada de los chicos-¡¡Hermione, querida!!
La mujer rechoncha corrió hacia la castaña y la abrazó con cariño mientras le besaba una vez tras otra las mejillas.
-Mama ya basta. Dejale respirar-dijo Ron con una sonrisa consiguiendo que Molly se separase de Hermione, que mantenía un semblante nervioso y cansado.
-Oh cielos, se van a poner tan contentos...¡¡Chicos Hermione ha vuelto!!-gritó la mujer mientras volvía a abrazar a la chica-Voy a hacerte algo para comer, te irá bien
-Gracias-respondió la castaña intentando sonreir, aunque le fue imposible
-¡¡Hermione!!-gritó una chica pelirroja entrando en el salón a la vez que Molly entraba en la cocina
-Hola Gin-dijo la castaña con cansáncio. Estaba muy feliz por el hecho de reencontrarse con los que consideraba su familia, aunque la verdad es que estaba demasiado cansada y deprimida cómo para seguir fingiendo que nada había cambiado en ella.
-Hemos estado preocupadísimos por tí. Sobretodo Victor-comentó la pelirroja mientras abrazaba a Hermione, que ni siquiera le correspondió el abrazo-¿Ocurre algo?-preguntó Ginny separándose de la castaña al ver la rigidez de esta
-¡¡Hermione, que alegría!!-dijo Arthur Weasley entrando en el salón seguido por Fred, George, Bill (los cuales mantenían una gigantesca sonrisa en su rostro) y un chico apuesto de aspecto estricto que la castaña no reconoció.
-¿Que pasó con Bellatrix?-preguntó Fred con ilusión
-¿La mataste?-preguntó esta vez George manteniendo su peculiar sonrisa al igual que su hermano
-Chicos no seais mal educados-dijo Bill mirando a sus hermanos con severidad-Estoy muy contento de volver a verte Hermione
-Igualmente Bill-respondió la castaña mientras se llevaba la mano a la frente y suspiraba con cansáncio
-¿No vas a decirrme nada?-preguntó el chico que Hermione no había reconocido manteniendo una sonrisa de oreja a oreja mientras abría los brazos esperando que la castaña le abrazase, cosa que no hizo.
-¿Quien...Quien eres?-preguntó Hermione observando al chico de arriba a abajo
-Herm, es Victor. Tu esposo-dijo Ginny cómo si fuese obvio consiguiendo que los músculos del rostro de la castaña se tensasen mientras Ron y Harry miraban con nerviosismo a los presentes y Víctor bajaba los brazos mientras observaba a su esposa.
-Chicos he hecho unas tortas con chocolate-dijo Molly entrando en el salón con una gran bandeja de metal en sus manos
-Mama deja eso en la mesa. Tenemos que deciros algo-dijo Ron consiguiendo que su madre le obedeciese al instante al ver la seriedad con la que su hijo le había hablado-Lo siento Hermione, pero no me imaginaba que estaría aquí-dijo el pelirrojo mirando a Víctor mientras la castaña miraba al moreno con desconfianza y miedo
-¿Qué ocurre?-preguntó Arthur mientras miraba a Hermione y a su hijo una y otra vez
-Es que...bueno...A Hermione...-dijo Ron mientras Harry se revolvía el pelo con nerviosismo
-Bellatrix le ha borrado la memoria a Herm y no recuerda nada de lo sucedido desde hace unos meses-dijo Harry de carrerilla intentando ayudar a su amigo
Todos los presentes se quedaron en un siléncio sepulcral mientras Ginny intentaba articular alguna palabra.
-N-No...No es posible...-consiguió decir Ginny finalmente
-Oh, querida...-dijo Molly tapándose la boca con las manos
-No te preocupes Herm-dijo George
-Nosotros te vamos a ayudar en lo que necesites-siguió Fred
-No necesito nada a parte de una cama en la que poder descansar-dijo la castaña manteniendo una sonrisa en su rostro.
-No hay prroblema. Volvamos a casa, allí podrras descansar-dijo Victor acercándose a la castaña, aunque ella se alejó de él al instante
-Mmm...Victor...creo que no lo has entendido pero...Hermione no te recuerda-dijo Ron cogiendo la mano de su amiga, ya que parecía que en cualquier momento iba a desmayarse ante la presión que estaba sintiendo
-No recuerda nada de lo que ocurrió en los últimos seis meses más o menos-dijo Harry mientras todos los presentes miraban con preocupación a Victor
-Tonterrias-dijo el chico con despreocupación acercándose a la castaña-Segurro que cuando volvamos a casa lo recuerrda todo
-No voy a ir contigo-dijo Hermione soltándose de la mano de Ron a la vez que se alejaba de su marido
-Cielo, debes ir con tu marido. Estarás mucho más segura en tu casa y quizá puedas recordar alguna cosa estando allí-dijo Molly mientras consiguiendo que los ojos de Hermione se bañasen en lágrimas
-¡No pienso ir con él!-gritó la castaña mientras las lágrimas escapaban de sus ojos-¡Ni siquiera le recuerdo! ¡No voy a irme a vivir con un completo desconocido!
-Herm no saques las cosas de quicio. Es tu marido-dijo Ginny intentando tranquilizar a su mejor amiga
-¡Él no es mi marido!-gritó la castaña señalando a Victor, que permanecía en una postura tranquila y sobervia
-Quizá lo mejor sea que hoy descanse aquí-dijo Bill mientras miraba a Victor
-No pienso perrmitir que se quede aquí con vosotrros-dijo Victor mirando a su esposa-Ella vendrrá conmigo. He estado días sin verrla y no pienso pasarr ni uno más sin ella
-No podemos obligarle-dijo Ron mientras Hermione se limpiaba las lágrimas que adornaban su rostro-Para ella esto ha sido un shock
-Parra mí también-dijo Víctor mirando con dureza al pelirrojo-Perro debe volverr con su marrido a su casa. La necesito a mi lado
-Hagamos una cosa-dijo Arthur intentando calmar el ambiente-Hermione esta noche dormirás aquí con nosotros, pero Víctor también se quedará contigo en la habitación del este. ¿Que os parece?
Hermione se tranquilizó un poco y se limpió nuevamente las lágrimas de su rostro.
-Porr mi está bien-dijo finalmente Víctor sin tener opción
Hermione le dirigió una mirada gélida a su marido y, seguidamente salió del salón con paso acelerado seguida por Ginny.
-No te preocupes Víctor. Deberás ser paciente y comprensivo con ella. Lo ha pasado muy mal-dijo Harry intentando animar a Víctor, aunque este no estaba en absoluto desanimado, de hecho, se encontraba poderoso. Por fín tenía a la mujer por la que tantos años había suspirado. Por fín tenía entre sus brazos a Hermione, su único y primer amor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Ago 13, 2008 6:15 pm

Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad Evil or Very Mad
ODIO A VICTOR KRUM!!
menudo aprovechado!! Pobre Herms!
pero... que les pasó a Harry y a Ron¿? Por qué ellos tampoco recuerdan nada¿? Y quien era ese hombre del callajon Nocktum¿? lo enviaba Draco, verdad¿? Y quien es ese viejo asqueroso que hizo que Draco se alejara de Hermione¿? y que significa la serpiente¿? va a hacer que encuentre a Draco, verdad¿? y cuando lo vea lo va a recordar todo, todo, verdad¿?
Por favoooor tienes que seguir pronto o morire!! te lo digo en serio!!
Puf, cuando lei el primer cacho de los nuevos que colgaste.... empece a dar saltos de alegria como loca en la cama!!! menos mal que Ginny los salvo!! y que bonitoooo!!
jo, y que cuca Sally!! me encanta!! jeje!! pero donde esta Luna¿? Ron ya no se acuerda de ella¿? y su hijita¿?
Y POR QUE TODOS LOS WEASLEY (Y HARRY) PIENSAN QUE HERMIONE ESTÑA CASADA CON EL ESTUPIDO DE VICTOR KRUM¿?!!¿?!¿?!¿!?
grrrr.... Evil or Very Mad como lo odio!!!
lo siento si te cae bien pero a mi (como ya abras supuesto) NO!!
anda porfa sigue pronto!! antes de que a tu fan nº1 le de algo!!!

BesazoOs!!*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:27 am

Sigues el otro y no este!?!? Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad

pooooooooorfaaa!! siguelo!!!
no nos dejes asi!!
quiero saber que pasa!!
=(

siguelo porfa!
unBesazoO de tu fan nº1!!*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:35 am

-¡¡Hermione espera!!-gritó Ginny persiguiendo a la castaña por el jardín de la casa-¡Por favor para!
Hermione aminoró el paso mientras se limpiaba las lágrimas a la vez que la pelirroja le alcanzaba.
-Hermione se que es duro pero...
-¡¡Tú no tienes ni idea!!-gritó Hermione con rábia-¡No sabes lo que es no acordarte de nada lo que has vivido durante medio año! ¡No sabes lo que es descubrir que estas casada con un hombre al que no conoces!
-Hermione...-susurró Ginny a la vez que abrazaba a su amiga consiguiendo que la castaña se tranquilizase-Lo siento...Si hubiese matado a Bellatrix nada de esto hubiese pasado. Pude hacerlo...pero tuve miedo...no tuve valor...-dijo sin poder reprimir por más tiempo las lágrimas
-Gin tú no tuviste la culpa...-dijo Hermione separándose del abrazo de la pelirroja mientras esta negaba con la cabeza
-Si que la tuve...iba a matarme...ella estaba a punto de matarme y yo no reaccioné...en-entonces tú le atacaste y cu-cuando iba a desaparecerse le cogiste del brazo y te desapareciste junto a ella-dijo de carrerilla
-Ginny jamás te culparé por lo que ocurrió-dijo Hermione tranquilizándose un poco mientras intentaba sonreir-Eres mi mejor amiga
-Y tú la mia Herm...-dijo casi en un susurro Ginny mientras se limpiaba las lágrimas
Durante unos interminables segundos permanecieron en silencio hasta que Hermione habló de nuevo.
-Gin...
-¿si?
-Yo...¿Era feliz con Víctor?-preguntó Hermione mirando a la pelirroja a los ojos mientras esta asentía
-Recuerdo con exactitud el día de tu boda-dijo Ginny sonriendo ampliamente-Estabas preciosa y se te veía tan feliz...De hecho ese mismo día anunciaste que esperabas quedarte embarazada lo antes posible. La verdad es que nos sorprendió mucho. Todo fue muy rápido entre vosotros dos. Todo un flechazo...por eso me cuesta creer que no le recuerdes. Estabas loca por él.
Hermione simplemente asintió y empezó a caminar hacia la casa dejando a Ginny sola.
Le costaba creer que tan solo hacía unos días su vida estaba estructurada, que estaba completamente enamorada de su marido y estaba planeando tener un hijo. Un hijo...Era imposible. Jamás había deseado tener hijos, por lo menos hasta cumplir los 23 años. Todavía era demasiado joven para eso. Siempre había querido vivir la vida lo máximo posible. ¿Cómo era posible que en menos de seis meses todo hubiese cambiado tanto?
-Herrmione-la llamó Victor desde la puerta del jardín haciendo que Hermione se pararse en frente de él a pocos metros
-Hola-dijo secamente la chica mientras desviaba la mirada de Victor
-Quierro hablar contigo a solas-dijo Victor acercándose a Hermione
-Yo no-respondió Hermione mirando a los ojos por primera vez al chico
-Se que no me recuerrdas
-Te equivocas. Te recuerdo perfectamente. Recuerdo a aquel Victor Krum que me pidió salir en cuarto-respondió la castaña mirando al chico con seriedad
-Perro las cosas han cambiado. Ahorra estamos casados. Ya no soy aquel chico de Hogwarrts. Ahorra soy tu marrido.
-Tú no eres mi marido-dijo Hermione mirando de arriba a abajo al chico
-Aunque no lo recuerrdes, sí que lo soy-dijo Víctor acercándose a Hermione que, por primera vez, no se alejó de él, sino que mantuvo el contacto visual mientras se cruzaba de brazos en una pose muy típica de ella
-Me encanta cuando haces eso-dijo el chico sonriente mientras observaba a la castaña-Es muy típico de tí ponerrte de esa manerra
Hermione se sorprendió ante el comentario y se le ocurrió la magnífica idea de hacerle preguntas personales a Víctor para averiguar si verdaderamente estaban casados.
-Lleguemos a un acuerdo-dijo la chica causando curiosidad en el moreno-Si eres capaz de responder correctamente todas las preguntas que voy a hacerte te creeré. Creeré que me casé contigo y que, por mucho que me cueste creerlo, te amaba.
Un leve silencio se hizo en el lugar hasta que la grave voz de Víctor se escuchó.
-De acuerrdo. Prregunta lo que quierras
-Veamos...¿Qué día nací?
-El 19 de Septiembre de 1980
Hermione se sorprendió ante la rapidez y seguridad que mostraba el chico pero, aun así no se dió por vencida. Sabía que había algo extraño en todo aquello e iba a averiguarlo.
-¿Tengo hermanos?
-No. Erres hija única
-¿De qué trabajan mis padres?
-Son dentistas
-¿Qué carreras he estudiado?
-Aurror y medimaga
-¿Soy animaga?
-No
-¿Qué tengo en el tobillo?
-Un tatuaje mágico de un águila blanca que sólo aparrece cuando estas feliz o emocionada. Te lo hiciste hace casi ocho meses porque Ginny te lo rregaló para tu cumpleaños.
-¿Cual es mi animal favorito?
-La nútrria y como animal mágico el unicorrnio. Crreo que lo estoy respondiendo todo bien. ¿No es así?-preguntó el chico con autosuficiencia
-¿Era feliz contigo?-preguntó repentinamente Hermione provocando el aturdimiento de su acompañante
-¿Cómo?
-Que si durante nuestro matrimonio fui feliz
-Crreo que sí. Por lo menos intenté que lo fueses. Incluso planeábamos tener un bebe, ¿No es de locos?
Hermione sonrió amargamente y desvió la mirada del chico intentando aclarar sus ideas. ¿Cómo era posible que Victor supiese tanto de ella? ¿De verdad se había casado con él? Todo era demasiado extraño. Todos le aseguraban el hecho de su matrimonio con Victor pero, por alguna razón había algo parecido a una espina clavada en su corazón.
-¿Ya estas convencida?-preguntó el chico cogiendo la mano de Hermione y acariciándola
La castaña notó ese leve cosquilleo en su mano y, sin saber exáctamente porqué, se sintió feliz. Esa sensación la había sentido más veces, podía recordarla a la perfección, pero no era la misma...era parecida pero no la misma.
-Si...-respondió suavemente la chica a la vez que Victor la abrazaba
-Te he echado de menos Herrmione...-susurró el moreno cerca del oído de la castaña
Otra vez esa sensación de paz le envolvía, pero nuevamente no era la misma. Sabía que todo lo que estaba sintiendo lo había experimentado anteriormente, pero no con Víctor.
-Víctor...
-¿Si?-preguntó el chico separándose de Hermione
-Antes de tí...¿Tube algun novio?
-No. Yo fui el único
Sabía que estaba mintiendo. Podía notarlo en su expresión. Los músculos de su rostro se habían tensado ligeramente, pero lo justo para que la chica se diese cuenta.
-¿Porrqué lo prreguntas?
-Por nada. Simple curiosidad-respondió Hermione fingiendo una sonrisa
Sabía que algo extraño estaba sucediendo a su alrededor. Sabía que había algo en su memoria que nadie era capaz de explicarle. Un sentimiento borrado de su memória pero que poco a poco iba recordando. Sólo era cuestión de tiempo que recordase aquello que tanto le corcomía por dentro.
-Es tarrde. Vamos a dorrmir-dijo el chico cogiendo a Hermione de la mano y arrastrándola hasta la entrada de la casa
La castaña se soltó del chico y miró a su alrededor. Al parecer ya todos permanecían acostados, pues no se escuchaba nada a parte de las hojas que el viento acariciaba o los gnomos que salían de sus escondites para recoger un poco de comida.
-Sé ir sola-dijo Hermione caminando en dirección a la habitación que les habían asignado
Cuando llegaron Víctor cerró la puerta y las cortinas dejando la habitación casi en penumbra. Seguidamente, encendió la chimenea y cogió uno de los pijamas que había encima de la cama (Que seguramente Molly había dejado allí) y se desnudó delante de Hermione haciendo que esta se sonrojase consederablemente y se tapase los ojos con las manos.
-Herrmione esto lo has visto cientos de veces-dijo el chico riendo mientras la castaña se ponía de espaldas a él.
Tras ponerse la parte inferior del pijama, unos pantalones largos color granate, Víctor se acercó a Hermione y la cogió por la cintura pegando su cuerpo contra el de ella.
-¿No vas a ponerrte el pijama?-susurró el moreno cerca de la oreja de Hermione
La castaña se separó de él con rapidez y le miró con enfado.
-No vuelvas a hacerme eso-dijo cogiendo su camisón y entrando en el cuarto de baño que había en la habitación.
¿Qué era aquello que había sentido? Durante unos breves instantes había sentido un cosquilleo en el estómago por las palabras que el chico le había susurrado pero, lo extraño del caso no era el hecho de que le hubiese gustado lo que Víctor le había hecho, sino que la voz que había escuchado no había sido la de Víctor, sino una más melodiosa, más sensual y más fría que la del moreno.
-¿Qué me está pasando?-se preguntó a sí misma mientras se tocaba la frente y se apoyaba en la pared.
-Carriño, ¿Que no sales?
-Voy a darme una ducha-dijo lo suficientemente alto para que el chico le escuchase
-Está bien. Perro no tardes
Hermione bufó con amargura, dejó la ropa que hasta entonces había llevado en el suelo y entró en la ducha esperando poder aclarar sus ideas. Después de una relajante ducha de quince minutos se secó el cuerpo con una toalla, se secó el pelo con la varita (Que había permanecido en el bolsillo de su pantalón), se vistió con el camisón y. mediante un hechizo convocador hizo aparecer desde uno de los cajones del armario que había en la habitación hasta sus manos unas bragas y unos sujetadores color gris y, tras ponerselos se colocó el camisón que Molly le había dejado encima de la cama, dejó la ropa sucia dentro de un cubo de madera y salió de nuevo a la habitación.
-Ya erra hora-dijo Víctor sonriendo ampliamente mientras Hermione se dedicaba a mirarle con nerviosismo y altaneria a la vez.
La castaña se introdujo en la cama, se tapó hasta los hombros y se quedó de espaldas a Víctor, que permanecía de pie justo a la otra parte de la cama. Hermione notó como el chico se subía a la cama y se acercaba a ella.
-¿No vas a darme las buenas noches Herm?-preguntó el moreno rozando las yemas de sus dedos con el cuello de la castaña, que se apartó con rapidez de él y se sentó en la cama.
-No me toques-dijo sériamente la chica mirando al moreno con enfado
-Erres mi esposa. Tengo derrecho a tocarrte-aseguró Víctor cogiendo a Hermione del brazo
-He dicho que no me toques-dijo la castaña intentando soltarse del chico, que se ablanzó sobre ella colocándose encima de la chica mientras le besaba con ánsia
Hermione mordió el labio del moreno ocasionando que este se separase durante unos segundos de sus labios pero no de su cuerpo.
-Me gusta la mujerr en la que te has converrtido. Ahorra erres más salvaje-dijo Victor sonriente mientras besaba el cuello de Hermione, que empezó a gritar y patalear, aunque no le sirvió de nada-No te van a escucharr. He insonorrizado la habitación
-¡Suéltame!-gritó la castaña intentando golpear al chico, aunque no lo consiguió en ninguno de sus intentos
-Carriño, ¿No querrias tener un hijo? Y que mejorr manerra de hacerrlo que esta...-dijo el chico intentando vengarse por el hecho de que Hermione le dejase en cuarto curso. No tenía intención alguna de violarla, simplemente quería que ella sufriese. Que sufriese por haberse enamorado de un gilipollas como Malfoy y no haberse fijado en él, en un chico deportista, de alto estatus social y de físico envidiable. ¿Qué tenía Malfoy que él no tuviera?
Hermione comenzó a llorar de miedo, de rábia y de impoténcia y, cuando Víctor se dió cuenta de este hecho se separó lentamente de ella, la miró con arrepentimiento y a la vez rencor y salió de la habitación pegando un portazo y dejando a Hermione sola llorando entre las sábanas hasta que finalmente el sueño la venció.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:37 am

Despertó horas más tarde y, con los ojos cerrados rogó una y otra vez que el suceso de la noche anterior no hubiese sido nada más que un horrible sueño, aunque en el fondo sabía que debía volver a la realidad, a la cruda realidad donde estaba casada con un hombre al que no deseaba, donde su mente permanecía aturdida por miles de recuerdos extraños que ninguno de sus amigos era capaz de explicar y donde deseaba más la muerte que la vida. Deseaba ser capaz de averiguar todo aquello que nadie era capaz de responder, pero quizá simplemente su mente le estaba jugando una mala pasada. Quizá había sucedido lo que todos le habían explicado. Quizá se había casado con Victor y había sido en algun momento de su vida verdaderamente feliz con él...o quizá no. Deseaba creer que había algo que no encajaba en su vida, que había algo más que averiguar en esa espantosa realidad, necesitaba creerlo. ¿Y si todos le estubiesen mintiendo? ¿Y si no estaba casada con Víctor? ¿Y si todo fuese una farsa?
-Sigue soñando Hermione...-murmuró para sí misma mientras abría lentamente los ojos acostumbrándose a la oscuridad del lugar, ya que las enormes y gruesas cortinas tapaban la luz del sol que alumbraba a todos aquellos que se encontraban en el exterior-...Sigue soñando...
Se sentó en el borde de la cama y, tras unos minutos de permanecer en la misma posición, se puso de pie, abrió las cortinas dejando que la luz entrase por las gigantescas ventanas e inspeccionó con la mirada la habitación. ¿Porqué todo era tan extraño para ella? Había estado miles de veces en esa habitación pero jamás la había visto tan tétrica y solitaria como entonces. Los pergaminos, los tinteros y los libros que reposaban en el escritorio estaban cubiertos por una fina capa de polvo. En los estantes ya no se encontraban la cantidad de libros que poco antes Hermione había leído, sino que solo se encontraban algunos libros infantiles y figuras de dragones o jugadores de Quidditch llenas de polvo que decoraban la habitación. Era muy extraño pero, si no hubiese sabido que era imposible, habría jurado que durante meses nadie había habitado en esa casa o, por lo menos, que nadie había entrado desde hacía tiempo en esa habitación.
La castaña se acercó hacia los estantes y pasó las yemas de sus dedos por las portadas de los viejos libros que reposaban en ellos. Cogió entre sus manos un libro de cuentos infantiles y observó la portada.
-Cuentos de Beedle el Bardo-leyó antes de abrir el libro por una página que permanecía doblada
En el interior del libro encontró una fotografía de Harry, Ron y ella saludando el día del décimoséptimo cumpleaños de Harry.
-Parece que han pasado siglos desde entonces-susurró observando la cómo los tres amigos le saludaban y sonreían desde la fotografía-Pasamos tantas cosas juntos...parece increíble que no pudiesemos encontrar todos los horrocruxes después de todo el esfuerzo...
Se sentó nuevamente en la cama mientras recordaba cada una de las aventuras vividas junto a sus amigos sólo dos atrás y no pudo evitar que sus ojos se empañasen. Tras echarle un leve vistazo al contenido del libro encontró en las últimas páginas una hoja arrugada y doblada varias veces. La cogió entre sus manos y la desplegó observando con detalle el contenido.

El Profeta
28 de Septiembre de 1999

Hermione Jane Ganger, más conocida por todos como Hermione la inteligente, una de las integrantes del trio de oro ha desaparecido en extrañas circunstáncias.

Segun las declaraciones del ministro de mágia es completamente incierto que la chica haya desaparecido. Esta misma mañana ha declarado para el Profeta: "La señorita Granger se encuentra de viaje a Normandía. Su partida es un asunto completamente oficial y por desgracia no podemos otorgarles la información que piden, aunque sí quiero desmentir todas las barbaridades que se han comentado. Es absolutamente disparatado que se comente que la señorita Granger ha sido secuestrada o incluiso que ha sido asesinada como más de un periódico ha asegurado".
¿Pero qué debemos creer? ¿Es cierto que ha desaparecido una de las brujas más experimentadas e inteligentes del mundo mágico o simplemente se trata de un rumor?
Segun Rita Skeeter, una afamada periodista, está completamente en desacuerdo con las declaraciones del ministro como podemos ver en un artículo que publicó ayer: " Rufus Scrimgeour es un hombre honesto y de gran talante, por eso mismo no entiendo la causa de su comportamiento hacia un tema tan delicado como puede ser la desaparición de un importante auror. Sinceramente estoy deacuerdo con él en el hecho de que la señorita Hermione Granger no ha sido capturada o asesinada. Creo que la verdadera causa de su repentino desaparecimiento no ha sido nada más que un montaje. Estoy segura de que lo único que han pretendido tanto sus amigos (Harry Potter y Ronald Weasley) como ella misma montando este pequeño teatrillo ha sido no caer en el olvido. Siempre les ha gustado estar en el punto de mira. De echo, Hermione Granger siempre ha sido una mujer polémica y que siempre ha querido llamar la atención montando grupos en defensa de los elfos domésticos o uniéndose a la órden del Fénix".
¿Quien posee la verdad? ¿Es sólo un montaje la desaparición de Hermione Granger?
La última vez que alguien vió a la chica fue la tarde del 22 de Septiembre. Segun asegura una vecina de la señorita Granger, ésta estaba cuidando de Lucy Weasley (hija de Ron y Luna Weasley) y, por lo que nos ha asegurado la vecina, Hermione pretendía quedarse con la niña al menos tres días más hasta que Ron y Luna Weasley regresasen de una importante misión que tenían en el extranjero, pero tan solo dos días más tarde la chica desapareció sin dejar rastro. En cambio, la pequeña Weasley apareció misteriosamente en el portal de la casa de Harry Potter tan sólo 24 tras la desaparición de la joven.
¿Qué misterio se esconde tras la desaparición de Hermione Granger? Judguen ustedes mismos.


Hermione leyó y reeleyó el artículo con asombro.
-¿Pero qué...?-dijo en un susurro antes de esconder en un rápido movimiento el trozo de periódico dentro del libro y cerrarlo de golpe al oir unos pasos acercarse a la habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:38 am

-Herm el desayuno ya está servido. No tardes-dijo la voz de Ginny tras la puerta y segundos más tarde sus pasos desaparecieron
Hermione volvió a sacar el periódico, lo releyó nuevamente, lo escondió en el interior del libro y, tras asegurarse de que no había nadie ni en la habitación ni en el pasillo, escondió el libro en uno de los cajones del escritório.
-¡Herm!-gritó nuevamente Ginny desde el piso de abajo
-¡Ya voy!-respondió la castaña saliendo de la habitación con rapidez
Caminó rápidamente por el pasillo, bajó las escaleras y entró en la cocina donde ya estaban todos sentados esperando a que ella llegase.
-¿Cómo has dormido corazón?-preguntó Molly besando a la castaña, que permanecía bastante distante y misteriosa a la vista de todos
-No muy bien-respondió Hermione mirando a Víctor con enfado mientras este esquivaba su mirada de ella-He tenido una horrible pesadilla
-No te preocupes cielo. ¿Sabes con qué desparecen las pesadillas y el cansáncio? Con comida, con buena comida-dijo Molly sacando unas galletas de chocolate recién horneadas
Hermione sonrió débilmente y se sentó justo al lado de Ron, que se encontraba sentado junto a Harry.
-Buenos días Herm-dijo Ron sonriente mientras cogía una galleta del cuenco que su madre acababa de dejar en la mesa
-Buenos días-dijo Hermione mirando fíjamente a su amigo-Ron, Harry...Necesito hablar con vosotros dos a solas después del almuerzo
-¿Ocurre algo?-preguntó Harry con preocupación
-Después os lo cuento-respondió sécamente la castaña mirando de reojo a Víctor, que le miraba fíjamente
El desayuno pasó con extrema lentitud para Hermione, que no paraba de moverse en su silla mientras pensaba en todo lo sucedido la noche anterior y en el reciente descubrimiento que había hecho.
-Mama vamos a limpiar el gallinero-dijo Ron intentando poder quedarse a solas con Harry y Hermione
-Voy con vosotros-dijo Ginny al darse cuenta de que algo extraño estaba ocurriendo
-No-dijo Ron sériamente-Con tres personas basta para limpiar
Ginny miró a su hermano con rábia y seguidamente a Harry, que le miró rogando que esta obedeciese a su hermano.
-Esta bien-dijo finalmente la pelirroja subiendo las escaleras hasta su cuarto
Salieron al jardín y se dirigieron hasta el gallinero, que se encontraba lo suficientemente apartado de la casa para que pudiesen hablar con tranquilidad.
-Bueno Herm, ¿Qué pasa?-preguntó Ron observando a su amiga, que se tocaba nerviosamente las manos
-¿Te ha pasado algo con Victor?-preguntó Harry cogiendo la mano de Hermione
La castaña observó a sus amigos y, sin saber porqué, no pudo contarles la verdad. Por primera vez no estaba segura de que ellos le prestaran su ayuda. Se sentía desplazada, era cómo si Víctor fuese tan poderoso que pudiese poner a sus mejores amigos en su contra.
-Hermione sabes que puedes contarnos lo que sea-dijo Harry abrazando a su amiga
-Lo sé...Es que...bueno, hoy he encontrado una fotografía nuestra-comentó la castaña recordando la foto que Arthur les había hecho el día del decimoseptimo cumpleaños de Harry
-¿Una fotografía?-preguntó Ron con curiosidad
-Si, de cuando Harry cumplió diecisiete años y...bueno he encontrado el libro que me dejó en heréncia Dumbledore
-Hermione ya sabes que juramos no volver a hablar de esto-dijo Harry con seriedad
-Lo sé, pero no es de los horrocruxes de lo que quiero hablar, ni de Dumbledore. Es que...dentro del libro encontré un trozo de periódico gastado y arrugado
-¿Y qué?-preguntó Ron mirando a su amiga con incertidumbre
-Que en el periódico había un artículo en el que decía que...que desaparecí hace seis meses en extrañas circunstáncias
-¿De qué hablas Herm? Sinceramente creo que todavía no te has recuperado-dijo Ron mirando a su amiga con preocupación-Necesitas reposo y...
-Ronald no me trates como si estubiese loca-dijo Hermione con enfado mirando al pelirrojo-Aquí esta sucediendo algo muy extraño y vosotros no sois capaces de explicarme que es lo que ocurre
-Hermione no ocurre nada extraño. Todo está como siempre-dijo Harry mirando a la castaña con preocupación
-En la casa faltan varios objetos, los muebles están cubiertos de polvo y todo está muy tétrico, como si nadie hubiese habitado aquí durante mucho tiempo-argumentó Hermione
-Hermione ya basta-pidió Ron mirando a su amiga con miedo
-¡No, no basta!-gritó la chica estallando-¡Aquí ocurre algo extraño y no sois capaces de daros cuenta!El artículo decía que...
-¡Hermione no existe ningun artículo, la casa nunca ha estado abandonada y todo está como siempre!-gritó Ron harto de la situación
-Venid conmigo. Puedo probarlo-rogó la castaña mirando a Harry-Puedo probar que existe el artículo
-Hermione...
-Por favor Harry
Harry miró a Ron y seguidamente a su amiga.
-Está bien-dijo finalmente Harry mientras Ron suspiraba con amargura.
-Gracias-dijo Hermione caminando hacia la casa
Subieron con rapidez las escaleras, entraron en la habitación que ocupaban Victor y Hermione y, mientras Harry y Ron se quedaban de pie en la entrada, la castaña se dirigió hacia el escritório, abrió el cajón en el que había escondido el periódico, cogió el libro entre sus manos y buscó en su interior el trozo de papel arrugado y doblado, pero no encontró nada.
-No es posible-dijo Hermione en un susurro buscando una y otra vez el periódico entre las hojas del libro
-Hermione esto es ridículo-dijo Ron cruzándose de brazos
-Os juro...os juro que estaba aquí-dijo la castaña mientras sus ojos se empañaban-Teneis que creerme chicos
-Herm te juro que lo intento-dijo Harry mirando con seriedad a la chica, que se había sentado en el borde de la cama y había empezado a llorar
-Os juro que lo guardé aquí-dijo la castaña limpiándose las lágrimas
-Hermione, ¿Qué tal si descansas?-dijo Ron acercándose a su amiga
-No estoy cansada Ron-dijo la chica mirando al pelirrojo con rábia-Estoy bien
-Herm duerme un poco-pidió Harry tocando la frente de su amiga-Estas ardiendo
-Os digo que estoy bien
-Hermione no seas cabezota-dijo Ron cogiendo a la castaña y acostándola en la cama-Descansa un poco
-No os vayais-pidió Hermione mientras Harry le tapaba con el hedredón
-Tranquila, nos quedaremos aquí hasta que despiertes-aseguró Ron cogiendo el libro que la castaña tenía agarrado
-Gracias-dijo la castaña sonriendo débilmente
Tan solo pasaron unos pocos segundos desde que la castaña cerró los ojos hasta que se durmió plácidamente.

Levantó la vista y observó el gigantesco castillo que se alzaba ante ella, ese castillo que durante siete años había sido su hogar. Pasó la vista por los jardines y por el bosque hasta que su mirada se paró cerca del lago, donde se encontraban ella y un chico al que creía conocer.
-Granger...
-¿Mmm?-murmuró Hermione observando cada detalle del lugar
-¿Estas segura de que Draco está aquí?
-No lo se...-dijo limpiándose las lágrimas que adornaban su rostro
-Es peligroso estar aquí-dijo el chico cogiendo a Hermione del brazo-Deberíamos irnos
-¡No pienso irme sin encontrar a Draco!-gritó la castaña enfurecida
Hermione se soltó del moreno y empezó a recorrer los terrenos del lugar a toda prisa.
-¡Granger vuelve!-gritó Blaise persiguiendo a la castaña.
Hermione se siguió a ella misma por los amplios terrenos y por el interior del gigantesco y derrumbado castillo intentando asimilar la conversación que ella misma acababa de tener con Blaise Zabini. Corrió tanto como sus piernas le permitieron para no perderse a ella misma de vista hasta que la Hermione de su sueño chocó de pleno con un chico rúbio que la arrastró hasta una de las múltiples aulas del lugar. Hermione se dirigió hacia la sala en la que se encontraban los chicos y escuchó los gritos del rúbio que todavía no había reconocido por la oscuridad que invadía el lugar.
-¡¿Que haces aqui?!-gritó enfadado el chico cogiendo fuertemente por la muñeca a la castaña
Hermione empezó a llorar con más fuerza al ver el chico al que pertenecía esa voz. Se abrazó a él fuertemente mientras sollozaba. El chico correspondió el abrazo apartando completamente su fúria al ver el estado en el que se encontraba su castaña.
-¿Que te ha pasado?-preguntó el rúbio acariciando el pelo de la Hermione del sueño-¿Te han hecho algo?
-Draco...te quiero mucho
Esas palabras resonaron en la mente de Hermione una y otra vez.
-Draco...te quiero mucho...mucho...Draco...te quiero mucho...


Hermione despertó sobresaltada ante el sueño que acababa de tener.
-Herm, ¿Estas bien?-preguntó Ron levantándose de la silla en la que había permanecido sentado
-Si...he tenido un sueño muy extraño...-dijo la castaña tocándose la frente
-Solo es un sueño-dijo el pelirrojo sonriente mientras besaba a la chica, que todavía permanecía aturdida por los sucesos
-Una cosa...
-¿Sí?
-¿Sabes que ha ocurrido con Malfoy?
-¿A que te refieres?
-Pues...que si sigue vivo, donde vive, nose...
-Pues su paradero es un misterio, pero sigue vivo. Ya sabes, la mala hierba nunca muere. Está acusado de varios crímenes, por lo visto es la mano derecha de Voldemort. ¿Porqué lo preguntas?
-Simple curiosidad-respondió Hermione desviando la mirada de su amigo-¿Y Harry?
-A ido a coger algo para comer
-¿Qué hora es?
-Las tres de la tarde. ¿Te encuentras mejor despues de descansar?
-Si...un poco mejor...Ron, siento lo de antes. Se me ha ido un poco la cabeza con lo del periódico y todo eso
-No importa Herm. Tenías fiebre, seguramente delirabas-dijo Ron cogiendo la mano de su amiga
Ahora que había tenido ese sueño las cosas habían cambiado drásticamente. Sabía que no estaba loca y que no estaba delirando cuando encontró el periódico y lo leyó y también tenía el presentimiento de que ese sueño era una pista que le llevaría hasta la verdad y, por eso mismo debía encontrar a Malfoy. Tenía el presentimiento de que él tenía la respuesta a sus preguntas. Por otra parte también sabía que no podía contarles nada a sus amigos, lo único que harían era tratarle como si estubiese loca e impedir que buscase a Malfoy. Debía afrontar todo lo que le estaba viniendo ella sola.
-Esa frase...-susurró Hermione recordando la frase que tanto le había impactado. "Draco...te quiero"
-¿Que?
-Nada Ronald.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:40 am

-¡¡Ordené que registraseis hasta el último rincón de la casa!!
-S-señor l-lo hicimos-dijo un hombre menudo con el aspecto similar al de una rata temblando exageradamente ante los gritos de su amo
-¡¡Crucio!!
El hombre se retorció en el suelo y sus gritos invadieron la gigantesca mansión mientras los otros individuos que se encontraban en la sala observaban la escena con temor y respeto.
-Espero que no haya más contratiempos o os aseguro que la próxima vez no solamente colagusano pagará vuestro error-dijo finalmente el chico saliendo de la sala seguido por su mejor amigo.
-Draco, deberías tranquilizarte-dijo Blaise entrando en el salón tras el rúbio y cerrando la puerta para evitar que los sirvientes les escuchasen
-¡¿Que me tranquilice?!-gritó el rúbio lanzando un jarrón contra la pared-¡Por culpa de esos inútiles el plan casi se va a la mierda!
-Amigo no te preocupes. Por lo menos Krum fue más rápido que Granger-dijo Blaise sentándose en la butaca mientras Draco se revolvía el pelo y se tumbaba en el sofá boca arriba y cerraba los ojos suspirando profundamente
-Otro inútil...-dijo por lo bajo el rúbio sin abrir los ojos
-Pero es eficaz y quiere a Granger.
Draco abrió los ojos, se sentó en el sofá y volvió a revolverse el pelo, un gesto muy característico de él cuando estaba preocupado.
-¿Quieres una copa?-preguntó Blaise dirigiéndose hacia la mesa del salón donde reposaban dos copas y una botella de wisky de fuego.
-Si...me irá bien-respondió el rúbio poniéndose en pie
Se dirigió hacia la ventana y cogió la copa que el moreno le ofrecía mientras miraba la oscuridad del exterior.
-¿Qué te preocupa Draco? Sólo ha surgido un diminuto contratiempo. Con un poco de suerte Granger acabará creyendo que se lo ha imaginado todo-dijo Blaise dando un pequeño sorbo a su copa a la vez que Draco se terminaba la suya de un golpe
-No lo hará. No me preguntes como lo sé, pero estoy seguro de que seguirá buscando pistas después de lo que ha leído-comentó el rúbio llenándose nuevamente la copa con el licor
-Lo que no entiendo es cómo Krum no lo vió venir, quiero decir, que no entiendo cómo no se dió cuenta de que la castaña tramaba algo a sus espaldas. ¿Cómo pudo ser tan imprudente cómo para dejarla sola? Si la hubiese vigilado seguramente ella no hubiese encontrado ese estúpido artículo.
-¿Sabes qué? Aunque crea que es un inútil y un descerebrado no le culpo-comentó Draco con una sonrisa mientras se bebía todo el licor que de nuevo había puesto en la copa-Es muy escurridiza, demasiado para él.
-¿Porqué elegiste a Krum para que cuidase de ella? No creo que sea el más edecuado para...
-Jamás te atrevas a poner en duda mis decisiones-dijo con seriedad Draco cogiendo del cuello de la camisa al moreno-Nunca, ¿Lo has entendido?
Blaise asintió y miró al rúbio, que ya le había soltado y se había vuelto a llenar la copa con licor, con preocupación.
-Draco...
-¿Qué quieres?-preguntó de mala gana Draco mientras pegaba un sorbo a la copa
-Sabes que puedes contar conmigo para lo que quieras. Si quieres que me encargue yo mismo de vigilar a Granger...
-¡Largaté!-gritó Draco dejando caer de su mano la copa, que golpeó el duro suelo causando un gran estruendo
Blaise miró al rúbio por última vez, dejó la copa encima de la mesa y antes de desaparecer detrás de la puerta volvió a hablar, aunque lo hizo de espaldas a Draco, que se encontraba mirando por la ventana a la vez que se revolvía el pelo.
-Si sigues pensando en Granger cada segundo de tu vida acabarás consumiendote...y yo no podré hacer nada para ayudarte porque será demasiado tarde-dijo finalmente antes de desaparecer de la vista de Draco, que lanzó contra la pared lo primero que encontro
Blaise tenía razón. Sabía que lenta y dolorosamente se estaba consumiendo por ella, por el odio y la rábia que sentía por no poder estar a su lado. Había intentado reemplazarla con otras chicas, pero todas le parecían mediocres a su lado. La amaba por encima de todo y por esa misma razón debía alejarse de ella, debía seguir observándola en la oscuridad de la noche. Había sido una tarea realmente dificil conseguir borrar la memória de todos aquellos que habían descubierto su aventura con la castaña, incluidos el ministro y sus secuaces (Los cuales habían estado a punto de acabar con su vida y la de la castaña en el bosque) y modificar la memória de todos aquellos que se encontraban cerca del círculo de la castaña había sido mucho peor. Había tenido que pedir muchos favores, había introducido a mortios en el ministerio para controlar a todos a los que había borrado la memoria o tenía controlados por la maldición imperio, había tenido que soportar el castigo de Voldemort por ser considerado un traidor a su sangre y había tenido que convencer a Krum para que cuidase de Hermione, ya que nadie más podía hacer esa función. Sabía que Krum la amaba y quizá, con un poco de suerte ella también acabase amándole a él, pero había demostrado ser un verdadero ingenuo. Debería haber imaginado que ella no era una mujer que pudiese controlar fácilmente. Miró la copa rota que reposaba en el suelo y sonrió con añoranza...la añoraba tanto...pero desde el primer instante en el que se dió cuenta de que se había enamorado de ella, supo que jamás podría estar con ella, jamás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:41 am

Era todo demasiado confuso, demasiado complicado...No poder fiarse ni de sus propios amigos no era algo facil de asimilar. Hacía casi dos semanas que no había vuelto a hablar con sus amigos y, a petición de Molly y Arthur, finalmente había aceptado volver a vivir con Víctor en una mansión que tenía cerca de Godric's Hollow. Su relación con su esposo era fría y distante y, aunque Victor se había disculpado infinidad de veces por lo ocurrido en la casa de los Weasley, Hermione todavía no le había perdonado ni tenía intención de hacerlo. La castaña había accedido a vivir con su esposo siempre cuando él cumpliese sus exigencias, cosa que había aceptado sin reparos. Desde entonces la pareja dormia en habitaciones separadas, Víctor nunca se inmiscuía en los asuntos de su esposa y había jurado que hasta que ella no estubiese preparada no la forzaría a tener ningun tipo de relación (Ya fuera sexo, caricias o simplemente una amistad). En la casa trabajaban tres elfos domésticos y, aunque la chica había prohibido totalmente que ellos le sirviesen, los elfos no podían acceder a sus exigencias y cuando ella se despistaba aprovechaban para limpiar su cuarto, arreglar el jardín o preparar la comida. El unico trabajo que hasta entonces les había asignado a los elfos había sido el de encontrar pistas acerca de Draco o el de vigilar a su marido para informarse del tiempo que permanecía fuera de casa, ya que ella misma no podía hacerlo. Había decidido que lo más conveninte era permanecer sumisa y no levantar ningun tipo de sospecha ante su marido, ya que a escondidas intentaba averiguar el paradero de Malfoy o algun miembro de su familia. Hasta ese momento Malfoy no había dado señales de vida y eso le inquietaba. ¿Porqué nadie sabía nada del mago más buscado despues de Voldemort? Era extraño que todavía no hubiese atacado algun recinto o matado a algun sangre sucia. Sin darse a penas cuenta el tiempo giraba rápidamente a su alrededor y, cuando por fín encontró la manera de dar con el paradero de Malfoy, ya había pasado nada más y nada menos que cuatro meses.
-¿Cómo no lo había pensado antes?-se reprendió a ella misma mientras salía con rapidez del caliente y apacible baño que se había estado dando-¿Cómo he podido estar tan ciega? Soy una idiota...
-¡Herrm, ¿Vienes a comerr?!-vociferó Victor desde el piso de abajo
-¡Sí, ya bajo!-respondiendo la castaña tapando su cuerpo desnudo con una toalla
-¡No tardes que se enfrría!
La relación entre ella y su marido había mejorado con el paso de los días y, aunque ya dormían en el mismo cuarto, Hermione se había negado rotundamente a mantener relaciones sexuales con él. La verdad es que a medida que pasaba el tiempo iba conociendo mejor a Victor y, aunque en un principio le hubiese costado admitirlo, era un buen hombre y estaba segura de él sentía amor por ella, un amor que desgraciadamente no era correspondido. La obsesión por descubrir la verdad y sus extraños sueños, que ella asignaba como recuerdos esparcidos en su memoria, le ocpaban gran parte de su tiempo. Desde todo ese tiempo solo había visto una vez a Harry y dos a Ginny y Ron y, aunque a menudo se carteaban, su relación no era como antaño debido al exceso de trabajo de los chicos. En los últimos dos meses habían vuelto a suceder varios asesinatos pero en ninguno de ellos se había dado por culpable a ningun miembro del clan Malfoy.
Tras secarse el pelo con la varita y vestirse con un vestido de seda color malva que Victor le había regalado salió del baño, atravesó la habitación de matrimonio, salió al espacioso y largo pasillo de la primera planta, bajó las escaleras y entró en el comedor donde le esperaba Víctor con una enorme sonrisa en su rostro.
-Estas herrmosa-dijo el chico observando a su esposa de arriba a abajo
-Sabes que no me gusta que me digas esas cosas-dijo la castaña sentándose en frente del moreno con una debil sonrisa pintada en el rostro y las mejillas encendidas
-Es verdad, lo siento
-No importa-dijo ella quitándole importancia al asunto mientras cogía la jarra de leche y se llenaba la taza que tenía en frente-Por cierto...he pensado que como hace tiempo que no veo a Harry y a Gin, podríamos ir esta tarde a su casa para hacerles una visita, ¿Qué te parece?
Victor meditó sobre el asunto mientras introducía dos cucharadas de azucar en su café.
-Lo siento perro crreo que deberrás irr sola. Esta tarrde tengo una rreunión de trrabajo-dijo finalmente el chico mirando la cara de su esposa
Hermione fingió decepción y, tras pegar un pequeño sorbo a su taza volvió a hablar.
-Esta bien...iré sola, pero no creas que no te la guardaré. Sabes que soy rencorosa-dijo esbozando una sonrisa que su marido respondió
-Bueno, he de irrme-dijo el moreno poniendose en pie. Dejó el periódico que había estado leyendo en la mesa, besó la frente de su esposa y caminó hasta el hole donde se colocó su capa negra-Alomejorr esta noche vuelvo tarrde. No me esperres despierrta
-De acuerdo-contestó Hermione desde el comedor-Adios. Y ten cuidado
-Siemprre lo tengo-dijo finalmente Victor saliendo de la casa
La verdad es que todo estaba saliendo mejor de lo planedo y, por suerte, Victor no iria con ella a casa de Harry y Ginny y esa noche volvería tarde a casa. Al parecer todo estaba de su parte.
Al acabar su desayuno subió de nuevo a su cuarto cogió una pluma y un pergaminó y escribió una breve carta a Ginny anunciando su visita, ya que le parecía de muy mala educación aparecer en su casa sin avisar. Cerca de la una del mediodía una gran lechuza blanca apareció en el salón llevando una carta atada a su pata y despues de darle las gracias y comida la lechuza salió volando por la ventana por la cual había entrado.
Con esmero Hermione abrió la carta y la leyó.

Queridísima Herm,
¡Por supuesto que puedes venir a visitarnos! Harry está impaciente por verte. Hace días que hablabamos de tí y queríamos ir a verte pero desgraciadamente hay demasiado trabajo pendiente. Ya sabes que por desgracia los mortios no cogen vacaciones, de todas formas hoy pediremos un pequeño descanso para poder pasar unas horas contigo.
Te esperamos a las cinco. ¡¡Muchos besos!!


Al leer el contenido de la carta el pulso de Hermione volvió a la normalidad, pues temía que esa tarde sus amigos no pudiesen evadir sus responsabilidades y le citasen para otro día pero ahora que sabía que todo iba sobre ruedas su temor se había desvanecido para transformarse en optimismo. Ahora lo dificil sería averiguar donde guardaba Harry la insignia de los Malfoy y poder cogerla sin que ellos se diesen cuenta. Así que, esa misma tarde antes de aparecerse en la casa de sus amigos fabricó mediante magia una insignia idéntica a la que se encontró en su bolsillo y la colocó en su bolso.
A las cinco en punto apareció en el salón de la casa de los Potter y justo cuando lo hizo unos brazos le rodearon el cuello y unos labios besaron sus mejillas.
-¡Harry Hermione a llegado!-gritó Ginny entusiasmada mientras besaba nuevamente a su amiga
-¡Gin me estas asfixiando!-dijo la castaña separándose de la pelirroja
-Uy, lo siento-dijo la chica con una radiante sonrisa en su rostro-Verás cuando te vea Harry...Tenía muchas ganas de verte
-Y yo también Gin-dijo la castaña abrazando a su amiga
-¡Hermione!-dijo un chico de pelo azabache y ojos esmeralda entrando con rapidez en el salón
-¡Harry!-gritó la chica lanzandose a los brazos de su amigo-Cuanto me alegro de verte
-Y yo. Veo que estas mucho mejor
-Si. Victor me cuida muy bien-dijo la chica sonriente mientras se separaba de Harry
-¿Así que las cosas entre vosotros van bien?-preguntó Ginny deseando que la respuesta fuese afirmativa
-La verdad es que sí. Estoy muy a gusto en su casa
-No olvides que tambien es la tuya-dijo Harry sonriendo-Y esta tambien es tu casa siempre que lo desees
-Gracias
-No hay de qué-dijo Harry observando a su amiga con ilusión-Me alegra que estés tan bien
-Herm, ¿Te apetece una taza de té?-preguntó Ginny saliendo del salón y dirigiendose hacia la cocina
-Sí, gracias Gin
-¡¿Con una o dos cucharadas de azucar?!-preguntó la pelirroja
-¡Sabes que con dos!-respondió Harry
-¿Cómo me conoces tan bien?-preguntó la castaña sonriendo ampliamante
-Por la misma razón por la que tú lo sabes todo de mí-respondió el chico sonriente mientras se sentaba en el sofá del salón-Sientate Herm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:42 am

Hermione, observando con atención cada rincón del salón se sentó junto a Harry mientras le dedicaba una dulce sonrisa.
-Cuéntame, ¿Qué tal con Víctor?-dijo Harry observando a su amiga
-La verdad es que de maravilla. No puedo decir que Víctor y yo seamos un matrimonio feliz porque no nos comportamos como un matrimonio pero bueno...somos buenos amigos-respondió la chica sin borrar la sonrisa de su rostro-Me trata muy bien y es bastante comprensivo. Ya sabes, supongo que cargar conmigo en mi estado no debe ser demasiado dibertido ni emocionante, pero él nunca se queja de nada.
-Tú no eres una carga Herm-dijo Harry cogiendo la mano de su amiga-Víctor es tu marido. Es normal que te cuide en estos momentos, es su obligación.
-A eso mismo me refiero Harry...Soy una obligación para él. Sé que me quiere pero no sé si va a poder aguantar por más tiempo esta situación. Sinceramente...yo no creo que fuese capaz de aguantarlo. Debe ser espantoso convivir con una persona a la que amas y que ella no sea capaz de corresponderte porque ni siquiera te recuerda.
-Tarde o temprano lo recordarás todo-aseguró el pelo azabache aprentando la mano de su amiga en un gesto cariñoso
-¿Tú crees?
-Estoy seguro-respondió el chico sonriente
-¿Sabes qué? Creo que tienes razón. Yo también tengo el presentimiento de que muy pronto lo recordaré todo, de hecho llevo meses buscando la manera de conseguir recordar.
-¿Y la has encontrado?-preguntó el chico con curiosidad
-Todavía no, pero estoy muy cerca-respondió Hermione misteriosamente haciendo que Harry sonriese
-¡Aquí traigo el té!-anunció Ginny entrando en el salón con una bandeja en su mano
-Vaya Gin, estas hecha toda un ama de casa-dijo la castaña riendo
-Bueno sí...ya sabes, lo llevo en los genes-dijo la pelirroja entregándole a Hermione una taza de té caliente-Bueno, ¿A qué se debe tu visita?
-A que me apetecía veros-respondió Hermione como si fuese obvio-¿No te es suficiente con eso?
-Por supuesto que sí. Y menos mal que has venido tú porque si fuese por nosotros...ya sabes que últimamente estamos muy ocupados. Los mortios no desaprovechan ninguna oportunidad para atacar-dijo Ginny cansada de la situación-A ver cuando vuelves al trabajo Herm, que nos haces mucha falta
-¡Gin! Hermione se merece un buen descanso después de lo ocurrido. Todavía tardará en volver-dijo Harry mirando a su esposa con reproche
-Quizá no tarde mucho. Hace tiempo que lo he estado pensando y bueno...quizá ya va siendo hora de que me úna nuevamente a la batalla-dijo Hermione pegando un sorbo a su taza de té
-Todavía es pronto Hermione, ¿No crees?-dijo Harry mirando a su amiga con preocupación
-Hermione sólo era una broma. No hace falta que vuelvas si no estás preparada-dijo Ginny al ver que había hablado más de la cuenta y temía que su amiga se viese obligada a volver a luchar
-No es por lo que me has dicho Gin, de verdad. Lo he pensado mucho y creo que ya estoy más que preparada para volver. Estoy como nueva-aseguró la castaña sonriendo
-¿Estás segura?-preguntó el pelo azabache
-Sí, estoy mucho más que segura. Estoy harta de esperar a que esto acabe, quiero poder volver a intervenir.
-En ese caso informaré a Kingsley. Se pondrá muy contento. Hacía tiempo que preguntaba cuando volverías-dijo Harry poniéndose en pie para buscar un pergamino y una pluma con la que poder enviarle una carta a Kingsley
-Gin, ¿Habeis hecho reformas?-preguntó Hermione captando la atención de la pelirroja
-Sí, ¿Cómo lo sabes?
-Víctor me lo comentó hace una semana
-Ven, te enseñaré cómo ha quedado todo-dijo Ginny con alegría poniéndose en pie
-De acuerdo-respondió Hermione con tranquilidad al ver que todo estaba saliendo según lo planeado
Recorrieron la casa en a penas un cuarto de hora y Hermione memorizó cada parte de ella en su cabeza. La salita se encontraba junto al salón, la cocina en frente de la salita, al lado de la cocina se encontraba el cuarto de la limpieza y justo al lado una biblioteca que a la castaña le fascinó. En el piso de arriba se encontraban la habitación de invitados junto a la de matrimónio y justo al lado el cuarto de baño, en frente de una habitación en la que no había ningún mueble ni nada que decorase la estáncia.
-¿Cómo es que aquí no teneis nada?-preguntó la castaña extrañada
-Antes era el despacho de Harry, pero él mismo decidió quitarlo todo de aquí porque...Bueno...es que queríamos esperar para anunciarlo pero...esta será la habitación del bebe-anunció la pelirroja con felicidad
Hermione se quedó de piedra y seguidamente miró a su amiga sin saber que decir.
-¡¿E-es...estás embarazada?!-dijo con incredulidad Hermione mientras Ginny asentía-¿Pero de cuanto? Si no se te nota
-Es que sólo estoy de un mes. Lo descubrí hace a penas dos días-dijo la pelirroja tocándose instintivamente la barriga todavía plana
En el rostro de Hermione se formó una sonrisa de oreja a oreja y se lanzó encima de su amiga para abrazarla.
-¡Cuanto me alegro Ginny!-gritó eufórica la castaña-¡Enhorabuena!
-Grácias-dijo la pelirroja sin poder borrar la sonrisa de su cara.
-Voy a felicitar a Harry-dijo Hermione bajando las escaleras con rapidez
Recorrió el pasillo, entró en el salón y encontró a Harry abriendo la ventana para que su lechuza partiese rumbo al cuartel de la órden del fénix.
-Herm, ya he enviado la carta. Supongo que no tardará en...-pero sus palabras se perdieron en su boca, ya que Hermione se había lanzado encima de él consiguiendo que el chico perdiese el equilibrio y que los dos cayesen al suelo
-¡Enhorabuena Harry!-dijo la chica besando la mejilla de su amigo mientras este le miraba con asombro-¡Ginny me lo ha contado! No sabes cuanto me alegro por vosotros-comentó la castaña poniéndose en pie mientras Harry se sentaba en el suelo sonriente
-Gin, quedamos en no contar nada hasta dentro de una semana-dijo el pelo azabache poniéndose en pie a la vez que Ginny entraba en el salón
-Lo sé, pero no he podido evitarlo-se disculpó la chica todavía sin borrar su radiante sonrisa
-¡Es fantástico! ¿Ron lo sabe?-preguntó Hermione acariciando el vientre de Ginny
-Todavía no-respondió Ginny-Se lo diremos la semana que viene en la cena que haremos en casa, espero que vengas
-¡Por supuesto que vendré!-aseguró Hermione abrazando nuevamente a su amiga
Harry miró a su esposa con preocupación y se sentó en el sofá mientras se tocaba instintivamente la cicatriz.
-¿Harry te pasa algo? No te veo muy contento, ¿Acaso no te hace ilusión tener un bebe?-preguntó Hermione mirando a su amiga y a Harry seguidamente
-Claro que me hace ilución, ¿A quién no le haría? Gin es preciosa y tener un hijo con ella es lo que más desearía en el mundo-aseguró Harry mirando a su esposa, que mantenía una débil sonrisa en su rostro
-¿Entonces porqué estás así?
-Harry quiere que deje la órden, cree que es demasiado peligroso en mi estado-dijo Ginny mirando de reojo a su marido-Pero yo me he negado a abandonar. No quiero abandonarlos a su suerte, quiero luchar.
-Ginny, ¿No te das cuenta de lo peligroso que es? Si te ocurriese algo a tí o a nuestro hijo...
-No nos va a ocurrir nada a ninguno de los dos-dijo la pelirroja acercándose a Harry-Ya lo verás
-Eso no puedes saberlo-dijo Harry cogiendo las manos de su esposa-Ginny por favor...es demasiado peligroso.
-Sabes que digas lo que digas no renunciaré, Harry. Toda mi familia forma parte de la órden y no puedo abandonarlos. Debo estar allí para protegerlos-dijo Ginny acariciando el rostro del pelo azabache
-Ginny yo puedo encargarme de su protección si eso es lo que temes-dijo Hermione-Harry tiene razón. Estando embarazada eres un blanco fácil y atractivo para los mortios.
La pelirroja bufó y seguidamente se separó de su marido.
-Bueno ya hablaremos de ello en otro momento. Eres nuestra invitada y tengo muchas preguntas que hacerte-dijo la pelirroja sonriendo mientras se sentaba en el sofá.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 12:43 am

-¿Cómo es que Victor no ha venido contigo? Creí que te acompañaría-dijo Ginny sirviéndose té en su taza mientras se sentaba en el sofá junto a Harry
-Tenía trabajo-respondió Hermione fingiendo desilusión ante la auséncia de su marido
-Ya sabes cómo son los hombres. Ellos siempre tienen trabajo-susurró la pelirroja
-Gin, te he oido-dijo Harry cruzándose de brazos mientras miraba a su esposa con finjido enfado
-Harry, Víctor me ha comentado que últimamente hay muchos ataques en Houle´s Room, ¿Es cierto?-dijo Hermione cambiando radicalmente de tema, pues ya tendría otras ocasiones para hablar de trivialidades con sus amigos, pero había ido allí por una razón y no iba a irse sin conseguir lo que había ido a buscar.
-Si. Es extraño, pero el 80% de los ataques se situan en ese pueblo. La verdad es que no entiendo la razón por la que atacan allí, es como si estubiesen buscando algo...¿Pero el qué?-preguntó Harry con la esperanza de que su amiga pudiese darle una posible respuesta
Hermione se quedó pensativa durante algunos instantes intentando averiguar la causa de que los ataques se producieran en un diminuto pueblo a las afueras de Londres donde sólo habitaban cinco mil personas y donde el número de hijos de muggles era bastante limitado.
-Está claro que están buscando algo. Es un pueblo demasiado pequeño como para centrarse en él...-dijo la castaña mirando a sus amigos pensativamente-Aunque quizá...quizá no esten buscando nada, sino más bien guardando algo
-Hermione eso no tiene lógica-dijo Ginny-Está claro que si esconden algo allí lo último que harían sería atacar ese pueblo, pues nos estarían llevando exactamente al lugar que se supone no deberíamos ir.
-¡Eso es!-dijo Hermione esbozando una gigantesca sonrisa-Quizá lo que quieren es que pensemos justamente lo contrario de lo que se supone que deberíamos pensar porque si pensasemos que es allí donde ellos quieren que vayamos creen que nosotros pensaremos que ese es justo el lugar donde no deberíamos ir, con lo cual esta muy claro lo que debemos hacer.
-Me he perdido-admitió Harry rascándose la cabeza con incertidumbre
-Lo que intento decir con todo esto es que lo que ellos quieren es que nosotros nos centremos en la lucha contra ellos y que creyamos que por el echo de que ellos esten en ese lugar es el último lugar donde podrían esconder algo, con lo cual descartaríamos la opción de que en Hole´s Room ellos tubiesen algo que ocultar. Conclusión: Allí esconden algo valioso que debemos encontrar-sentenció Hermione dejando a los chicos con la boca abierta
-¿Cómo lo haces para pensar esas cosas tan enreversadas?-preguntó Harry con una sonrisa
-A mí jamás se me hubiese ocurrido nada parecido-admitió Ginny
-Es que es eso mismo lo que ellos intentaban Gin, que a nadie se le ocurriese semejante cosa-dijo Hermione
-¿Y que crees que es lo que guardan?-preguntó Harry
-No lo sé...pero se me ha ocurrido que podría tratarse de un horrocruxe
-Pero si se trata de un horrocruxe, ¿Cómo podríamos encontrarlo? Podría tener cualquier forma-dijo Harry dejando a un lado su repentina emoción y centrándose en todos los cabos que habían dejado sin atar
-Bueno...Creo que eso es algo que deberemos averiguar una vez estemos allí. El caso es que el pueblo entero está lleno de mortios, con lo cual deberíamos despistarlos haciendo que la Órden les ataque mientras nosotros intentamos encontrar el paradero del horrocruxe.
Harry se levantó repentinamente del sofá y rodeó a la castaña mientras besaba sus suaves mejillas.
-¡Hermione no sabes cómo te quiero!-gritó eufórico el pelo azabache antes de salir de la sala con rapidez
-Herm no se cómo lo haces pero siempre le devuelves la esperanza-comentó Ginny agradecida mientras la castaña esbozaba una sonrisa
-¿Dónde ha ido?
-Seguramente le estará escribiendo a Kingsley y estará tramando algún que otro plan-comentó la pelirroja dibertida
-¡Hermione necesito tu ayuda!-gritó desde el piso de arriba Harry
-¿Te importa si...?
-Ve-dijo Ginny sonriente mientras se servía una nueva taza de té
Hermione besó la frente de su amiga pelirroja, cogió disimuladamente su bolso y seguidamente corrió hacia el piso de arriba.
-¿Harry?-preguntó la castaña para averiguar en qué habitación se encontraba el chico
-¡Aquí Herm!-gritó Harry desde una de las habitaciones del lugar
-¿Para qué me necesitas?-preguntó Hermione entrando en la habitación en la que se encontraba el pelo azabache
-¿Para qué te necesito? Creo que está muy claro para qué. Eres esencial en esta operación-dijo Harry colocando un mapa sobre el escritorio de roble que había en una esquina de la sala, cerca de la cama de matrimónio-Debemos preparar un plan de ataque y a la vez de distracción. He llamado a Ron hace unos minutos y, aunque en este momento está en una misión de la Órden no creo que tarde en venir.
-¿Sabes qué? Esto me recuerda a los viejos tiempos en los que los tres constituíamos el gran trío de oro-dijo la chica entre dibertida e ilusionada
-Nunca hemos dejado de ser el trío de oro Herm-aseguró el pelo azabache sonrientemente
-¿Tú crees?-preguntó Hermione recordando todos los sucesos que desde su pérdida de memória habían sucedido
-Por supuesto que lo creo. Núnca dejamos de ser quienes siempre hemos sido, pero si que nos separamos por diferentes razones. Cada uno empezó una nueva vida, pero ahora volveremos a ser el equipo de siempre y volveremos a luchar juntos para acabar con el-que-no-debe-ser-nombrado.
-¿Porqué no le llamas por su nombre?-preguntó Hermione confusa
-¿Nadie te lo ha dicho? Los secuaces del-que-no-debe-ser-nombrado han hechizado su nombre para encontrar a la persona que lo mencione en el acto, por eso todos hemos dejado de utilizarlo-explicó Harry con un deje de rábia en su voz
-Al parecer están ganando terreno...
-Más del que imaginamos hace unos meses. Debemos frenarlos de una vez por todas.
Hermione sonrió y asintió mientras miraba el mapa de Hole´s Room intentando buscar una estratégia de ataque. Tras pasarse más de un cuarto de hora debatiendo con Harry cual era la forma más lógica de atacar, en el piso inferior se escuchó algo similar a una explosión.
-Ese debe ser Ron-dijo Harry al escuchar la alegre voz de su esposa-Voy a llamarle y enseguida subimos.
-De acuerdo. Aquí os espero-dijo inocentemente la castaña sin apartar sus pupilas del mapa aunque cuando el pelo azabache desapareció por la puerta de su cuarto se dió cuenta de que era ahora o nunca. Por fin había llegado el esperado momento. Debía encontrar la insignia, y rápido.
Abrió todos y cada uno de los cajones del escritório, inspeccionó el armario y buscó en los cajones de las mesitas de noche sin encontrar ni rastro de la insignia. ¿Dónde la había puesto?
-Piensa Hermione, piensa...¿Dónde escondía siempre Harry los objetos de valor?...¡Entre el colchón y el somier!¿Cómo no se me ha ocurrido antes?-se preguntó a sí misma mientras introduccía su mano entre el colchón y el somier de madera
Sintió cómo las yemas de sus dedos rozaban un objeto de tacto frío y duro y sintió su corazón latir a mil por hora.
-Hemos empezado a diseñar un plan de ataque, pero de momento todavía no tenemos nada planeado-le comentó Harry al pelirrojo mientras subían las escaleras hacia el primer piso
Hermione sintió su corazón latir a mil por hora y cogió con brusquedad la insignia mientras abría el pequeño bolso que había traído con ella.
-Tengo muchas ganas de ver a Herm-comentó Ron cuando se encontraban tan solo a unos pasos del cuarto de Harry y Ginny
La castaña rebuscó con ánsia en su bolso sin encontrar la insignia falsa y cuando estubo a punto de darse por vencida la rozó con los dedos.
-Aquí estas-susurró cogiendo con rapidez la insignia falsa y, justo antes de que los chicos entraran en el cuarto la introdujo bajo el colchón, se guardó la verdadera insignia en el bolso, que tiró encima del escritório y se pusó rápidamente en pie.
-¡Ron!-dijo la castaña con el corazón todavía en la boca mientras se lanzaba a los brazos de su amigo pelirrojo
-Me alegro de verte Herm-dijo el chico correspondiendo el abrazo de su amiga-Estas preciosa
-Grácias-dijo vergonzosamente la castaña separándose de su amigo.
-¿Has ideado algo mientras estaba abajo?-preguntó Harry concentrándose exclusivamente en la misión
-Bueno...He estado pensando y he llegado a la conclusión de que deberíamos atacar lo antes posible. Debe ser un ataque que les coja por sorpresa-dijo sobre la marcha la castaña
-Yo estoy con Hermione-dijo Ron frotándose las manos-Tengo ganas de partir caras
-Pues por desgrácia Ronald esa no es nuestra misión-comentó la castaña-Nosotros debemos concentrarnos solo y exclusivamente en encontrar el Horrocruxe
El pelirrojo bufó con indignación y se tumbó en la cama de matrimónio.
-¿No podremos apalizar ni a un simple mortio?-preguntó el chico esperanzado
-No-respondió sécamente la castaña concentrándose nuevamente en el plan de distracción-Deberíamos organizarnos de manera que hayan varios grupos y ataquen por diferentes lugares.
-Podríamos partir la Órden en cuatro o cinco grupos y ordenar que ataquen cada uno en una zona distinta-dijo Harry mirando el mapa
-Chicos, ¿No creeis que resultará extraño que nosotros no estemos?-dijo Ron poniéndose en pie-¿Creeis que no se preguntarán dónde nos hemos puesto?
-Ron tiene razón, ¡Joder!-dijo Harry revolviéndose el pelo con nerviosismo mientras Hermione pensaba en una solución al problema
-¿Os acordais de lo que hicimos cuando la Órden quiso sacar a Harry de Privet Drive?-dijo pensativamente la castaña
-¿Insinuas que nos transformemos todos nuevamente en Harry?-preguntó Ron sin entender exáctamente a dónde quería parar su amiga
-Claro que no Ronald, no seas tonto-dijo la chica mirando a sus amigos-Si transformásemos a toda la Órden en Harry nos perseguirían a todos y el plan consiste en que a nosotros tres no nos sigan.
-¿Entonces?-preguntó Harry
-Conozco una poción que puede convertirte en la persona que deseas con solo pensar en ella y después puedes volver a transformarte en tí mismo. Podría sernos útil, pero deberíamos asegurarnos de que ningún miembro de la Órden se transforme en nosotros a la vez que otro o podrían descubrirnos.
-Eso es una locura Herm-dijo Ron suspirando-¿Cómo vamos a impedir que una persona se transforme a la vez que la otra? Se supone que organizaremos varios grupos en diferentes lugares. Si por ejemplo Kingsley se encuentra en el norte del pueblo y Remus en el sud, ¿Cómo van a saber si el otro se ha transformado en uno de nosotros? O aún peor, ¿Cómo puede saber si puede o no puede transformarse en uno de nosotros?
-Podríamos organizar tres grupos y ordenar a uno de los integrantes de cada grupo que cada cierto tiempo y sin que los mortios se den cuenta se transforme en uno de nosotros. El integrante del grupo A se transformará en Harry, el del grupo B en tí y el del grupo C en mí, así evitaremos problemas y podremos escabullirnos sin que se den cuenta-explicó la castaña
-¿Cómo hemos podido estar tanto tiempo sin tí?-preguntó Harry abrazando a su amiga
-Lo que no entiendo es como se le ocurren siempre esas cosas-dijo Ron sin comprender la astúcia de su amiga-¿Eso lo lees en los libros?
-Ronald lo siento, pero hay gente que es inteligente y otra que...bueno...que es como tú-dijo la castaña riendo mientras Ron entrecerraba los ojos
-¿A sí?-preguntó Ron esbozando una media sonrisa
-Si
-¡Te vas a enterar Hermione Granger!-gritó Ron lanzándose encima de su amiga que cayó encima de la cama mientras le hacía cosquillas-¡A Ron Weasley nadie le llama tonto!
-¡Ron...Ron pa-para!-gritó entre carcajadas la chica intentando escaparse de las manos de su amigo
-Chicos pareceis crios...-comentó Harry mirando a los chicos mientras volteaba los ojos y tal como pronunció esas palabras Ron dejó de hacerle cosquillas a Hermione y ésta dejó de reir. Los chicos se miraron cómplices, se levantaron de la cama y en plena sincronización se acercaron lentamente al pelo azabache, que les miró con miedo.
-¿Chicos?-preguntó Harry mirando a sus amigos-¿Os pasa algo?
-¡Guerra de cosquillas!-gritó Ron lanzándose encima de su amigo a la vez que Hermione
Desde el piso inferior Ginny escuchó las carcajadas de su esposo y los gritos de su hermano y su amiga mientras no podía evitar negar con la cabeza y suspirar dibertidamente.
-Nunca madurarán...-comentó para sí misma mientras se llevaba a la boca un trozo de croissant de chocolate-Me voy a poner como una ballena...-se dijo con amargura sin poder evitar coger otro croissant
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Mar Ago 26, 2008 2:47 pm

o_O
Draco esta tonto o que¿?
como se le ocurre hacer esas cosas!! porque todo fue culpa suya!!! lo se!! ^^
bueno, a ver ahora que pasa!! jooooo lo dejaste en una parte muy interesante Crying or Very sad
siguelooooO!!!!
unBesazoO!! de ttu fan nº1!!*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bonnie...



Femenino Cantidad de envíos : 91
Edad : 21
Localización : a donde me lleve el viento....
Fecha de inscripción : 11/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Miér Sep 03, 2008 11:22 pm

Xfin me puc al dia! Smile
Esta super la historia! Exclamation
Me encatna! Laughing
Cuando vas a seguir? Question
La dejast en una part super interesant! Very Happy
Draco si es bobo xq iso todo sto! Sad
Siguelo pronto x fis! geek
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 11, 2008 10:58 pm

¿¿¿¿¿POR QUE NO SIGUEEEEES?????

Anda pooooooorfa!!!!!

necesito saber que pasa ahora!!!

=(!!!


Sigueee!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 25, 2008 6:53 pm

Tras una reunión con todos los integrantes de la Órden y varias discusiones todos acabaron apoyando el plan que Harry, Ron y Hermione habían presentado y, teniendo en cuenta que el tiempo era crucial para que la operación saliese según lo previsto, decidieron que el ataque se produciría el día 5 de Octubre, tan sólo dos días después de que aprobaran el plan de ataque de los chicos.
Hermione se sentía en una nube. Las cosas estaban saliendo a la perfección y eso le inquietaba. Quizá en unas pocas horas pudiese descubrir todo aquello que tanto había anelado, pero ahora que faltaba poco para que todo acabase empezaba a preguntarse si debía seguir adelante o quedarse tal y como estaba. No amaba a Víctor, estaba claro, pero se llevaban bien y se respetaban mutuamente. Quizá quedarse con él fuese lo más conveniente y lo más inteligente, pero no podía evitar sentir el cosquilleo de la curiosidad y, por alguna razón que no era capaz de entender, necesitaba averiguar el significado de esos extraños sueños que tenía por las noches y mucho más teniendo en cuenta lo que tan sólo hacía tres noches había soñado...

FLASH BACK

Todo estaba en completa penumbra en aquella vieja celda. La pequeña sala tan sólo estaba iluminada por la ténue luz de la luna que alumbraba la figura de una persona que, extrañamente, le resultaba muy familiar.
Allí, encadenado contra una de las paredes, se encontraba un chico rúbio que permanecía sentado, con una de las rodillas flexionadas en las que apoyaba uno de sus brazos. Se encontraba con los ojos cerrados y con la cabeza apoyada contra la fría pared de piedra. El rúbio pareció darse cuenta de la presencia de la chica y abrió los ojos mientras le observaba.
-Herm, no podemos tardar o nos descubriran-dijo la voz de Ginny a sus espaldas-Dentro de diez minutos vendré a buscarte
El chico se puso en pie mientras reprimía un gemido de dolor y se llevaba la mano al pecho.
La castaña pudo distinguir entre la oscuridad la sangre que manchaba la camisa del chico y lentamente se acercó a él. Sentía miedo y preocupación, ¿Pero porqué? ¿Por él? Pero si ni siquiera sabía quien era ese chico.
-No es más que un simple rasguño-comentó el rúbio esbozando una media sonrisa sin quitarle ojo de encima a la castaña
Esa sonrisa...sabía que la recordaba de algo...y sus ojos grises...Sabía que había visto antes esos ojos.
-Herm, debemos irnos-dijo la pelirroja asomándose por la puerta de la celda
La castaña giró el rostro para observar a su amiga pero no encontró nada más que simple oscuridad en la celda.
-¿Ginny?-preguntó Hermione convencida de haber escuchado la voz de la pelirroja
Al no encontrar rastro de la chica volvió a posar su mirada en el chico, aunque su sorpresa fue descubrir que el rúbio ya no se encontraba encadenado y que ni ella ni él se encontraban ya en la lúgubre celda, sinó que se encontraban en un espeso bosque rodeados de gente que les apuntaban con sus baritas y les gritaban.
-¡Apartate Hermione!-escuchó gritar a sus espaldas la castaña y, al girarse pudo ver a Harry y a Ron con las varitas en alto mientras le ordenaban una y otra vez que se alejase del rúbio.
-¡¡Apartate!!-ordenó Harry, pero sin saber porqué no podía alejarse del chico, no podía dejar que le matasen, no iba a permitir que le hiciesen daño, así que negó con la cabeza dando a entender que no iba a separarse del chico.
-Eso no es un problema-dijo Fudge ordenando con un simple gesto a uno de sus hombres que atacara
Un rayo verde esmeralda voló con rapidez en dirección a su pecho pero no llegó a chocar contra él ya que el rúbio se interpuso. Sintió los brazos del muchacho rodeando con fuerza su cuerpo y el corazón se le encogió al escuchar las dos palabras que el rúbio pronunció antes de que la intensa luz verde esmeralda le cegase.
-Te amo...te amo...te amo...

FIN FLASH BACK


No podía borrar de su memória cada una de las palabras que había escuchado en su sueño ni podía borrar esos intensos ojos grises de su cabeza...Todo era una locura. ¿Qué era lo que verdaderamente buscaba? Su búsquda por la verdad estaba basada en simples sueños, definitivamente todo era una completa locura.
Bufó con cansáncio y se sentó en el borde de la cama mientras dibujaba una y otra vez el rostro de ese chico en su cabeza. ¿Se trataría verdaderamente de Draco Malfoy? No era posible, pues él era un mortio y ella un auror. Él le odiaba por ser una sangre súcia y una "rata de biblioteca" como siempre le había hecho entender, todo era incomprensible e ilógico. ¿Qué estaba ocurriendo?
-Carriño, ¿Te pasa algo?-preguntó Víctor acercándose a su esposa
-Estoy un poco cansada, solo es eso.
-Pues deberrias descansar. Esta noche tendrrás que estar al cien por cien-dijo el moreno besando la frente de la castaña mientras esta sonreía
-Tienes razón...Lo mejor será descansar
-Últimamente siemprre estas agotada, ¿Estas segurra de querer volver a la lucha?-preguntó Víctor con preocupación
La castaña asintió y el chico dejó el tema por zanjado.
-Dentrro de una horra estarrá lista la comida. Vendrré a despertarte.
-Está bien. Grácias-dijo la chica acostándose en la cama a la vez que Víctor desaparecía tras la puerta de la habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 25, 2008 6:54 pm

Eran las nueve y media de la noche. La luna ya había invadido el grisáceo cielo. En el ambiente se respiraba paz y tranquilidad. Los árboles bailaban al compás del viento, las nubes dibujaban extrañas y hermosas figuras en un cielo estrellado y el olor a hierba húmeda invadía cada rincón de ese espacioso y hermoso jardín.
La corta hierba rozaba sus dedos a la vez que su pelo castaño acariciaba su rostro. Sus labios permanecían rojizos y húmedos a causa de su nerviosismo, pues no podía evitar mordérselos cuando temía que algo saliese mal. La hora ya había llegado y no estaba completamente segura de estar preparada para asumir lo que dentro de poco vendría, pero debía ser fuerte, valiente y decidida.
-Herrmione, ya es la hora-dijo Víctor desde la puerta que daba al jardín
La castaña entreabrió los ojos mientras aspiraba profundamente ese agradable olor que invadía sus pulmones y sus fosas nasales.
-Te están esperrando-volvió a hablar el chico
-Ahora voy-respondió la chica sin mirar al hombre que le observaba con preocupación
-No quierro que vayas-admitió Víctor mirando a su esposa
Al escuchar las palabras del chico Hermione se puso en pie, se limpió la tierra que permanecía en su capa con las manos y seguidamente empezó a caminar hacia el chico.
-Voy a ir-aseguró la chica abanzando por delante del moreno sin mirarle
El jóven cogió a la castaña por el brazo y le obligó a que le mirase.
-Quedate-le rogó el chico mientras, con la mano que tenía libre acariciaba el rostro de su esposa
Hermione negó con la cabeza y lentamente se separó del moreno.
-Debo volver a la lucha-dijo la chica-Necesito hacerlo
-¡Pueden matarrte!-dijo Víctor dejando a flor de piel su gran preocupación
-Es un riesgo que debo correr-dijo Hermione dándole la espalda al chico
-¡No voy a permitírrtelo!-gritó el chico cogiendo a la castaña fuertemente por la muñeca para impedir que esta siguiese abanzando
-Víctor suéltame-dijo Hermione mirando a su marido con seriedad-Me haces daño
-No-dijo sécamente el chico apretando más la muñeca de la chica-No voy a permitir que te maten
-¿Pero que es lo que te pasa?-preguntó la chica frunciendo la frente-Hace unas horas me apoyabas y ahora estas completamente paranoico
-Me he dado cuenta de la estupidez que estas haciendo y no voy a permitirlo-dijo Víctor rodeando la cintura de la chica con el brazo que tenía libre y la atraía hacia él-Te amo y no voy a perderte-se sinceró el moreno
-Lo siento Víctor-dijo Hermione esquivando la mirada del chico
El moreno besó con fúria a la castaña mientras cada vez la aproximaba más hacia él hasta no dejar espacio entre sus cuerpos. Hermione intentó separarse del chico, pero la presión que este ejercía era demasiado fuerte como para poder zafarse del moreno. Intentó gritar, pero los furiosos labios de Víctor no se separaban ni un segundo de los suyos y, en un acto desesperado por conseguir que el moreno le soltase, le golpeó con la rodilla en su entrepierna.
Víctor gritó de dolor y Hermione consiguió separarse finalmente de él. Le miró con miedo y con asco antes de salir corriendo hacia el salón.
-¡¡Hermione esperra!!-oyó gritar a Víctor a la lejanía antes de desaparecerse en la chimenea de su espacioso salón mediante los polvos flu
Se apareció en una desolada y vieja casa en la calle Charing Cross, una calle cercana "El Cadero Chorreante".
-¡Por fin Hermione!-dijo Ron al ver aparecerse en la abandonada estancia a su mejor amiga-Hace un cuarto de hora que le hemos dicho a Víctor que te llamase. ¿Porqué has tardado tanto?
-Ahora eso no importa-dijo sécamente la castaña intentando cambiar el rumbo de la conversación-¿Están todos preparados?
-Si. El primer grupo está situado en Holly Dolls, un pueblo cerca de Hole´s Room-anunció Harry
-Se suponía que debían estar en Far upsite-dijo Hermione confusa ante el cambio que se había dado a última hora
-Lo sabemos, pero resulta que esa área está repleta de dementores. Al parecer ya han supuesto que habríamos llegado a la conclusión de que allí se encuentra uno de los Horrocruxes-dijo con desánimo Ron
-Lo dudo...-murmuró Hermione-No creo que piensen que vamos a atacar. Simplemente quieren tener la seguridad de que esa zona estará bien protegida
-¿Insinuas que esa es la zona en la que podrían guardar el Horrocruxe?-preguntó Harry
-No...sería demasiado sencillo...Los dementores son vencidos con facilidad. Simplemente están ahí para estorbar-se dijo a sí misma Hermione-Debemos seguir con el plan tal y como lo habíamos planeado hace unos días. ¿Donde se encuentran el segundo y el tercer grupo?
-En las áreas asignadas-aseguró Harry
-Entonces, ¿A qué estamos esperando?-preguntó la castaña con una sonrisa
Los tres chicos se cogieron de las manos, se desaparecieron de la abandonada casa y se aparecieron en el borde de un bosque cercano al pueblo que debían atacar esa noche.
-Quedan doce minutos para que el grupo de Harry ataque-anunció Ron mirando su reloj de muñeca
-Debemos darnos prisa-comentó Hermione observando el paisaje que les rodeaba-Harry, saca la capa
El pelo azabache introdujo su mano en el bolsillo del pantalón y de él sacó una capa semi-transparente tan fina como la seda. Los tres chicos se ocultaron bajo la capa y caminaron silenciosamente hasta llegar al límite del pueblo, donde dos mortios vigilaban la entrada a Holly Dolls.
-Quedan cincuenta segundos-anunció en un susurro Ron
Pasados los segundos que el pelirrojo había contado, se produjo una explosión a unos quince metros de allí y los dos mortios salieron disparados hacia el lugar que el grupo de Harry estaba atacando.
Los chicos entraron corriendo en el pueblo e inspeccionaron con rapidez las calles principales que lo formaban.
-¿Y ahora qué?-preguntó Ron mirando a Hermione, que permanecía en silencio buscando con la mirada posibles lugares que pudiesen esconder un Horrocruxe
-Hermione no tenemos mucho tiempo-dijo con impaciencia Harry
-Estoy pensando...-dijo Hermione-Tengo tres posibles lugares.
-¡No tenemos tiempo de inspeccionarlos todos!-dijo Ron con pánico
-Deberemos separarnos-anunció la castaña-Harry, ¿Llevas el mapa del pueblo?
-Si, lo tengo en el bolsillo-dijo el chico sacando el arrugado mapa de su pantalón vaquero
-Tú te dirigirás a la gigantesca mansión que está en el nord-este-le dijo Hermione a Harry
-Esa mansión la han inspeccionado tres veces los del ministerio. No creo que...
-Harry, hazme caso-ordenó Hermione sin hacer caso a los comentarios de su amigo
El chico asintió sin replicar y buscó la mansión en el mapa para encontrar la manera más rápida de llegar hasta su destino.
-Ron, tú te dirigirás al banco por el que hemos pasado hace unos minutos
-¿El que estaba en frente del bar "Fuentes eternas"?-preguntó el pelirrojo
-Solo hay un banco en el pueblo-dijo Hermione como si fuese obvio de lo que estaba hablando-Yo me dirigiré hacia la tienda de muebles que está en el sud
-Pero si esa tienda lleva abandonada años-preguntó Harry
-Lo sé, pero creo que allí hay algo...puedo presentirlo-mintió la chica
-¿Y desde cuando no atiendes a la lógica y si a los presentimientos?-preguntó Ron con extrañez
En ese momento el segundo grupo atacó cerca de donde ellos se encontraban proporcionándoles la distracción perfecta.
-¡Vamos, rápido!-gritó Hermione saliendo de su escondite a la vez que Harry y Ron
Cuando perdió de vista a los chicos y tras esconderse en una estrecha y oscura calle del lugar, sacó del bolsillo de su capa la insignia que con tanto cuidado había guardado y la observó con detenimiento. La serpiente dibujada en la insignia brillaba con intensidad y parpadeaba con rapidez.
-Sabía que te encontraría...-murmuró Hermione con el corazón en la garganta mientras caminaba siguiendo las indicaciones del pequeño escudo depositado en su mano
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 25, 2008 6:54 pm

Corrió con rapidez por las calles del pueblo esquivando de vez en cuando a algún que otro mortio que se encontraba por el camino, pues no debía ser vista por nadie o podría ser descubierta su posición y la de sus amigos.
-¡He visto a Potter!-gritó un hombre encapuchado corriendo hacia la calle principal de Holly Dolls pasando muy cerca de Hermione, aunque no reparó en ella
La castaña se llevó la mano al corazón, suspiró aliviada y volvió a mirar la insignia que cada vez parpadeaba y brillaba con más intensidad.
-¿Dónde te escondes?-se preguntó Hermione al acabar en un callejón sin salida-Se que estas cerca pero...¿Dónde?
La joven miró con detenimiento los dos viejos edificios situados a su lado y dirigió el escudo hacia cada uno de ellos.
-Así que aquí estas...-murmuró Hermione mirando cada rincón del edificio de cinco plantas que estaba situado en frente de sí.
Cerca de ella se encontraba una oxidada puerta entreabierta, así que con gran cautela y con el corazón palpitando con rapidez, posó su mano encima del viejo pomo y abrió lentamente la puerta, que chirrió al darle paso a la castaña. Entró con lentitud en la estancia, sacó la varita e iluminó la oscura e inhóspita sala. El lúgubre pasillo estaba plagado de polvo y telas que en su día varias arañas tejieron. El suelo permanecía húmedo y encharcado y cada cuidadoso paso que daba resonaba como si de un gigante se tratase.
Abrió una de las múltiples puertas que decoraban las paredes siguiendo las indicaciones de la serpiente y, al abrirla, una fuerte ventisaca consiguió que el escudo y la varita se le escapasen de entre sus dedos y que su cuerpo se golpease fuertemente con la pared que tenía detras de sí.
-Mierda...-susurró la chica gimiendo débilmente mientras buscaba su varita y la insignia entre la oscuridad.
La única luz que era capaz de iluminar tenuemente el lúgubre pasillo era aquella que provenía de la sala que acababa de ser abierta por la chica y, aunque no le hacía ninguna grácia seguir el camino sin su varita y sin el escudo que le servía como mapa no le quedaba mucho tiempo, así que dejó la búsqueda y emprendió el camino cruzando la gigantesca puerta de metal que se cerró estruendosamente tras ella.
La castaña se mordió los labios con nerviosismo y siguió caminando hacia la única salida que le quedaba, unas escaleras que llevaban al piso superior. La podrida madera crujía bajo sus pies y el único sonido que se escuchaba a parte del de la vieja madera era el de su pausada pero profunda respiración. Al llegar al primer piso las antorchas que colgaban de las paredes se encendieron iluminando con totalidad la gigantesca sala llena de cuadros desiertos y elegantes jarrones en su mayoría rotos o resquebrajados por el paso del tiempo.
-Si sabes que estoy aquí dá la cara-dijo Hermione observando con detenimiento cada rincón que le rodeaba. Estaba claro que la persona a la que buscaba ya le había descubierto, ¿Pero porqué no se dejaba mostrar?
Escuchó el chirrido de una puerta al abrirse, dirigió su mirada hacia el lugar de donde provenía el desagradable sonido y seguidamente con paso decidido abanzó hasta cruzar el marco de la puerta. Al otro lado de la iluminada sala en la que hasta entonces se había encontrado, divisó un espacioso despacho que, en su tiempo, debió pertenecer a alguna persona importante, ya que la mesa en la que reposaban varios escritos estaba hecha de auténtico oro blanco mezclado con diamantes y las enormes estanterías llenas de libros polvorientos estaban hechas con auténtica madera de sequoia.
-Vaya...-murmuró Hermione observando con fascinación la sala-Es increible...
-¿Te gusta?-preguntó una grave voz que arrastraba las palabras muy cerca de ella y, justo en el momento en el que una varita rozaba su cuello, la puerta de la sala se cerró y quedó sellada por dentro y por fuera impidiendo que nadie pudiese entrar a salir de la extravagante habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 25, 2008 6:55 pm

Sintió su corazón latir violentamente cuando aquella voz habló. Sintió escozor al notar la punta de la varita del indivíduo rozar su piel mientras. Su nerviosismo creció poco a poco a medida que pasaba el tiempo. Se encontraba sola en una habitación completamente sellada, sin varita y con álguien que seguramente querría dañarle, ¿Qué debía hacer?
-Sabía que el idiota de Krum no podría contigo. Sabía que eras demasiado inteligente y rápida para él-susurró cerca del oído de la chica aquel misterioso indivíduo-Lo supe desde el princípio y se lo advertí.
-¿De qué conoces a Víctor?-preguntó la castaña sin mover ni un simple músculo de su cuerpo ante el temor de poder ser atacada
-Tu querido marido no debía permitir que esta noche vinieses aquí
-¿Porqué?-preguntó la chica con curiosidad y temor
-Demasiadas preguntas...ese es tu defecto. Siempre preguntas esperando respuestas, pero esas respuestas no siempre pueden ser respondidas.
-¿De qué me conoces?-preguntó nuevamente la castaña
-¿Lo ves? Demasiadas preguntas-dijo el chico haciendo una sonrisa-Que no van a tener respuesta alguna
-Quiero saber quien eres. Y esta vez no te lo estoy preguntando-aseguró Hermione con decisión
El joven alejó lentamente su varita del cuello de la muchacha y se alejó un poco de ella. Hermione aspiró con fuerza y giró lentamente su cuerpo y su rostro hacia el muchacho, que permanecía de pie frente a ella.
-¿No me reconoces?-preguntó el chico con sorna mientras la castaña le miraba con detenimiento
Había cambiado mucho desde la última vez que le había visto. Ahora era más alto de lo que lo había sido tiempo atrás y su rostro se había endurecido con el paso del tiempo, pero su cínica sonrisa y su mirada apaciguadora seguían siendo las mismas. Observó su antebrazo descubierto a pesar del frío que ese día hacía y apartó inmediatamente los ojos de esa zona para volver a posarlos en los ojos oscuros del muchacho.
-No creí que finalmente fueses capaz de hacerlo-dijo la chica refiriéndose cláramente a la marca tenebrosa que reposaba en el antebrazo del muchacho
-¿Qué te hacía suponer que no lo haría? ¿Que no me uniría a ellos?-preguntó el chico dibertidamente mientras volvía a acercarse con lentitud a la castaña
-No lo sé. Siempre habías sido un chico conflictivo y altanero, pero creí que no tendrías el valor suficiente. Creí que quizá en el fondo eras una buena persona-dijo la castaña con decepción y asco sin despegar sus ojos del chico
-¿Una buena persona?-se mofó el joven-Tan própio de Granger...
-Pues sí. Jamás creí que te convertirías en un ser tan despreciable cómo Malfoy-comentó con desprécio la muchacha
-Bueno, siempre fuí su mejor amigo. Siempre fuimos inseparables.
-Pero aún así...yo...yo no...Zabini, pensaba que llegarías a ser algo más que un despreciable mortio. Tú jamás me miraste con el mismo ódio con el que Malfoy me miraba, ni jamás ví en tí esa sombra, esa tenebrosa sombra en tu mirada.
-Ya ves. Las personas cámbian-dijo el chico jugando con su varita
Hermione le miró con desprécio sin poder llegar a creer que él se había convertido en un asesino, en un despreciable mórtio. ¿Cómo había podido hacer algo semejante? De repente, una imágen cruzó por su memória y recordó el sueño que poco tiempo atrás había tenido.
-Tú-dijo señalando a Blaise-Tú eras el chico de mi sueño...tú...tú me llevaste hasta malfoy aquella vez...-comentó mientras ecrraba los ojos y hacía memória-Nos encontrábamos en los terrenos de Hogwarts y tú me ayudaste.
Blaise se quedó completamente de piedra al escuchar las palabras de la muchacha y alzó su varita apuntándole.
-¡Desmayus!-gritó provocando que un rayo azul escapase de su varita y atravesase el cuerpo de la castaña, que no llegó a golpear el suelo, ya que unos robustos brazos lo impidieron-¿Cómo sabe eso? ¿Cómo puede acordarse?
-Sabe demasiado-comentó el muchacho que sujetaba a Hermione entre sus brazos
-Draco, esto se te está llendo de las manos. Está empezando a recordar-comentó el moreno mientras daba vueltas por la espaciosa habitación mientras el rúbio sonreía observando a la castaña-¿Porqué cojones sonries?-preguntó molesto el moreno
-Porque aunque no quisiese asumirlo, sabía que ella no pararía. Siempre ha sido muy cabezota-comentó el rúbio observando fijamente a la muchacha que tanto había anhelado
-¿Porqué no le cuentas la verdad? ¿Porqué no dejas de una vez las mentiras Malfoy?-preguntó Zabini al ver el rostro de su amigo-Por primera vez desde hace meses has sonreido. Debes admitir que la necesitas tanto como ella a tí.
-¡¡Cierra la puta boca!!-ordenó Draco con fúria
-¡¿Porqué debería hacerlo?!-gritó Blaise-¡Sabes que tengo razón!¡Sabes que ella no parará hasta descubrir la vesrdad!¡Sabes que nuestro plan se está desmoronando lentamente!¡Ya nádie se acuerda de lo sucedido, ya nádie os persigue, ni siquiera los tuyos!
-¡¡He dicho que cierres la boca!!-gritó enfurecido el muchacho
-Tienes una segunda oportunidad Draco...tienes una segunda oportunidad para arreglarlo todo. Ahora sabes cómo debes actuar, sabes los errores que no debes cometer-dijo con sabiduría Blaise mientras miraba a su mejor amigo con lástima y rábia
-¡Tú no tienes ni puta idea!-comentó el rúbio con desprécio mientras pensaba en aquella voz que siempre le atormentaba-Ella jamás recordará nada, ¿Entendido? Es algo que jamás permitiré y tú tampoco. ¿Lo has entendido?-ordenó Draco dejando a la muchacha con suavidad en el frío y duro suelo-Devuélvesela a Krum y dale una lección. No quiero que vuelva a cometer un fallo parecido. La próxima vez, no seré tan piadoso. Ah, y haz lo que sea, cualquier cosa para impedir que recuerde nada más, ¿Entendido?-dijo firmemente Draco antes de desapareciéndose del lugar
Blaise aspiró con fuerza y observó a aquella castaña que era la causa de todos los problemas y, a la vez, la solución de ellos. ¿Cómo iba a impedir que ella siguiese buscando pistas? Se acercó lentamente a ella y se acuclilló a su lado observándole detenidamente. Ella le estaba matando. Estaba sumiendo lentamente a Draco en un círculo de tieneblas del que dentro de muy poco no podría escapar y él, hasta entonces, no había podido hacer nada al respecto.
-Hasta ahora...-susurró para sí mismo. Estaba decidido. No iba a permitir que Malfoy se convirtiese de nuevo en la persona infeliz, cruel y despiadada que anteriormente había sido-Tú conseguiste cambiarle una vez...y volverás a hacerlo-dijo decididamente mirando a la inconsciente muchacha.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Jue Sep 25, 2008 6:56 pm

Corrió por los oscuros pasadizos de aquel abandonado lugar. Podía escuchar a lo lejos gritos y, aunque no había ni una simple ventana que le permitiese poder observar los hazes de luz que volaban con rapidez por distintas zonas del pueblo, podía intuir que algo no andaba bien. Sus ojos, bañados en lágrimas de ignoráncia, a penas podían distinguir lo que le rodeaba y lo que golpeaba a su paso. Y su cuerpo, completamente entumecido por el frío del lugar y por aquella poderosa maldición que Blaise le había lanzado, se movía casi por voluntad própia sin que su cerebro pudiese impedir que sus piernas siguiesen moviéndose con tanta rapidez por aquel estrecho y desierto pasillo. Tras correr durante varios minutos, finalmente atravesó aquella maziza puerta de hierro que le llevó al exterior, dónde un frío viento del norte logró que sus pálidas mejillas se encendiesen y que sus labios se amoratasen con tal rapidez que parecía imposible. Sin previo aviso, su cuerpo empezó a temblar exageradamente causando que sus piernas, sin poder soportar el peso de su própio cuerpo, flanquearan provocando que la chica cayese de bruces en el frío suelo empedrado que descansaba bajo sus pies. Escuchó unos pasos a lo lejos, unos pasos conocidos que consiguieron que el miedo se apoderase totalmente de su mente y de su cuerpo, unos pasos apaciguados que se acercaban a ella lentamente mientras la joven intentaba de todas las formas posibles ponerse nuevamente en pie, cosa que no logró. No sabía lo que le estaba pasando, pero desde que el moreno le había lanzado aquel extraño hechizo no verbal, no podía controlar sus actos. Ni siquiera podía controlar la movilidad de sus extremidades y tiritaba cada vez con mayor freqüéncia haciendo que incluso llegase a temer que pudiese cogerle algun ataque que acabase con su vida. Un grito escapó entre sus gruesos e inchados labios cuando unos dolorosos pinchazos empezaron a recorrer sus entrañas y no pudo evitar que varias lágrimas consiguesen escapar de sus vidriosos ojos cuando su própia sangre escapó por su garganta hasta reposar en el piso. Aquel indivíduo ataviado con las vestimentas características de los mortífagos cesó el paso justo a su lado mientras ella se obligaba a no gritar ante él y a no mirarle, pues tenía tantísimo miedo en ese instante que no podía ni siquiera reprimir su llanto, un llanto que no iba a mostrarle, pues hacía años se había prometido a sí misma que ningún slytherin volvería a verle llorar como solía pasar en Hogwarts cuando ellos le insultaban y, por esa simple razón, por esa promesa que se había dispuesto a cumplir como fuese posible, no iba a permitir que el moreno observase su rostro lleno de lágrimas de dolor, aquel terrible e insufrible dolor que recorría su organismo.
-No te preocupes. Pronto dejarás de sentirlo-comentó Blaise acuclillándose junto a la chica, que volvió a vomitar nueva sangre que recorrió rápidamente el suelo del lugar
-¿Q-Que m-me...me has he-hecho?-preguntó con ódio Hermione sin poder evitar que el temblor que invadía cada parte de su ser cesase
-Se trata de un complicado hechizo que pocas veces se ha llevado a cavo entre los magos-explicó calmadamente el chico mientras la castaña se mordía el labio inferior para evitar proferir un ensordecedor grito que hubiese invadido cada lugar del pueblo en el que se encontraban-Pronto todo volverá a cobrar sentido en tu vida, Granger.
En ese instante la castaña se colocó en forma fetal y se agarró con fuerza la cintura como si temiese que las costillas pudiesen atravesar en cualquier instante la fina capa de piel que las cubría y, aunque permanecía con los ojos cerrados, podía percivir la mirada del moreno posada en ella.
-¿Por-porqué?-logró murmurar la chica entreabriendo sus inchados párpados
Contempló aquella borrosa figura situada frente a ella hasta que, pasados unos segundos, la nebulosa silueta se puso lentamente en pie al escuchar varios gritos procedentes de algun lugar cercano que Hermione no pudo distinguir. De hecho, lo último que pudo divisar con cierta claridad antes de desmayarse a causa del dolor, fue cómo el muchacho se desaparecía justo antes de que una cegadora luz violeta le golpease.


Aquella ténue y acompasada luz que bailaba al compás del viento cegó sus ojos durante algunos instantes obligándole a cerrar nuevamente sus pesados párpados. No sabía dónde se encontraba, tan solo podía escuchar los gritos de varias personas que se encontraban a su lado, aunque era completamente incapaz de escuchar lo que decían y, mucho menos, de intentar mantener una conversación con ellos, por muy corta esta que fuese. De hecho, ni siquiera podía distinguir las voces de aquellas personas situadas a su lado. Pronto, el fuerte ruido que los zapatos de aquellos indivíduos producían al golpear el suelo se introdujo en la cabeza de la castaña y, por lo que debía suponer, aquellas personas le estaban llevando a algun lugar que no era capaz de imaginar. No sabía porque se encontraba en esa situación ni porque escuchaba tantos gritos a su alrededor y eso le inquietaba desmesuradamente. Notó el cálido tacto de una mano en su frente y aunque quiso abrir los ojos para poder identificar a la persona con la que mantenía aquel escaso contacto, sus párpados no hicieron ni un mínimo esfuerzo por alzarse, sino más bien lo contrário y permanecieron cerrados hasta conseguir que finalmente el sueño volviese a vencerle.
No supo el tiempo que había transcurrido desde aquella última situación vivida que recordaba, pero tampoco le interesaba demasiado saberlo, simplemente deseaba poder abrir los ojos y observar lo que se alzaba a su alrededor, cosa que le fue completamente imposible, pues nuevamente sus párpados se mantuvieron firmes impidiendo cualquier movimiento. Nuevamente nuevas voces colapsaron cada rincón de su mente y, aunque al princípio siguió sin poder escuchar lo que estas voces decían lentamente, poniendo todo su empeño, empezó a distinguir palabras que no conseguían mantener ningún sentido lógico en su mente y empezó a sentir unos leves pinchazos que atizaban su frente. No supo cuanto tiempo pasó hasta que finalmente consiguió identificar a la primera persona que se encontraba a su lado pero, cuando lo hizo, sintió cómo su corazón empezaba a bombear violentamente sangre una y otra vez consiguiendo que su pulso aumentase considerablemente en pocos segundos.
-Herm...Herm...-repitió ese nombre una vez más junto al oido de la chica, como había estado haciendo durante casi veinte minutos sin que diese resultado alguno
-Ron, deja ya de repetir su nombre, ¿Quieres?-pidió entre llanto una muchacha que Hermione pudo reconocer con rapidez como Ginny Weasley
-Estoy intentando que despierte-explicó el pelirrojo con un cierto ápice de rábia en su voz
-¿Y crees que así vas a conseguir algo?-preguntó irónicamente la chica intentando no derrumbarse más si es que era posible
-Los medimagos han dicho que lo mejor en estos casos...
-Sé perfectamente lo que han dicho-le cortó sécamente la pelirroja consiguiendo que Ron enmudeciese
En los siguientes segundos en la habitación no reinó nada más que el siléncio y, si no hubiese escuchado las pausadas respiraciones que los chicos originaban, hubiese asegurado que se encontraba sola en aquel lugar.
-¿Y si no despierta?-preguntó en susurro Ginny-¿Y si...?
-¡No digas eso!-ordenó Ron cogiendo con cuidado la mano de la castaña, que pudo sentir el cálido tacto que el chico le profería
-No pienses en eso. Seguro que se pondrá bien-aseguró Harry abrazando a su mujer, que asintió sin demasiado entusiasmo mientras se acariciaba la barriga y escondía su rostro en el pecho del pelo azabache
-Si...-murmuró Ron sin apartar la vista de la castaña-...Ella siempre ha sido muy fuerte...Mucho más que nosotros...
Escuchó el pomo de la puerta girar con lentitud a la vez que la puerta de aquella habitación se abría para dar paso a dos indivíduos y, por el ruído que ejercían al andar, Hermione estaba segura de que una de las dos personas que habían irrumpido en el lugar debía ser pequeña, pues sus pasos apenas resonaban en el suelo.
-¿Cómo esta?-preguntó la voz de una mujer que para Hermione era completamente inconfundible
-Sin novedades-respondió tristemente Harry mientras se ponía en pie para saludar a la nueva inquilina
-Papi, ¿Tía Hermione está durmiendo?-preguntó inocentemente la voz de una niña a la que la castaña amaba con todo su ser
-Si cariño-dijo Ron cogiendo a su hija en brazos-Pero no tardará en despertar
-Tía Hermione nunca duerme-aseguró Lucy mirando con curiosidad el estado de la castaña-Siempre está haciendo cosas cómo...mmm...leer y...trabajar como tú-dijo la niña señalando a Ron y mirándole con suspicácia
-Por eso mismo. Como siempre está trabajando necesita un descanso, ¿No crees?-preguntó el pelirrojo a la vez que Lucy asentía cómo si fuese obvio-Luna, no deberías...
-Ha insistido mucho en venir-aseguró la rúbia mientras alzaba levemente los hombros-Y yo ya no soportaba estar más tiempo esperando en casa sin hacer nada
-Tampoco creo que puedas hacer mucho aquí, Luna-dijo Ginny secándose las lágrimas que cubrían su rostro-Nadie sabe cuando despertará
-Despertará cuando salga el sol-aseguró Luna soltándose de los aprisionadores brazos de su padre-Papá y mamá siempre se despiertan cuando sale el sol-explicó con seguridad mientras miraba a Ginny con una sonrisa
La pelirroja se puso rápidamente en pie y se tapó la boca con una mano impidiendo que un gemido escapase de su garganta.
-Lo siento...-murmuró antes de salir de la habitación con el rostro lleno de lágrimas que no era capaz de reprimir
-En seguida vuelvo-aseguró Harry poniéndose en pie para seguir a su esposa hasta el pasillo situado justo detras de la puerta corredera
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Bonnie...



Femenino Cantidad de envíos : 91
Edad : 21
Localización : a donde me lleve el viento....
Fecha de inscripción : 11/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   Dom Sep 28, 2008 4:48 am

wooo q raro!
y q va a acr basil???
y q ocurre?
publik prontito!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)   

Volver arriba Ir abajo
 
~~~~ESCLAVA DE LA OSCURIDAD~~~~(D&H)
Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Dexter en la oscuridad
» OSCURIDAD
» MI VIVA COMO ESCLAVA DEL CABEZO >_
» EL INFIERNO DE LA OSCURIDAD.
» Mi Humana oscuridad

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FANFICS DE HARRY POTTER :: FANFICS HARRY POTTER :: PAREJAS :: DRACO & HERMIONE-
Cambiar a: