CREPÚSCULO VS HARRY POTTER
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:27 pm

Hola!!!!Este es el segundo ff que escribo. Espero que os guste!!!!!!!!! Very Happy


Desde despues de la muerte de Dumbledore, la profesora Mc Gonagall se había convertido en la nueva directora de Howgarts y, aunque ese año la mayor parte de alumnos había asistido de nuevo a la escuela, algunos, después de lo sucedido respecto a Voldemort y a la repentina muerte del ex director, habían preferido quedarse y aprender en sus própias casas.
Howgarts ya no era aquel lugar que antaño había sido, peo, aun así, seguía siendo el lugar más seguro de todo el mundo mágico. La mayor parte de los Slytherins habían acudido al colegio de nuevo, entre todos ellos, Draco Malfoy.
Nadie entendía como la profesora Mc Gonagall había permitido a Draco acabar sus estudios después de lo ocurrido el año anterior. Los Slytherins le consideraban un Diosy le alababan constantemente, en cambio, los demás creían que Draco Malfoy sería el heredero de Voldemort y, por ello, le tenían un gran respeto y muchísimo temor.
Hermione miró el reloj que se encontraba en una de las paredes del aula. Sentía un calor asfixiante...odiaba esa clase. Seguía haciendo Runas Antiguas, pero ahora la clase de Adivinación era una asignatura obligatória, por alguna causa que Hermione no lograba entender.
-Mirad vuestra bola de cristal y decidme que veis en ella-dijo la extravagante profesora
-¡Profesora, cro que he visto algo!-dijo Lavander levantándose alegremente del sillón
-¿Que has visto querida?-dijo la profesora dirigiéndose hacia la segunda mesa de la izquierda donde estaban sentadas Lavander y Parvati
-Bueno...yo...me he visto a mí misma...en una fiesta...y...bueno...estaba con un chico muy guapo y estabamos...
La risa de Hermione interrumpió a Lavander, que miró a la castaña con enfado. Todas las miradas se posaron en la castaña que no paraba de reir.
-¿De que se rie usted señorita Granger?-dijo la profesora Trelawey
-Profesora, creo sinceramente que todo esto es una estupidez-dijo Hermione con una sonrisa burlona en su cara
La profesora se acercó a la mesa donde se encontraban Harry, Ron y Hermione.
-Si no puede llegar a ver nada es simplemente porque no es capaz de abrir su corazón señorita Granger-dijo la profesora mirando a Hermione fijamente con cara de pocos amigos-Coja la bola de cristal entre sus manos
Hermione obedeció, aunque a regañadientes.
-¿Y ahora?-dijo la castaña riendo
Ron y Harry miraban a Hermione sorprendidos por su comportamiento. Todos los alumnos estaban mirando intrigados la escena pensando que en algún momento algo intrigante pasaría.
-Mira fijamente la bola y manten tu mente en blanco-dijo la profesora haciendo caso homiso a la risa de la castaña
Hermione volvió a obedecer a la profesora e intentó dejar la mente en blanco.
-¿Que ves?
Hermione no veía absolutamente nada.
-Esto es una pérdida de tiempo-dijo Hermione todavía fijando su mirada en la bola de cristal que tenía entre sus manos
Al darse cuenta de que todos en el aula estaban tan callados, levantó su mirada y la depositó en su profesora.
-¿Profesora Trelawey?-dijo Parvati con los ojos llorosos
Sybill estaba de pie enfrente de Hermione. Sus ojos estaban completamente en blanco y en su rostro no había expresión alguna.
-Una nueva profecía...-dijo la profesora en una voz que no era la suya
-¿Como?-dijo Hermione con temor mirando a Sybill
-Un nuevo amor...una amor sincero...un amor prohibido...
La clase estaba completamente en silencio mirando a Hermione y a la profesora Trelawey.
-Profesora, ¿se encuentra bien?-dijo Ron pasando su mano por delante del rostro de Sybill
-Un nuevo amor...una amor sincero...un amor prohibido...-volvió a repetir Sybill-...un amor prohibido surgirá...causando la destrucción total. Ese amor oculto por los ojos de aquellos que no quieren llegar a ver lo evidente...lo que les puede causar dolor y sufrimiento. Dos almas unidas en un mismo ser...Uno, la luz...el otro, la oscuridad...Cuando los tres primeros planetas se alineen el caos abarcará el mundo...una gran guerra llegará y con ella...la muerte de los amantes que jamás hubiesen tenido que amarse.
Hermione sintió como la vista se le nublaba...su mente repetía una y otra vez lentamente las palabras que segundos antes Sybill Trelawey había pronunciado...Sintió como todo se oscurecía ante ella y se desmayó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:28 pm

Cuando se despertó, se dió cuenta de que estaba en la enfermería. Se encontraba un poco mareada y todo le daba vueltas.
-¡Hermione!- gritó Ron cuando se dió cuenta de que su amiga se había despertado.
Hermione sintió los fuertes brazos de su amigo rodeándole.
-Ron...-dijo Hermione débilmente-...me estas...ahogando...
-Uy...lo siento-dijo Ron al darse cuenta de que había la abrazado demasiado fuerte
-¿Como te encuentras Hermy?
Hermione le dedicó una dulce sonrisa a Harry.
-Estoy bien. Solo estoy un poco mareada-dijo tocándose la frente y cerrando los ojos
-¡La señorita necesita descansar!-dijo una de las enfermeras apareciendo detrás de unas cortinas que segundos antes habían estado cerradas.
Cuando las abrió, Harry y Ron pudieron ver a una chica, seguramente de primero, que tenía la cara llena de grandes y asquerosos granos.
Ron sonrió al verlo. ¡'Parecía que la tienda de sus hermanos iba viento en popa!
-¡Le daremos el alta a la señorita Granger esta tarde, así que vayanse y dejenla descansar!-dijo la enfermera sacándo a los chicos de allí a base de empujones.
A las siete de la tarde le dieron el alta a Hermione. Cuando salió de la enfermería se dirigió directamente hacia la sala Común de Gryffindor para encontrarse con sus amigos.
Durante su camino, se encontró con muchísimas personas que le miraban con temor o cuchicheaban.
"Parece que ya lo sabe todo el mundo"-se dijo a sí misma subiendo una de las múltiples escaleras que había en el castillo.
Antes de llegar a su destino, se encontró con un grupito de Slytherins. Allí estaba Draco Malfoy, que, cuando ella pasó, simuló que se desmayaba mientras se ponía una mano en la frente y hacía caras burlonas mientras todos sus amigos se revolcaban en el suelo muertos de risa.
"¡Será imbécil!"
Cuando entró en su sala común, todas las miradas se posaron en ella. Hermione vió como Parvati, Lavander y Neville sentados en una de las mesas más apartadas de la Sala Común. Estaban hablando animadamente hasta que la voz de Hermione les interrumpió.
-¡Hola chicos! ¿Habeís visto a Harry, Ron o a Ginny?
Los tres se quedaron callados durante unos instantes y Hermione lo comprendió.
-¿Estabais hablando de mí?-dijo la castaña mientras levantaba una ceja
-Bueno...nosotros...bueno...-dijo Neville nerviosamente
-Harry y Ron estan en su habitación-dijo Lavander esquivando el tema mientras hacía una nerviosa sonrisa
-Gracias-contestó Hermione secamente
Mientras subía las escaleras hacia la habitación de los muchachos no pudo dejar de pensar en las palabras de Sybill. ¿Esa profecía se refería a ella?
"Hermione no eres tan importante"-se dijo a sí misma mientras golpeaba la puerta de la habitación de los chicos.
-¡Hola Hermy!-dijo una pelirroja abriendo la puerta con una gran sonrisa
-¿Que haces aquí Ginny?
-Bueno, estabamos hablando-contestó abrazando a la castaña-pasa-dijo separándose de ella y apartándose de la puerta para darle paso
Cuando Hermione entró se encontró con sus dos mejores amigos que estaban hablando o, mejor dicho, discutiendo.
-¿Que pasa aquí?-dijo Hermione con una sonrisa mientras ponía los brazos en forma de jarra
Los chicos dejaron de discutir y abrazaron fuertemente a su amiga.
-¿porque os estabais peleando?-dijo Hermione cuando se separaron
-Bueno...es que...-dijo Ron poniéndose rojo mientras miraba el suelo
-¿Vosotros también?-dijo Hermione poniédose de repente muy séria
-Estamos preocupados Hermy-dijo Harry mirando a su mejor amiga
-¿Por mí?-dijo Hermione riendo
-Por tí y por esa profecía-dijo Ginny sentándose en la cama de Ron
-¡Vamos chicos!¿Qué os preocupa?-dijo todavía con una sonrisa en su cara
-¡Herm la profecía decía que morirías en la guerra!-dijo Ron mirando a la castaña directamente a sus ojos
-Ronald...¡La profecía seguro que no iba referída a mí!
-Pero...
-¡Pero nada Harry!Piensa por un momento-dijo Hermione mirando a los tres a la vez-¿Un amor prohibido?¡Santo cielo!¡Como si fuera a enamorarme de un mortífago!-dijo riendo fuertemente
Sus amigos se unieron a sus risas hasta que finalmente al cabo de unos minutos pudieron calmarse.
-Quizá tienes razón Hermy...
-¡Claro que tengo razón!¡Yo siempre tengo razón!-dijo riendo de nuevo
Ron se puso rojo cuando su estómago rujió por el hambre que tenía.
-Será mejor que vayamos a comer algo-dijo Ginny abriendo la puerta y todos juntos empezaron a bajar las escaleras para dirigirse a cenar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:30 pm

Cuando entraron en el Gran Comedor, todas las miradas se posaron una vez más en Hermione, que ya estaba bastante cansada de ese asunto. Se sentaron enfrente de Lavander, Parvati y Neville, que intentaron evadir la mirada de la castaña que les miraba con enfado.
-mmm...¿Como estas Hermione?-dijo Neville nerviosamente
-¿Yo?-dijo Hermione cogiendo una tostada con mermelada de naranja-Estupendamente
-Bueno...¿Ya habeis hecho el trabajo de história?-dijo Harry al notar en tenso ambiente en el que se encontraban
La charla siguió entre los amigos, que acabaron olvidándose del asunto de la profecía. Cuando acabaron de cenar, se dirigieron hacia la Sala Común de Gryffindor, pero antes de llegar se encontraron con una desagradable sorpresa. Un grupo de Slytherins se encontraban en medio del pasillo por donde los siete amigos se dirigían.
-¡Mirad!-dijo Pansy señalando a Hermione-Pero si es la Sangre Sucia. ¿Como estas Granger?
-Ve con cuidado Pansy, a ver si vuleve a desmayarse-dijo Zabini simulando un desmayo como Draco había hecho ese mismo día
Ron apretó los puños e intentó arcercarse a ellos para golpearles, pero Hermione le cogió dulcemente del brazo haciendo que este se tranquilizara.
-No les hagas caso Ron. No tienen nada mejor que hacer que meterse con la gente. Solo son chusma-dijo Hermione mirándoles con una sonrisa
-¡¿Como te atreves impura?!-dijo Pansy intentando tirarse encima de la castaña, pero Draco se lo impidió cogiéndola de la cintura
-Pansy, ¿Desde cuando haces caso a lo que una asquerosa sangre sucia te dice?-dijo el rubio besando a la morena haciendo que esta se derritiese simplemente con el contacto de sus dulces labios
-¡No le llames así!-gritó Harry levantando la varita hacia malfoy
-Vaya, si el cabeza rajada se ha enfadado-dijo Draco burlonamente mientras Crabe y Goyle reían como estúpidos
Ron también levantó la varita apuntando a Zabini, que estaba apuntándole a él.
-¡Chicos basta!-dijo Hermione poniéndose delante de sus amigos para evitar que estos cometieran una estupidez
Pansy empezó a reirse mientras se separaba de Draco.
-Granger, eres patética-dijo la morena de ojos negros entre risas
Ginny, que ya no podía aguantarse más y se lanzó encima de Pansy intentando golpearle.
Crabe, Goyle y Zabini apostaban entre ellos quien ganaría y Draco solo miraba la escena mientras reía.
-¡Vamos Pansy, tu puedes!-dijo Zabini animadamente
-¡Ya basta!-dijo Hermione intentando interponerse entre las chicas, pero era imposible.
-Vamos Granger, deja que se dibiertan un rato-dijo Draco riendo
-¡Eres premio anual!¡Haz que paren!-gritó la castaña
-No me apetece, me estoy dibirtiendo muchísimo
-¡Eres un imbécil!-dijo Hermione mirándole con odio mientras las chicas gritaban y gemían de dolor cada vez que se golpeaban-¡Harry, Ron, haced algo!
Los chicos reaccionaron y separaron a las muchachas. Ginny tenía el labio sangrando y muy inchado y Pansy estaba llena de arañazos.
Draco reía sin parar.
-Lo has hecho muy bien Pansy-dijo el rubio guiñándole un ojo
La chica le sonrió mientras intentaba separarse de los fuertes brazos de Ron que le rodeaban para evitar que volviese a lanzarse encima de su hermana.
Hermione se acercó furiosa al rubio y le golpeó fuertemente en la nariz haciendo que de esta empezara a a salir un chorro de sangre.
Todos se quedaron parados al instante. Las risas de los Slytherins se apagaron al instante y las chicas dejaron de intentar volver a pegarse mientras miraban la escena entre la castaña y el rubio.
Draco miró la sangre que brotaba de su nariz y sus ojos adquirieron un brillo macabro. Estaba furioso. Sacó la varita y apuntó a la castaña, que se miraba los nudillos. En ese momento una voz les interrumpió.
-¡¿Que pasa aquí?!-dijo la profesora McGonagall apareciendo delante de los muchachos
La profesora posó su mirada en Draco y Hermione.
-Profesora...yo...-dijo Hermione con temor
-No esperaba este comportamiento de los premios anuales-dijo la profesora con decepción al ver la nariz de Draco y como este mismo empuñaba la varita hacia Hermione-50 puntos menos para Gryffindor y lo mismo para Slytherin
Hermione se quedó muy pálida y Draco bajó la varita mirando con furia a la directora.
-Pero...profesora..
-Estaran castigados durante una semana.
-¡¿Como?!-dijo la castaña al borde de las lágrimas
-Lo que ha escuchado señorita Granger. Usted y Malfoy se pasarán mañana a primera hora de la maña por mi despacho y yo les asignaré el castigo. Ahora vuelvan a sus casas
Los chicos obedecieron lo que la directora les dijo, aunque a regañadientes. Antes de separarse Draco le susurró al oido a Hermione: "Me las pagarás Sangre Sucía. Te lo aseguro".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:33 pm

Al día siguiente, a primera hora de la mañana, Hermione se dirigió hacia el despacho de la directora. En la entrada se encontró con la mirada penetrante de un rubio, que estaba apoyado contra la pared con los brazos cruzados mientras le miraba con una sonrisa sádica.
-Hola Granger-dijo Draco mirando a Hermione
La castaña ni siquiera contestó al saludo del chico y le giró la cabeza. Cuando el rubio iba a abrir la boca para insultarle, la directora apareció detras de una gárgola.
-Pasen-dijo secamente mientras subía las escaleras hacia su despacho.
Los chicos siguiron a la directora mientras se miraban furtivamente para dirigirse miradas amenazadoras. Cuando entraron en el despacho la profesora les señaló dos asientos que se encontraban enfrente de su mesa y, seguidamente, se sentó.
Cuando los chicos tomaron asiento, la profesora McGonagall empezó a hablar.
-Os he llamado hoy aqui para anunciarles su castigo-dijo mirando un pergamino
-Creo que no es justo profesora-dijo Hermione
McGonagall levantó su mirada y la fijó en la chica.
-¿Cree que no es justo?
La chica asintió.
-Eso creo
-Deme una simple razón por la cual no deba castigarles
-Bueno...
-¿Estaban peleándose?
-Bueno...si, pero...
-¿Son premios anuales?
-Si-volvió a contestar Hermione
-¿Y cree que ese tipo de actuaciones son aceptables para dos premios anuales?
-No-contestó Hermione bajando la mirada
-Entonces no hay nada más que objetar, ¿Verdad?-dijo mirando primero a la castaña y seguidamente al rubio que permanecía callado con una sonrisa en su rostro
Hermione negó con la cabeza.
-En ese caso...esta noche deberan ir al bosque prohibido y recoger quince vallas doradas para la clase de herbología que tendrán mañana
-¿Como?-dijo Hermione alarmada-¡Esas vallas son muy difíciles de encontrar!
-Señorita Granger no me levante el tono de voz, se lo pido
Hermione enrojeció de la vergüenza.
-Pueden marcharse-dijo mirando de nuevo el pergamino que tenía entre sus manos
Los chicos se levantaron sin decir nada y salieron del despacho. Cuando llegaron de vuelta al pasillo, el rubio cogió a Hermione por las muñecas y le empujó contra la fría pared.
-¿Que haces Malfoy?¡Sueltame!-dijo Hermione al ver el brillo que Draco tenía en sus ojos
-No me apetece. ¿Sabes que Granger? Tu vida se va a combertir en un infierno. Te voy a hacer la vida imposible
-Ya lo haces constantemente Malfoy. Me insultas, me humillas...¿Qué más podrías hacerme?
Draco soltó a la chica, pero siguió manteniendo esa poca distáncia que los separaba.
-No sabes de lo que soy capaz de hacer simplemente por venganza-dijo con una sonrisa macabra y, seguidamente, empezó a caminar en dirección a las mazmorras
Hermione respiró entrecortadamente. Siempre intentaba hacerse la valiente delante de Malfoy, pero, verdaderamente le tenía mucho miedo. Sabía que era una persona vengativa y que no dudaría en hacerle daño. Mediante los años habían pasado, la violéncia de ese chico y su frialdad había aumentado. La castaña dirigió una última mirada hacia la dirección en la que el chico había desparecido y se dirigió hacia el Gran Comedor para comer algo antes de las clases.
Cuando llegó a su destino, encontró a sus tres mejores amigos sentados en la mesa Gryffindoriana y se sentó al lado de Ginny, enfrente de los dos chicos.
-¿Como te ha ido?-dijo la pelirroja mirando la cara de enfado de su amiga
-Supongo que podría ser peor...pero no se como. Tengo que pasar la noche con un estúpido engreido buscando vallas doradas por el bosque prohibido-dijo la castaña con fastidio
-Piensa en la parte buena-contestó Ginny
-¿Que parte buena? Si no la hay-dijo Hermione mientras le daba un mordisco a su magdalena
-Piensa que pasarás la noche con un chico que esta como un tren. Con esos músculos, esos preciosos ojos, esos labios, esa sonrisa...-cuando terminó de decir esto pegó un pequeño suspiro y pareció perderse en sus fantasías.
-¡Ginny! No vuelvas a decir eso, ¿Quieres? ¡Es el enemigo!-dijo Ron hechándole la bronca a su hermana pequeña
-¿Que más dá? ¡Si es la verdad!
La bronca entre los dos hermanos siguió mientras Harry comía mirando la escena dibertido. Hermione no pudo evitar dirigir su mirada hacia la mesa Slytherin, donde cierto rubio estaba dándose el lote con Pansy. El chico se apató de la morena y, como si se hubiese percatado de la mirada de la castaña, dirigió su mirada hacia Hermione. Sus miradas chocaron durante unos segundos, pero Malfoy le dirigió a la castaña una cara de asco y, esta, le hizo un gesto no muy educado con la mano haciendo que este desviara de nuevo la mirada hacia Pansy.
-Ginny, no me importa lo que digas. Creo que no hay nada peor en el mundo que lo que esta noche tendré que soportar-dijo Hermione acabándose la magdalena-Vamos o llegaremos tarde a história de la mágia
Los cuatro amigos se levantaron y, antes de salir del Gran Comedor, las miradas del Draco y la castaña se volvieron a encontrar, aunque esta vez fue Hermione la que le sacó la lengua y giró la cabeza esquivando la mirada del rubio que ardía de furia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:35 pm

Las clases pasaron rápidamente y llegó la noche. A la hora prevista los chicos se encontraron en los límites del bosque. El rubio ni siquiera miró a Hermione y ella tampoco hizo ademán de dirigirle la palabra. Entraron silenciosamente en el bosque y empezaron a buscar. Cuando pasaron unos 20 minutos, Draco se desesperó.
-Que mierda. Esto es imposible...-dijo sentándose con la espalda apoyada en el tronco de un árbol
-Malfoy levántate
-No me apetece, aquí estoy muy cómodo-dijo estirando los brazos mientars bostezaba
-¿Siempre eres tan capullo?-dijo la castaña cruzándose de brazos mientras miraba al rubio con enfado
-Mmm...si, creo que si-dijo él con una media sonrisa
Hermione bufó y siguió buscando las vallas. El rubio observaba a la castaña mientras esta buscaba, sin éxito alguno, las vallas.
-¿Que Granger?¿Has encontrado algo?
-¡No!-dijo desesperándose-¡Y tampoco me ayuda mucho que tú no pares de mirarme y estés ahí sentado sin hacer nada!
-¿Crees que te estaba mirando Granger?-dijo con voz burlona-Yo nunca miraría a una impura como tú
-Eres...¡Eres un imbécil!
-¿algo más?
-Sí. ¡También eres un capullo, un inmaduro, un egocéntrico, un creído, un...un...Ay!
Draco rió ante el comentario de la chica haciendo que esta enfureciera.
-¡Levántate de una vez y ayudame!
-Yo no obedezco ordenes de nadie Granger, y menos de una sangre sucia como tú
Hermione se puso roja de fúria e intentó tranquilizarse para no volver a golpear a ese estúpido y engreído rubio.
-Si tu no haces nada...yo tampoco-dijo sentándose enfrente de Draco mientras este le observaba con asombro
-¿La come libros responsable Granger va a desobedecer a la directora?
-Si-contestó ella secamente-¿Te molesta?
El chico se quedó unos instantes en silencio.
-No...la verdad es que me gusta más esta Hermione Granger-dijo con una media sonrisa
Hermione dirigió su mirada hacia los ojos grises del chico y se puso roja como un tomate haciendo que Draco empezara a reir.
-¡Callate Malfoy!-dijo Hermione con rabia mientras se ponía cada vez más roja, aunque el chico siguió riendo
Hermione se levantó furiosa del lugar y se dirigió peligrósamente al rubio, que también se encontraba levantado en ese momento. Cuando Hermione intentó golpearle, el chico cogió su mano, la giró brúscamente y le apoyó al árbol.
-¡Suéltame!
-No hasta que te calmes-dijo el rubio todavía con una sonrisa en su rostro mientras observaba a la castaña, que estaba roja de furia
-¡Te he dicho que me sueltes!
-Callate Granger o vas a hacer que algún animal salvaje venga
-¡Me da igual!-dijo intentando soltarse-¡Sueltame de una vez!
Draco se acercó a la castaña y le besó, haciendo que los gritos de esta se apagaran al instante. Ella correspondió el beso al cabo de unos segundos. El beso empezó dulcemente, pero acabó siendo apasionado y los chicos tubieron que separarse para poder coger aire. Cuando se separaron se observaron durante unos instantes hasta que finalmente Draco se separó de Hermione.
-Por fín te has callado Granger. No sabía como hacerte callar
-¿Por eso me has besado?-dijo Hermione mirando al rubio que desvió su mirada y la posó en el vacío del bosque
-Por supuesto Granger. ¿Que creías?
Hermione volvió en sí.
-¡No vuelvas a tocarme Malfoy¡ ¡Ha sido lo más asqueroso que me han hecho en la vida!
-¿Y crees que para mí no? Además, me has correspondido el beso Granger. Admite que te ha gustado
-¡Nunca!¡Eres un cerdo!
Hermione pasó por el lado del rubio dirigiéndole una mirada de odio y siguió buscando las vallas doradas.
En toda la noche no volvieron a dirigirse la mirada ni a hablarse. Cuando encontraron todas las vallas ya estaban amaneciendo. Fueron al despacho y le dieron las 15 vallas a la directora y, finalemente, desaparecieron cada uno hacia su respectiva sala común sin ni siquiera despedirse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jackie.Granger

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 138
Edad : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 2:45 pm

La profecía hablaba de Draco y Herm?? Yo no quiero que se mueraan!! T.T
Estúpida Pansy! ¬¬

Continúa pronto!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:09 pm

Siiii!! otro fic de mi escritora favorita!!! ^^
este me esta gustando mucho!! a ver si termina encantandome tantisimo como el otro!!
aunque, dado qu elo esxribes tu es muy probable!!!
continua pronto, ok¿?
y el otro tambien!!
te lo ruega tu fan nº1!!
ah, y como es eso de que van a acabar muriendo¿? yo no quiero que mueran!!!!!!!!!!! T_T!!!
poooooorfa sigue pronto!!

unBesoO!!*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:23 pm

Entró en la sala común de su casa y se encontró con la mirada de una bella pelirroja.
-Hola Gin-dijo Hermione bostezando
-¿Que tal con el rubio?-preguntó Ginny con una pícara sonrisa en su rostro
-De maravilla
-¡¿Enserio?!-dijo la pelirroja saltando emocionada
-¡Era ironía Ginny!
Ginny hizo un puchero y dejó de saltar al instante.
-¡Hermy!-dijo levantando un dedo amenazadoramente como lo hacía Molly
Hermione sonrió ante el parecido de la madre y de la hija.
-Tengo hambre Ginny. Voy a ducharme y vamos a almorzar
-¡Quiero que me lo cuentes todo!-dijo la pelirroja gritando mientras Hermione subía las escaleras hacia su habitación
Hermione llegó hasta su habitación y entró directamente a su cuarto de baño. Después de una relajante ducha se vistió con unos ajustados vaqueros, con una camiseta de manga corta rosa y con unos zapatos planos del mismo color y bajó a almorzar. Cuando llegó al Gran Comedor vió a Ginny, que le saludaba animadamente mientras les decía algo a Ron y a Harry, que se encontraban enfrente de ella.
Hermione no pudo evitar mirar de reojo la mesa Slytherin, donde Draco Malfoy se encontraba rodeado de chicas mientras Pansy las miraba con recelo. Hermione sintió un cosquilleo en el estómago al ver como Pansy se acercaba a él y le besaba. ¡Solo era un guarra!
Cuando llegó a su mesa se sentó de espaldas al rubio y miró a su amiga.
-Bueno...-dijo la pelirroja cogiendo una tostada mientras la untaba con mantequilla-¿Que tal el trabajito?
Hermione bufó mientras se llenaba la copa con zumo de zanahoria.
-Normal
-¿Te ha hecho algo ese asqueroso?-preguntó Ron mientras miraba a Hermione con detenimiento-Porque si te ha hecho algo...
Ron apretó sus puños.
-Aunque te parezca increíble...no me ha hecho nada-contestó Hermione sin darle demasiada importáncia a la conversación. No podía contarles a sus amigos que Draco Malfoy le había besado. Se pondrían furiosos y le matarían.
"Pensándolo mejor...quizá debería contarselo a los chicos"-se dijo a si misma Hermione mientras hacía una sonrisa macabra
-¿En que piensas Herm?-dijo Harry-Me das miedo
-Mmm...en nada. Es una tontería-contestó la castaña mirando su plato
La verdad es que no tenía hambre, pero tenía mucho sueño.
-Herm, deberías descansar un poco-dijo Ron con preocupación
-¿No has dormido todavía?
-No Harry...todavía no he podido dormir. Ese castigo nos ha llevado toda la noche-dijo cansinamente Hermione mientras volvía a bostezar-Bueno, voy a coger mis cosas
Hermione se levantó de la mesa y se dirigió a su habitación. Cuando cogió sus libros de encima de su mesilla de noche se dió cuenta de que había un pergamino encima de esta. Lo leyó y lo arrugó con rábia. Esa noche tendría otro estúpido castigo por culpa de ese asqueroso rubio. Tiró el pergamino al suelo y se dirigió hacia la clase de defensa contra las artes oscuras. Después de una mañana bastante atareada, decidió ir a dormir un poco. Sus amigos no habían parado de decirle que tenía ojeras, que tenía que descansar, que se estaba esforzando demasiado. Cuando se tumbó en la cama un rubio invadió sus pensamientos. Había compartido dos horas de clase con los Slytherins y Malfoy se había dedicado a dirigirle miradas de odio, sonrisas burlonas y no había parado de tocar a esa estúpida de Pansy. ¿Porque le importaba tanto lo que el rubio hiciese? ¿Que más daba? Además, él siempre le había tratado así y siempre se estaba morreando con su novia. No entendía porqué pensaba tanto en él y porque sentía ese condenado cosquilleo y ese malestar cuando encontraba a los dos Slytherins morreándose. Con esos pensamientos, acabó durmiéndose. Esa noche necesitaría muchas fuerzas, para cumplir su castigo y, sobretodo, para soportar a ese condenado rubio platino que tanto odiaba.
Despertó ya entrada la noche. ¿Como había podido dormir tanto? Se sentó al borde de la cama y estiró los brazos para desperezarse. La verdad es que había dormido de maravilla. Se levantó y se dirigió hacia el cuarto de baño. Se lavó la cara y se quedó mirándose en el espejo. Tenía buena cara...las ojeras habían desaparecido y había recuperado el color bronceado de su piel.
Salió un momento para ver que hora era en el despertador que había en la mesilla que estaba al lado de su cama y vió que todavía faltaban tres cuartos de hora para reencontrarse con el rubio. La verdad es que no tenía mucha hambre, así que decidió pegarse un relajante baño de burbujas. Despues de estar casi 25 minutos en remojo, decidió salir de la bañera. Cogió una de las toallas que habían colgadas en el perchero del cuarto de baño y se la envolvió entre su cuerpo. No entendía porqué, pero le apetecía arreglarse esa noche.
Salió del cuarto de baño y se dirigió directamente hacia el armario. Finalmente, después de meditarlo muchísimo, decidió coger un vestido color verde esmeralda. El vestido estaba hecho de seda. Era de palabra de honor. Era extremadamente ajustado en la zona de los pechos, haciendo que se formara un buen escote. Debajo de los pechos, un finísimo lazo plata rodeaba las costillas y era suelto hasta la altura de las rodillas. Se puso unas sandalias planas, pero finas. La verdada es que se sentía hermosa vestida así. Era entre un estilo elegante y a la vez...alternativo. Decidió dejarse el pelo rizado y suelto, se puso unos largos pendientes verdes y salió corriendo hacia el despacho de la directora, donde había quedado con la profesora McGonagall. Llegó tres minutos antes de la hora prevista, pero Draco ya se encontraba allí esperando. Tenía la mirada perdida y se encontraba recostado en la pared con las manos dentro de sus pantalones vaqueros.
En ese momento Hermione no pudoo evitar quedarse inmóvil mientras le miraba. Algunos mechones de pelo rubio platino caían por la frente del chico. Iba vestido con una camisa de manga corta color gris, a juego con sus ojos y unos vaqueros anchos. En ese momento recordó el beso que Draco le había dado la noche pasada.
"Si quiere jugar...¿Porque no?...¡¿Pero que digo?! Es Malfoy...pero esta muy bueno...pero...pero...¡Deja de mirarlo así que se va a dar cuenta!"
-Granger, cierra la boca que se te cae la baba-dijo el rubio fijando la mirada en la castaña mientras sonreía con prepoténcia
"¡Mierda! Se ha dado cuenta de que lo miraba...¡Pero contesta idiota y haz que pare de sonreirte así!"-se reprochó a si misma mientras apartaba la mirada del rubio
-Malfoy, que el colegio este lleno de guarras que babeen por tí, no quiere decir que yo también lo haga-contestó Hermione acercándose a la gárgola-"Mousse de hipógrifo"
La gárgola se apartó y dejo a la vista las escaleras que llevaban al despacho de la directora. Cuando Hermione se giró, pilló al rubio mirándole de arriba a abajo con una media sonrisa en su cara y enrojeció al instante.
-Malfoy, si puedes apartar tu mirada de mí y borrar esa estúpida sonrisa de tu cara...
-Granger, no malgastaría mi tiempo mirándote, tenlo claro-dijo pasando por delante de la castaña y, seguidamente, empezó a subir las escaleras
"¡¿Será capullo?!¡Pero si le he pillado mirándome!"-se dijo a sí misma mientras seguía al rubio
Después de una corta charla con la diractora, se dirigieron hacia la biblioteca. Ese castigo era mejor que el anterior, o eso pensaba Hermione mientras se dirigía hacia allí.
-Tenemos que ordenar los libros por orden alfabético y quitar el polvo-se dijo más para sí misma que para el rubio
-Ya lo se Granger, he escuchado a la directora. No hace falta que me lo repitas. Que tus amiguitos sean cortitos y necesiten que les repitas varias veces las cosas, no significa que conmigo debas hacer lo mismo-dijo arrogantemente el chico mientras entraba en la biblioteca
Hermione se quedó observando la puerta por la que el chico había desaparecido y contuvo unos segundos la respiración.
"Respira Hermione...respira..."-se decía a sí misma mientras entraba en la sala
Cuando entró encontró al rubio sentado en el respaldo de la ventana mientras miraba el paisaje.
-¿Que haces Malfoy?-dijo Hermione desquiciada mirando al rubio, que se encontraba relajadamente sentado apoyándo uno de sus brazos en una de sus rodillas.
-¿Eres ciega Granger?
-¡Levantate de una vez!-dijo la castaña mientras se acercaba amenazadoramente hacia él
-Eres peor que mi madre...-comentó el chico por lo bajo mientras se ponía de pie
La castaña hizo caso omiso al comentario de Draco y empezó a ordenar los libros de cada una de las estanterías mientras el rubio simplemente le observaba.
-Malfoy, ¿No piensas hacer nada?-dijo la chica girándose para encontrarse cara a cara con el rubio
El chico no contestó, simplemente se quedó mirando a Hermione consiguiendo que esta volviese a ponerse roja.
Hermione se giró, dandole la espalda y volvió a su trabajo.
-Yo haré la parte derecha de la biblioteca y tu la izquierda
-¿Porqué yo la izquierda?-se quejó el chico
Hermione volvió a colocarse de cara a él.
-Esta bien...yo haré la parte izquierda y tu la derecha
-Yo no quiero hacer la parte derecha
Hermione se mordió el labio molesta.
-Malfoy, aclarate-dijo con voz aparentemente serena-¿Que quieres hacer?
-Mmm...la verdad es que nada-dijo sentándose en una de las sillas de la biblioteca-Prefiero ver como lo haces tu todo
Hermione se enfadó por la arrogáncia del rubio y se acercó peligrosamente a él.
-¡Malfoy...no soy una de tus sirvientas! ¡¿Que te hace pensar que voy a hacer tu parte?!
Sin darse cuenta se había acercado tanto a Draco que solo les separaban unos pocos centímetros. En el rostro de Hermione podía verse furia, en cambio, en el rostro de Draco, podía percivirse dibersión.
Draco rodeó a Hermione por la cintura e hizo que esta cayera encima suya. Sus labios no se rozaban por unos simples milímetros. La respiración de la castaña aumentó considerablemente.
-¿Te pongo nerviosa?-dijo el chico con una arrogante sonrisa en su rostro
-Sueltame...
-No me apetece. Me gusta tenerte tan cerca
Hermione sentí que se iba a desmayar. Sentía un calor asfixiante en todo su cuerpo y podía notar sus mejillas arder. El chico le miraba a los ojos y sonreía.
"¡¿Porqué tiene que ser tan jodidamente perfecto?!"-se dijo a sí misma mientras intentaba no perder el control
-Granger, creo que nunca te lo he dicho, pero...estas buenísima-le susurró Draco en la oreja de la castaña
Hermione empezó a temblar ligermante. Estaba muy nerviosa. No soportaba tenerle tan cerca. En un arrebato, sacó su varita, que llevaba escondida en el muslo derecho y la clavó en el cuello del chico.
-Vaya Granger...
-¿Creías que vendría aquí contigo sin traer mi varita?-le susurró esta vez la castaña a él
El chico estaba asombrado, pero aún así, en ningún momento Hermione pudo percibir miedo en su rostro. Draco empujó a Hermione haciendo que no quedara espacio entre sus cuerpos, aunque la varita de Hermione seguía estando en la misma posición que hacía unos minutos.
Draco empezó a besar dulcemente el cuello de Hermione haciendo que esta le clavara un poco más la varita en su cuello, aunque el chico no paró de besarle.
-Basta...-dijo débilmente la castaña-Para...
-No quieres que pare-dijo el chico pasándo su lengua por la mejilla de la chica, que estaba ardiendo
Hermione quería replicar, quería separarse de él, pero...por alguna extraña razón...no podía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:26 pm

Con una mano, Draco se deslizaba por las suaves piernas de la castaña mientras con la otra seguía sujetando la cintura de la chica. Hermione intentaba resistirse mientras Draco seguía con sus tiernos besos.
"¡Hermione separaté! Es que...no puedo...¡¿Que crees que estas haciendo?! !Es Malfoy! Pero...es que es tan...tan...dulce...¡Si, pero sigue siendo Malfoy! ¡El mismo que te llama sangre sucia, te humilla y te insulta cada vez que tiene la oportunidad!"
Hermione se levantó rápidamente y se separó de el rubio, que le miraba extrañado.
-No vuelvas a tocarme-dijo Hermione mirando con odio a Draco
Draco esbozó una media sonrisa y se levantó de la silla acercándose a la castaña.
-Alejate Malfoy-dijo Hermione levantando la varita apuntando al rubio, aunque este ni se inmutó ante la actuacción de la chica y siguió abanzando.
Cuando se encontraba lo suficientemente cerca de ella, sintió la varita de esta clavarse en su pecho.
-Me encanta que seas tan terca Granger-dijo el chico sensualmente apoyando su mano en la estantería
Hermione se encontraba arrinconada en una de las estanterias y Draco se encontraba delante suya, a tan solo medio metro.
-Me gusta que las mujeres sean difíciles...-susurró el rubio sensualmente
-Pues no lo parece Malfoy-dijo Hermione fríamente-Siempre estas con guarras y facilonas, como tu queridísima Pansy
-¿Estas celosa de Pansy?-dijo el chico con una sonrisa
Hermione enrojeció de ira.
-¡Tus ganas!-gritó mientras apretaba la varita contra el pecho del rubio-¡Jamás sentiría celos de una estúpida guarra que ni siquiera tiene dos dedos de frente!
Draco siguió con su característica y sensual sonrisa. Esa sonrisa por la que casi todas las chicas de Hogwarts suspiraban.
-¡¿Porqué sonries?!-dijo la castaña-¡¿Que es lo que te hace tanta gracia?!
-Me encanta cuando te enfadas...estas preciosa...
Hermione enrojeció al instante ante el comentario del rubio y se quedó completamente paralizada, hecho que Draco aprovechó para coger a la chica de las muñecas y apoyarlas cada una alrededor de la cabeza de la castaña. Hermione seguía en estado de shock.
"¿Ha dicho que estoy preciosa?...¡También te ha dicho que le encanta cuando te enfadas! ¡Solo quiere divertirse y te está utilizando! Bueno...¿Y que?...Quiero decir...¿Qué más da? Quizá...¡Para de pensar chorradas! ¡Es Malfoy, Draco Malfoy y tu...tu eres Hermione Granger! Por si no lo recuerdas...¡Le odias!"
En ese momento Hermione salio de su trance y se dió cuenta de la situación en la que se encontraba. Draco le miraba sonriente.
-¿Te has quedado en estado de trance Granger? Se que soy irresistible, pero no sabía que podía causar este estado en una mujer-dijo sonriendo arrogantemente
-¡Eres un creído Malfoy!¡Engreído, Imbécil, capullo, arrogante...!
Pero sus insultos fueron interrumpidos. Draco le había besado y ella estaba allí...tenía los ojos abiertos observando la situación. No sabía que hacer...jamás se había besado con nadie, ni siquiera con Victor Krum. Y ahora...estaba allí...¿Qué debía hacer?
Ella no correspondía el beso y eso provocaba que Draco se impacientara. ¿Porqué no le correspondía? ¡Ninguna chica se resistía a él! Bueno...casi ninguna, porque la rata de biblioteca Granger si que se estaba resistiendo...se estaba resistiendo demasiado. Finalmente, al cabo de unos segundos Hermione le correspondió el beso. Simplemente se dejó llevar por él. Draco sonrió cuando ella le correspondió, estaba satisfecho. Sabía que nadie había besado nunca esos labios y eso le encantaba. Jamás se había visto en una situación parecida, pues todas las chicas con las que se había besado o había mantenido algun tipo de relación eran...bueno...bastante...sueltas. Draco le besaba dulcemente intentando que ella se habituara a su beso y, finalmente, introdujo su lengua en la boca de la castaña, explorando cada rincón de esta. Hermione mantenía los ojos cerrados y simplemente se estaba dejando llevar cada vez más por ese beso.
-¡Estoy harto de tus excusas Robin! ¡¿Que hacías con esa guarra?!
Hermione y Draco se separaron sobrasaltados ante los gritos de una chica.
-¡Te he dicho que solo es una amiga!-gritó esta vez la voz de un chico-¡Además, ¿Porque tenemos que venir a la biblioteca para hablar de esto?!
-¡Porque aquí nunca hay nadie y puedo gritar tanto como me apetezca!
-¡Estoy harto de tus celos Ana!
-¡Y yo harta de que siempre me dejes plantada para ir con esa...esa...zorra!
-¡No la insultes!
-¡¿Como que no la insulte?!
Hermione miraba asustada la escena mientras Draco la miraba divertido.
-Vamos Robin, admítelo. Le has puesto los cuernos, ¿Que más da?-dijo Draco de repente
Hermione se quedó observando al chico con los ojos abiertos como platos.
Los chicos que segundos antes se encontraban discutiendo, ahora miraban a Draco y a Hermione con curiosidad.
-¿Que haces aquí Draco?-dijo Robin mirando a Hermione con desprecio
-Estamos castigados-contestó Hermione al ver como el chico le miraba -¿Algún problema?
-Draco...¿Que es eso de que Robin me ha puesto los cuernos?-dijo una chica rubia de ojos marrones que hiba vestida con el uniforme de Slytherin-¿Tu sabes algo?
-Vamos Ana, si todos lo saben. Tu también lo sabias-dijo Draco como si fuera obvio mientras Robin le hacía señas para que se callara
Ana empezó a llorar desconsoladamente-Y...
Los dos chicos y Hermione miraban a Draco intrigados pensando en lo que hiba a decir a continuación.
-Tu también le has puesto los cuernos a Robin-dijo esbozando una sonrisa
-¡¿Como?!-gritó Robin mirando a su novia
Ana tragó saliva.
-Yo...bueno...no...¡Tu también me los has puesto!-dijo la chica intentando cambiar el tema
-El caso es que sois Slytherins...es normal que os pongais los cuernos. ¿Que más da?-dijo Draco sentándose encima de una mesa mientras Hermione le miraba con reproche
Los chicos se miraron unos instantes y acabaron besándose apasionadamente ante la atónita mirada de la castaña.
-Lo siento Ana...-dijo Robin cuando se separaron
-Yo también lo siento cariño-contestó Ana volviendo a besar al chico
-Escuchad, si quereis hacer guarradas os vais a vuestra habitación, que la biblioteca está ocupada-dijo Draco mirando divertido a los chicos
-Adios Draco...-dijo Ana con una enorme sonrisa mientras salia cogida de la mano de su novio hacía alguna aula vacía.
Hermione seguía mirándo incrédula el lugar donde instantes antes habían estado los dos Slytherins.
-Granger, ¿Estas bien?-dijo Draco pasando una mano por delante de los ojos de la castaña
-Tu...tu...¡¿Has visto lo mismo que yo?!
El chico se encogió de hombros.
-¿como es posible? Yo no perdonaría en la vida unos cuernos, en cambio ellos...
-Son Slytherins-dijo Draco como si eso lo solucionase todo
-¿Y que?
-Que los Slytherins somos así. Núnca nos atamos a una persona. Somos pasionales y nos gusta vivir la vida-dijo el chico sentándose de nuevo encima de la mesa
-Sois unos cerdos-dijo Hermione empezando a ordenar los libros
Draco se acercó a ella por la espalda.
-Y los Gryffindors sois unos aburridos...-contestó Draco marchándose para ordenar otra de las estanterías.
Esa noche Draco no volvió a acercarse a Hermione y, cuando terminaron, cada uno se marchó a su sala común sin despedirse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:27 pm

A la mañana siguiente se levantó de muy buen humor, algo bastante inusual en ella. Se dirigió hacia el cuerto de baño y se duchó. Se sentía especialmente bien esa mañana, aunque exactamente no sabía porqué.
-Hermione...-dijo Parvati bostezando-¿Bajas a almorzar?
-Ahora voy, id bajando-dijo Hermione mientras se hacía el pelo
-Esta bien, te esperamos abajo-dijo Lavander
Hermione escuchó como sus compañeras de habitación habian cerrado la puerta para marcharse. La castaña salió del cuerto de baño y se vistió con unos ajustados pantalones vaqueros cortos y una camiseta de tirantes color amarillo que resaltaba su moreno y, por último, se puso unas sandalias con un poco de tacón del mismo color de la camiseta que llevaban. Despues de recogerse el pelo en una cola alta, bajó apresuradamente al Gran Comedor, pues la verdad es que se le había hecho tarde. Cuando entró en el Gran Comedor varias miradas se centraron en ella. Algunos chicos le miraban con lujuria, algunos seguían comentando el tema de la profecía y otros, o mejor dicho otras, le miraban con celos. Sin saber porque, Hermione dirigió su mirada hacia la mesa Slytherin, donde cierto rubio le observaba mientras Pansy intentaba llamar su atención besando su cuello. Hermione le giró la cara y dirigió su mirada hacia sus amigos, que le hacían señas. Cuando llegó se sentó al lado de Ron, que se quedó observando a Hermione con descaro.
-¿Te pasa algo Ron?-preguntó Hermione mientras cogía una manzana
-No...solo...es que hoy estas preciosa-dijo Ron poniendose rojo como un tomate
Hermione le dió un beso en la mejilla y le dió las gracias por el cumplido, haciendo que Ron se sonrojase más si era posible. Harry rió ante la escena y Ginny miraba a su hermano con una pícara sonrisa.
-¿Que clases tenemos hoy?-preguntó Hermione pegándole un mordisco a la manzana
-A primera hora tenemos herbología, después doble clase de pociones, adivinación y doble clase de defensa contra las artes oscuras con...los Slytherins-dijo Harry de mala gana mirando a las serpientes
Después de tres horas en las que Hermione estaba de estupendo humor, llegó la clase de adivinación, donde intentó que su buen humor no desapareciese.
-Coged vuestros vasos y tirad el té en el plato que teneis enfrente vuestra-dijo la profesora Trelawey
Hermione hizo lo que había ordenado la profesora con tal mala gana que parte del té se salió de su plato cayendo en el rojo mantel de su mesa.
-¡Señorita Granger, debe tener más cuidado!-dijo Sybill asustada-Eso es un mal presagio
Todos miraron a Hermione con temor.
-Yo no creo en supersticiones-contestó Hermione con voz dulce mientras sonreía
-Pues debería-dijo la profesora acercándose a la mesa donde se encontraban Harry, Ron y Hermione. La profesora miró por unos instantes el mantel y su rostro se volvió amarillento.
-¿Profesora esta bien?-preguntó Harry observando a Sybill, que mantenía una mirada asustadiza
-Eso...eso...es la marca tenebrosa...-dijo la profesora señalando el mantel donde Hermione había vertido el líquido.
Los tres amigos fijaron su mirada en el mantel y, efectivamente, vieron como el líquido derramado había formado una calavera de la que salia una serpiente. Todos los alumnos se levantaron de sus asientos y fueron a mirar el extraño acontecimiento. Se escucharon algunos gritos de terror y todas las miradas se posaron en Hermione, que no le dió importancia al asunto.
-Solo es una casualidad-dijo Hermione sin dejar de sonreir
La profesora sufrió de repente un desmayo y neville pudo cogerla antes de que cayera al suelo. Entre Neville y Ron cogieron a la profesora y se la llevaron a la enfermería mientras los demás se quedaban en el aula. El ambiente era extremadamente tenso. La mayor parte de los que se encontraban en la sala cuchicheaban por lo bajo mientras miraban con terror a Hermione mientras otros observaban la marca tenebrosa en el mantel y pegaban pequeños grititos.
Hermione bufó ante el acontecimiento. ¿Porqué McGonagall había tenido que poner esa asignatura obligatória? En ese momento una mano se posó dulcemente encima de la suya.
-No te preocuper Herm-dijo Harry con una dulce sonrisa
Hermione le agradeció el gesto con una sonrisa mientras volvía a depositar su mirada en sus compañeros.
-No les hagas caso
-Eso intento Harry...-dijo Hermione mirando a su amigo
En ese momento la directora irrumpió en la sala y todas las miradas se posaron en ella.
-Sybill se encuentra indispuesta, así pues, podeis marcharos a la próxima clase-dijo McGonagall mientras miraba a Hermione
Todos miraron a Hermione por última vez y salieron de la sala cuchicheando por lo bajo.
-Señorita Granger, me gustaría que esta tarde, antes de su castigo, se pase por mi despacho-dijo la directora dirigiéndole una pequeña sonrisa
-Si profesora...-dijo Hermione recogiendo sus cosas mientras Harry le esperaba
Cuando salieron de la sala, Hermione le dijo a Harry que necesitaba ir al baño y se despidió de él. Cuando llegó al cuarto de baño se quedó observándose en uno de los espejos. Escuchó unos cuchicheos dentro de uno de los baños y se acercó para poder escuchar mejor.
-¿Creeis que es la heredera del que no debe ser nombrado?-dijo la voz de una chica que Hermione reconoció como Lavander
-No lo se...pero algo malo tiene. Hubierais tenido que ver la cara de la profesora. Estaba completamente amarilla y se desmayó al mirar a Hermione...creo que ella le hechó un hechizo-dijo otra voz conocida, era Parvati
-Yo no creo que Hermione sea mala. Parece muy buena chica-dijo una voz que Hermione no pudo llegar a reconocer
-Pues yo creo que es la reencarnación del mal-volvió a decir Lavander-primero esa extraña profecía diciendo que traería la guerra con ella y ahora la marca tenebrosa...son demasiadas coincidéncias
Hermione sintió ira al escuchar a esas chicas hablar sobre ella.
-Además, yo la he visto con Malfoy-dijo Lavander de nuevo
-¿Donde?-preguntó otra voz que todavía no había hablado en todo el rato
-En varias ocasiones. Se reune con él por las noches. Hacedme caso, esa chica no trama nada bueno
Hermione estuvo a punto de abrir la puerta y mostrarse, pero decidió marcharse de allí. Sentía una gran presión en su pecho y gruesas lágrimas empezaron a recorrer sus mejillas mientras corría por los pasillos bajo la atenta mirada de curiosos alumnos. De repente un fuerte brazó cogió una de sus muñecas e hizo que entrase en una de las aulas vacías. Hermione levantó su mirada y se encontró con unos ojos color mercurio que le observaban con detenimiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:30 pm

Draco se quedó observando a la castaña, que tenía la cabeza agachada mientras lloraba.
-La sucesora del Señor Oscuro está llorando? Vaya mortífaga estas echa-dijo Draco burlonamente
"¡Hasta Malfoy se ha enterado!"-pensó Hermione mientras miraba al rubio con enfado
-No estoy para tus tonterías Malfoy-contestó Hermione mientras se limpiaba con la manga de su camisa las lágrimas. No quería que Malfoy le viese llorar.
Hermione le dió la espalda y empezó a caminar hacia la puerta para salir de aquella aula a la que Draco le había llevado, pero Draco agarró fuertemente su muñeca y le obligó a girarse para quedarse cara a cara con él.
-¡¿Qué quieres Malfoy?!-dijo la castaña dejando a un lado su paciéncia-¡Si lo que quieres es burlarte de mí...!
Pero Draco interrumpió las palabras de Hermione besándola. La castaña correspondió al instante ese beso. ¿Porqué un simple beso podía hacer que lo olvidase todo, que se olvidase de todos sus problemas? Draco rodeó a Hermione por la cintura y esta apoyó sus manos sobre el pecho del chico arrugando su camisa. Cuando se separaron Draco escondió su rostro en el cuello de la castaña mientras olía su perfume y Hermione hizo lo mismo. Los dos estaban abrazados dejando el tiempo pasar, sin preocuparse por nada ni por nadie.
-Sibyll está loca-susurró Draco sin apartar su rostro del cuello de la muchacha
-Lo se...lo que dice es imposible-dijo Hermione levantándo la mirada para observar los ojos del chico mientras mantenía una dulce sonrisa en su rostro
Draco se quedó embobado observándola.
-Tienes una sonrisa preciosa...-comentó sin dejar de observar a la castaña
Hermione se puso roja, no soportaba que le hecharan piropos y mucho menos él. ¿Porqué Draco Malfoy le estaba piropeando? No lo entendía, pero en ese momento poco le importaba. Simplemente quería perderse en esos ojos grises, quería besarle...
El timbre anunciando la próxima clase sonó y, de mala gana, Hermione se separó del abrazo del muchacho.
-¿Donde vas?-dijo Draco rodeándo otra vez la cintura de la castaña
-Llegaremos tarde-dijo Hermione con una sonrisa-Vamos, sueltame
-No me apetece-dijo acercándose a los labios de la castaña, pero simplemente los rozó
-Nos van a castigar-dijo Hermione intentando que su voz sonase firme, aunque no lo logró
-Que más da, ya estamos castigados
-¿Y de quién es la culpa?-dijo esta vez la castaña con rostro severo-Si tu no hubieses...
Pero el chico volvió a callarla con un apasionado beso. Hermione al principio le correspondió, pero finalmente su sentido de la responsabilidad hizo que se separase de los apetitosos labios del rúbio.
-Debo irme, y tú también deberías-dijo la castaña dándole un pequeño pico al chico y saliendo del aula
Draco se quedó observando la puerta por la que la castaña había desparecido y dibujó una media sonrisa en su rostro. Sería divertido...Cualquier chica se hubiese quedado allí con él y se hubiese saltado la clase, pero ella no. Ella era diferente y le atraía. Antes de salir del aula para dirigirse a la clase de defensa contra las artes oscuras se prometió a él mismo que conquistaría a la castaña. Sería difícil, pero merecería la pena.
-Sera una buena forma de pasar el rato...

Hermione corrió por los pasillos, pero esta vez no lloraba. Esta vez estaba contenta, su buen humor había vuelto.
-¡Herm no sabíamos donde estabas!-dijo Ron abrazando a Hermione
-Ron...me estas ahogando...
-Ron suéltala o vas a acabar asfixiándola-dijo Harry haciendo que Ron soltase a Hermione-¿Donde estabas Hermione?
-Yo...mmm...estaba en el cuarto de baño-dijo mirando a Parvati i a Lavander con cara de pocos amigos y estas le correspondieron la mirada con nerviosismo
-¿Y porqué has tardado tanto?
-Ron ya esta bien de preguntarme, me agobias-dijo la castaña entrando en el aula de DCAO seguida de sus dos amigos
Cinco minutos después, Draco Malfoy irrumpió en el aula causando que la mayor parte de las chicas suspiraran o le miraran con lujuria.
-Esta buenísimo...-comentó Ritta Selman, una chica de Gryffindor a una compañera
-Me han dicho que tiene un cuerpo que parece que esté esculpido por los mismísimos dioses-le contestó su compañera mirando al rubio mientras se le caía la baba
Hermione solo le miró de reojo y después volvió a centrar su atención en sus amigos.
-¿Porqué todas le miran así?-comentó Ron con enfado
-Porque están en celo Ron-dijo la castaña con una sonrisa
-Está buenísimo-dijo una chica rubia que se encontraba al lado del trío
-No es para tanto-dijo Hermione para sí misma
-Vamos Granger, hasta tú deberías admitir que estoy bueno-dijo Draco con su peculiar sonrisa seductora causando varios suspiros
Hermione bufó y posó su mirada en el chico.
-Malfoy, ¿No te cansas núnca de ser tan prepotente y tan creído?-dijo Hermione mirando al chico con indiferéncia
Era un extraño juego que a los dos les encantaba.
-Mmm...no, la verdad es que no.
Hermione volteó los ojos.
-Imbécil...-dijo por lo bajo, aunque Draco le escuchó
-Granger, hace un rato no pensabas eso-dijo Draco con una pícara sonrisa
Hermione enrojeció tanto que tubo que bajar la cabeza para evitar que la gente que se encontraba dentro del aula se diese cuenta de ello.
Draco empezó a reir haciendo que Crabe y Goyle lo hiciesen también.
-Malfoy lárgate, ve a molestar a otros-dijo Harry con enfado, estaba cansado de que Malfoy siempre molestase e insultase a Hermione
-Prefiero quedarme-dijo Draco sonriendo
-¡Largate de una puta vez Malfoy y deja a Hermione en paz!-dijo Ron furioso mientras cogía a la castaña de la mano, acto que Draco observó.
El rostro de Draco cambió y se puso serio.
-Pobretón, yo no tengo la culpa de que Granger te de calabazas, así que no la pagues conmigo-dijo Draco mirando a la castaña, que había levantado el rostro mientras miraba a Ron con asombro
-¡¿Pero que coño dices?!-gritó Ron sacando su varita
La cara de Ron estaba tan roja como su própio pelo a causa de la verguénza y de la fúria. Draco sonrió satisfecho. Le encantaba enfadar al pobretón y demostrarle siempre que él era mejor.
-Ron pasa de él-dijo Hermione colocándo su mano en el hombro de Ron haciendo que este bajase la varita se tranquilizase un poco-Sabes que solo lo hace para molestar
Al ver que Draco sonreía, Hermione acabó perdiéndo los papeles.
-¡Malfoy borra de una vez esa estúpida sonrisa y vete a la mierda!
-Cuida tu vocabulario Granger
-¡Que te largues!
-¿Quien me va a obligar?
Todos les observaban esperando que algo interesante pasase.
-¿Me vas a obligar tu sangre sucia?
Hermione apretó los puños. Hacía tiempo que ese insulto no le afectaba, pero esa vez le había dolido mucho.
"¿Porque me afecta lo que esta asquerosa serpiente me diga?"-se dijo a sí misma intentando no lanzarse encima del rubio
Harry había levantado la varita hacia Draco haciendo que Zabini, Pansy, Crabe y Goyle también lo hiciesen.
En ese momento la profesora entró en el aula y Harry, Ron y Hermione se quedaron observándola con la boca abierta.
-¿Pasa algo aquí?-dijo Tonks observando la escena entre los Slytherins y los Gryffindors
-No, no es nada Tonks. No te preocupes-contestó Hermione mientras miraba con enfado al rubio
-Entonces todos a vuestros asientos-dijo Tonks sonriente observando a los tres chicos con una sonrisa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:33 pm

Draco y Hermione se observaron por última vez antes de sentarse en sus respectivos lugares. Draco le miro seductoramente y Hermione con reproche.
"¿Porqué siempre tiene que meterse con Harry y Ron? Es un idiota..."
Se sentó entre los dos chicos y escuchó atentamente lo que Tonks estaba en ese momento explicando.
-Como veis, soy la nueva profesora de DCAO. Esta asignatura será en su totalidad práctica, pues no creo que los libros sirvan mucho cuando te enfrentas cara a cara con el enemigo
En la mesa de Hermione apareció una nota en la que estaba escrito: De M para G. Hermione dirigió directamente su mirada hacia el rúbio, que en ese momento se encontraba hablando con Pansy mientras esta le acariciaba la mano seductoramente.
"Será...ui! La odio!"-se dijo a sí misma arrugando el papel que tenía entre sus manos-"Controlate Hermione, tu no eres así. ¿Desde cuando te importa que la guarra de Pansy toque a Malfoy? ¡Ni que él te gustara, por Dios!"
-¿Ocurre algo Hermione?-preguntó Tonks preocupada ante el estado de trance que parecía poseer la castaña
-No, estoy bien. Lo siento-dijo sonrojándose ligeramente
Cuando Tonks siguió con su discurso de bienvenida, Hermione aprovechó para leer la nota.

Granger, ¿ves como ser un raton de biblioteca come libros no te sirven de nada? Luchando cara a cara con un mortífago morirías en un abrir y cerrar de ojos, sería como robarle el caramelo a un niño

D.M


Hermione escribió debajo de donde Draco había escrito y mágicamente le devolvió la nota, que voló hasta su pupitre llamando la atención del rubio.
Draco abrió la nota y leyó.

Malfoy, ¿Estas insinuando que quieres un duelo? Porque yo estaría encantada de concedértelo. Te ganaría fácilmente huroncito

Draco esbozó una terrorífica sonrisa y escribió de nuevo en la nota, para mandársela seguídamente de nuevo a Hermione.
-¿Quien te está escribiendo?-preguntó Ron mirando la nota
-Nadie Ron, no te preocupes-dijo Hermione leyendo

Esta noche después del castigo te espero en la sala de los menestres. Espero que aparezcas Granger y te enseñaré a respetar a tus superiores

Hermione rompió la nota en miles de pedacitos. "¡¿Quién se cree que es?!"
-Hermione, ¿Estas bien? Paraces estresada-dijo Harry cogiendo la mano de Hermione dulcemente
-Tranquilo, estoy bien-respondió Hermione con una falsa sonrisa
"Lo mato, juro que lo mato"-se repetía una y otra vez observando al rubio, que reía y hablaba tranquilamente con Blaise.
-Bueno, creo que hoy me he excedido con la bienvenida-dijo Tonks cuando el timbre sonó anunciando que la clase había terminado-Os espero mañana. Practicaremos algunas maldiciones, sobretodo utilizaremos la maldición Imperius, que os será imprescindible fuera de Howgarts-dijo Tonks con una sonrisa causando un gran murmullo en el aula-Podeis marcharos
Cuando salieron, Hermione observó que el rubio se dirigía solo por uno de los pasillos del castillo y decidió ir tras él.
-Nos vemos en el Gran Comedor-dijo la chica despidiéndose fugazmente de sus amigos
-¡¿Donde vas?!-preguntó Ron gritando, pues la castaña ya se encontraba a varios metros de ellos
-¡Voy un momento a la biblioteca a coger un libro!
Ron bufó resignado.
-Núnca cambiará...-comentó
-Ya sabes como es Herm. Le encantan los libros y eso no puedes cambiarlo-dijo con una sonrisa Harry-Vamos a comer que tengo hambre
Los dos chicos se dirigieron hacia el Gran Comedor conversando animadamente sobre Quidditch y escobas.

Hermione alcanzó al rúbio a pocos metros de la Sala Común de este.
-Te aseguro que te arrepentirás de haberme desafiado Malfoy-susurró la castaña en el oido de Draco para después marcharse corriendo en la misma dirección en la que había llegado hasta allí
-Esta noche va a ser movidita-comentó para sí mismo el rúbio antes de entrar en su Sala Común
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:34 pm

Por la tarde, Hermione se dirigió hacia el despacho de la directora. Estaba muy nerviosa y se mordía el labio insistentemente. Dió la contraseña específica a la gárgola y esta le dió paso. Subió lentamente las esclaeras y respiró profundamente mientras golpeaba débilmente con los nudillos la puerta de roble.
-Pase-dijo la profesora McGonagall haciendo que Hermione abriese la puerta-Sientese
Hermione se sentó en la silla que había delante de la mesa de la directora mientras jugueteaba con sus manos a causa de su nerviosismo.
-Señorita Granger me gustaría hablar con usted de un asunto un tanto...complicado-dijo la direcrtora mirando a la castaña fijamente a los ojos
Hermione no devió la mirada, pero se sentía incomoda ante la mirada seria de su directora.
-Sabe que Sybill se encuentra un poco...mmm...incómoda ante su preséncia
-¿Incómoda?-dijo Hermione confusa
-Quiero decir que se encuentra preocupada por su situación actual
-¿Y a que situación se refiere exactamente profesora?-preguntó Hermione cruzándose de brazos.
La verdad es que estaba hasta de esa estúpida profecía.
-Ya sabe que ella es una de las mejores adivinas del mundo mágico y...
-Siento interrumpirle profesora, pero creo que lo mejor será que no tratemos este tema-dijo la castaña cansinamente. Sabía que si empezaban a hablar de esa profecía las cosas acabarían mal. Hacía días que la gente le trataba diferente y se sentía bastante distanciada y, lo que menos le apetecía en ese momento, era una charla.
-¿Teme por la profecía en cuestión?-dijo la directora sin dejar de mirar insistentemente a Hermione con preocupación
-Profesora, se que usted se preocupa por mí. Siempre he podido confiar en usted cuando lo he necesitado y usted siempre me ha ofrecido su ayuda, pero esto es diferente. No ha de preocuparse por una profecía que no va a cumplirse y que ni siquiera sabemos si trata sobre mí-comentó Hermione lo más educadamente que pudo pero con un tono de voz un tanto serio
McGonagall observó durante unos pocos instantes a Hermione, que ahora esquivaba su mirada haciendo como si estubiese muy interesada en un cuadro.
-Hermione...
La castaña miró a la profesora, pues era la primera vez que esta le llamaba por su nombre en todos los años que había pasado en Howgarts.
-Lamento decirte que la profecía si que trata sobre tí. Hemos investigado esta situación para asegurarnos de la veracidad de esta nueva profecía y la hemos ayado en el ministerio
Hermione permaneció en silencio durante unos instantes y finalmente habló.
-¿Podría explicarme una última cosa?
-Por supuesto o, por lo menos, eso intentaré-dijo la directora amablemente
-Bueno...¿Esta completamente segura de que esa profecía habla de mí?
-Por supuesto
-Entonces...me gustaría saber...¿Podría decirme quien es la otra persona de la que habla la profecía?
La directora se quedó en silencio, un incómodo y largo silencio.
-Me temo...que no dispongo de esa información señorita Granger-dijo finalmente con una débil sonrisa-¿Desea preguntar algo más?
Hermione supo al instante que la profesora intentaba evadir ese tema y que no le diría nada relacionado con la otra persona que influiria en su vida.
-No
-Entonces pasemos a hablar de el castigo que el señor Malfoy y usted van a cumplir esta noche
La castaña bufó.
-¿Le ocurre algo?
-No...-dijo Hermione pensando en el egocéntrico rúbio que le sacaba de sus casillas
-Esta noche tendrán que ir al lago y conseguir tres raíces marinas de agualino
Hermione asintió sin prestarle demasiada atención.
-Deben dármelas mañana por la mañana, ¿Lo ha entendido?
La castaña volvió a asentir.
-Entonces ya puede marcharse a cenar. El castigo empezará a las 20:00 en punto, informe al señor Malfoy
Hermione se levantó y se marchó de allí con la mente en otro lugar. No paraba de pensar una y otra vez en quien sería el chico por el que se suponía que lo daría todo. Cuando salió al pasillo lo encontró desierto y dedujo que debía ser ya la hora de cenar, así que se dirigió hacia el Gran Comedor. Cuando llegó, se dirigió lentamente hacía donde se encontraba Ginny hablando alégremente con Parvatti y Lavander.
-Hola Gin-dijo la castaña sentándose al lado de Ginny
-Hola Herm
-¿Donde están Harry y Ron?
-Están entrenando, por cierto...¿Que tal tu charla con McGonagall?
Neville, Parvatti y Lavander dejaron a parte su conversación para dirigir su atención a la castaña.
-Prefiero no hablar del tema-dijo Hermione seriamente mientras cogía un trozo de empanada de carne
-Pero Herm...
-He dicho que no quiero hablar del tema-volvió a repetir Hermione sériamente
-¿Porqué no?-dijo Parvatti intentando sacarle información a la castaña
-Porqué no quiero, ¿No es razón suficiente?
-Pero Hermione...-dijo esta vez Lavander haciendo cara de perro degollado
Hermione encolerizó.
-Sois...sois...¡¿Cómo podeis tener tanto morro?!
-¿A que te refieres?-dijo Lavander sin darse por enterada
-Os escuché hablar en los labavos-dijo Hermione sécamente mirando a Parvatti y a Lavander que se encontraban enfrente de ella
Parvatti empalideció.
-Herm, nosotras...-dijo Parvatti intentando escusarse
-Ni se te ocurra disculparte Parv-dijo Lavander mirando a su amiga con reproche-Si Hermione, estubimos hablando de tí y creo que deberías entenderlo. Es normal que hablemos sobre tí despues de lo que pasó en adivinación, todos lo hacen.
-Pero vosotras sois mis amigas-dijo Hermione con enfado y decepción a la vez
Parvatti bajó la mirada arrepentida mientras Lavander miraba a otro lado haciéndose la disimulada.
-¿Que dijisteis de Herm?-dijo Ginny enfadada
-Solo dijimos que era muy exraño lo que estaba pasando y que si la profesora tenía razón, Hermione no era de confianza
-¡¿Pero que dices Lavander?!-dijo la pelirroja causando que varias miradas se fijaran en ellas
-¡Estoy diciendo que ella traerá la desgracia a este mundo!-dijo Lavander señalando acusadoremente a Hermione-¡La profecía la señala a ella como culpable de una gran guerra!
-¡Callate la boca Lavander!-dijo Ginny muy enfadada
Hermione solo escuchaba y observaba la situación sin intervenir.
-¡Todos piensan lo mismo que yo! ¡Nadie dice nada, pero te aseguro que todos saben que Hermione es una amenaza para este mundo!
-Lavander basta-dijo Parvatti intentando calmar a su amiga
-¡No quiero! ¡Si vosotros no teneis el valor suficiente para decírselo, alguien tendrá que hacerlo!
Todos los que se encontraban en el Gran Comedor observaban la escena en completo siléncio. Hermione observó a sus compañeros y se levantó del asiento.
-¿Todos pensais eso de mi?-preguntó lo suficientemente alto para que todos los de la sala le escucharan
Algunos evadieron su mirada y otros miraron a la castaña con temor, pero nadie dijo nada.
-Esta bien-dijo la castaña saliendo de la sala. Antes de salir miró a Draco, que le observaba sin expresión alguna en su rostro.
-¡Sois unos idiotas!-dijo Ginny muy enfadada-¡Por Dios, es una Gyffindor!-gritó mirando a todos sus compañeros, seguidamente salió corriendo de la sala detras de la castaña
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:35 pm

Hermione corrió tanto como sus piernas le permitieron y decidió esconderse de miradas indiscretas encerrándose en una aula vacía. Se apoyó en la pared y empezó a llorar desconsoladamente. Se sentía traicionada por sus própios amigos. Escuchó unos pequeños golpes en la puerta, aunque no dijo nada. La puerta se abrió lentamente y, detras de esta, apareció una cabellera rojiza.
-Herm, ¿puedo entrar?-dijo entrando en el aula
-Ya estas dentro, ¿No?-contestó Hermione entre sollozos
Ginny iba a contestar ante el comentario pertinente de su amiga pero, al ver el estado en el que se encontraba la castaña, decidió dejar a un lado su orgullo.
-Herm...¿Como estás?-dijo Ginny observándo a la castaña, que tenía los ojos inchados y llenos de lágrimas
-Me enc-cuentro...p-per-perfectamente-contestó Hermione hipando a causa del llanto
La pelirroja abrazó a su mejor amiga y ésta, a su vez, le correspondió el abrazo aferrándose a Ginny.
-Se por lo que estas pasando Herm
-Tu no tienes ni idea de lo que estoy pasando-dijo Hermione amárgamente
-Te aseguro que sí-dijo la pelirroja comprensivamente-Después de que Vol-Voldemort me controlara en el segundo año...todos me miraban con miedo e intentaban no cruzarse conmigo en los pasillos. Él se introdujo en mi mente y me manipuló a su antojo. Se lo que es sentirse sola y querer llegar a morir, pero hazme caso, la gente lo olvida tarde o temprano. Sólo es la novedad, ya verás como todo pasa-dijo mientras acariciaba el sedoso pelo de la castaña
-Gra-gracias Gin-dijo la castaña apartándose de su amiga con una sonrisa-¿Sa-sabes que te qui-quiero mucho, ¿Ver-verdad?
-Claro que lo sé Herm-dijo sonriendo cariñósamente-Y yo también te quiero muchísimo a tí, pero sólo como amigas, ¿He? Haber si Harry se pone celoso-comentó provocando que Hermione empezara a reir
Hermione abrazó fuertemente a su amiga, besó su mejilla y se apartó de ella dirigiéndose hacia la puerta.
-¿Donde vas?-preguntó la pelirroja
-El deber me llama-comentó la castaña limpiándose las últimas lágrimas que recorrían su rostro-Tengo un castigo que cumplir
La pelirroja asintió.
-Suerte
-La necesitaré-dijo por último Hermione mientras cruzaba la puerta
La castaña empezó a correr más animada entre los pasillos. Eran las nueve y media de la noche, el castigo empezaba a las diez y todavía no había informado a Malfoy de a que hora y donde se haría el castigo. Corrió hasta el Gran Comedor y entró en él. Cuando entró, nuevos chismorreos inundaron el lugar, aunque, esa vez, Hermione no le dió importáncia al asunto y se dirigió con paso firme hacia la mesa Slytherin. Algunas serpientes miraron a la castaña con asombro, otras con celos y otras con lujúria.
-Malfoy-dijo provocando que el rúbio, que se encontraba hablando con Blaise, centrara su atención en ella
-¿Sí?-dijo mirando a la castaña con una sonrisa burlona
-Mira quien está aquí-dijo burlonamente Pansy dejándo la conversación que mantenía con una chica rúbia de su misma casa-Si es la Granger la llorona
Pansy se encontraba sentada enfrente de Draco y la castaña.
Algunas serpientes rieron ante el comentario de la morena, entre ellas Draco y Blaise.
-Vaya Parkinson, ¿Tu misma has pensado ese gracioso chiste? ¡Que mérito! Y yo que creía que lo único que podía salir se esa asquerosa boca eran insúltos y gilipoyeces-dijo la castaña con una media sonrisa- Parece que al fin y al cabo, no eres tan corta como todos pensábamos...
Varios Slytherins empezaron a reir y, a ellos, se unieron los Gryffindors que llegaron a aplaudir a la castaña.
-¡Bien dicho Hermione!-gritó James Lorens, un chico de Gryffindor que estaba colado por la castaña
Pansy se levantó de su asiento roja de íra.
-¡Te vas a arrepentir de lo que has dicho sangre súcia!-gritó avalanzándose atravesando rápidamente la mesa que se interponía entre las dos chicas
Antes de que Pansy pudiese llegar a avalanzarse encima de Hermione, ésta ya había sacado ágilmente su varita y le había encantado con un hechizo paralizador. El cuepo de Pansy cayó estruendosamente al suelo, enfrente de la castaña.
-Malfoy, dentro de veinte minutos tenemos el castigo en la orilla del lago. No llegues tarde-dijo mirando al rúbio que le miraba entre asombrado y sonriente
Hermione desapareció rápidamente de allí ante el aplauso y los vitores de sus compañeros. Subió rápidamente a su sala común y se cambió de ropa. Se había ensuciado sin saber exáctamente cómo. Cogió unos pantalones negros bastante cortos, una camiseta azul cielo ceñida de tirantes con algunos dibujos en negro y se puso unas chanclas negras. Por último, al darse cuenta de que iba a llegar tarde a su castigo, se recogió rápidamente el pelo en una cola alta, ya que llevaba el pelo completamente revuelto y desordenado a causa de todos los acontecimientos ocurridos ese día. Bajó corriendo hasta llegar al lago, donde encontró al rúbio observándo el lago con interés.
-Llegas tarde-comentó el chico sin apartar su mirada del lago
-Sólo me he retrasado dos minutos-contestó Hermione ofendida
-Aún así, no has llegado puntual-dijo finalmente dándo por zanjada la conversación-¿Que estupidez tenemos que hacer hoy?
Hermione bufó sonoramente e intentó no enfadarse.
-Debemos conseguir tres raíces marinas de agualino
Draco alzó una ceja.
-¿Y qué es eso?
-Son las raíces de unas plantas que crecen en las profundidades de los lagos, su color habitual suele ser rojo fuego, pero también pueden encontrarse en un color verde botella o azul turquesa-recitó la castaña
-Eres una sabelotodo Granger-dijo el rúbio dibertido
Hermione estubo a punto de contestar no demasiado educadamente el comentario del chico, pero se quedó completamente paralizada al ver cómo el chico se quitaba la camiseta de manga corta color gris que llevaba puesta.
-¿Que haces Malfoy?-dijo Hermione tapándose los ojos mientras sentía como sus mejillas enrojecían
-Granger, no seas tan puritana, ¿Quieres?-dijo Draco burlonamente-Si tengo que entrar en el lago no voy a entrar vestido, ¿No crees?
Draco se quitó las chanclas grises y negras que llevaba y Hermione se puso muy tensa.
-No vas a quitarte también los pantalones, ¿verdad Malfoy?-dijo sin apartar todavía sus manos de los ojos
-Se que te gustaría Granger, pero prefiero que no te coja un infarto-comentó Draco mientras empezaba a entrar en el lago
Hermione enfureció.
-¡¿Como puedes ser tan creído y arrogante?!-gritó apartándose las manos de los ojos y observándo al rúbio, que sólo vestía unos pantalones pirata negros
-¿No sabes decir otra cosa? Podrías ser más original Granger
Hermione apretó sus puños y respiró ondo.
-Tranquila Hermione, no le sigas el juego, eso es lo que pretende...-se decía a sí mismo en un susurro
-¡Granger entra de una vez!-gritó Draco mientras nadaba en el lago
La castaña se quitó las chanclas y entró lentamente en el lago mientras mantenía su varita en su mano derecha
-¿Para que quieres eso?-preguntó Draco observándo la varita que la castaña sostenía-No voy a hacerte nada...por ahora
-Malfoy, para de decir estupideces, ¿Quieres?
La castaña apuntó al rúbio con la varita y susurró un extraño hechizo.
Draco no notó nada extraño o diferente.
-Granger, creo que tu hechizo no ha dado resultado, me estas decepcionando-comento el chico burlonamente
Hermione evadió el comentario del rúbio y volvió a repetir el mismo hechizo apuntándose a ella misma. Sin decir nada, se zambulló en el agua y empezó a bucear intentando encontrar las raíces que necesitaba.
La castaña estubo durante unos tres minutos dentro del lago y el rúbio empezó a preocuparse. ¿Cómo podía aguantar tanto la sabelotodo Granger? Cuando pasaron cerca de cinco minutos Draco no aguantó más y también se zambulló en el agua intentando encontrar a la castaña.
Cuando entró en el agua se dió cuenta de lo idiota que había sido. El hechizo que la castaña le había hecho servía para permitirle poder respirar debajo del agua. No encontró a la castaña por ningún lugar y decidió salir a la superfície. Sentada en una roca cercana al lago se encontraba la castaña bastante dibertida mirando la cara de preocupación que mostraba el chico.
-¡Malfoy, ya puedes parar de buscarme!-gritó la castaña mirando sonriente al chico, que enfureció al ver cómo Granger se burlaba de él.
-¡No te estaba buscando Granger, estaba buscando las raíces!-respondió el chico bastante enfadado y sintiéndose tremedamente estúpido.
Hermione empezó a reir.
-¡Pues ya puedes parar de buscar porque ya las he encontrado!-dijo levantándose y marchándose de allí
Draco apretó sus puños fuertemente. Quería venganza.
-Estúpida sabelotodo-dijo en voz baja mientras salía del lago con semblante serio-Te vas a enterar, te arrepentirás de haberte burlado de mí.
Después de coger su camiseta y ponerse sus chanclas se dirigió directamente hacia la sala de los menesteres, donde esperaba pacientemente que la castaña llegase.
-¿Lo habrá olvidado?-se preguntó a sí mismo mientras se sentaba apoyaba en la fría pared
-Más quisieras Malfoy-dijo Hermione entrando en la sala con una sonrisa
-Vas a borrar esa sonrisa de tu cara Granger-dijo Draco acercándose a la castaña
-Lo dudo Malfoy, lo dudo...
Draco se había secado mediante un simple hechizo y, por su parte, Hermione había vuelto a cambiarse. El pelo lo llevaba recogido, como antes, en una coleta alta dejando varios mechones sueltos. Llevaba puesto un precioso vestido de manga corta color rosa con un pronunciado escote y ceñido hasta los pechos para después ensancharse. Estaba hecho de una tela ligera y fina y le llegaba hasta casi la altura de las rodillas. La castaña observó cómo Draco le observaba y se dijo a sí misma que quizá no había sido una buena idea ponerse ese vestido tan...provocativo. Hermione se colocó en posición de duelo y Draco le imitó.
-Vas a arrepentirte por haberte burlado de mí Granger-comentó el chico ante la mirada burlona de la chica
-¿Preparado Malfoy?
-Siempre lo estoy-contestó prepotentemente el rúbio
-¡Expeliarmus!-gritó la castaña apuntando al chico, pero este esquivó el ataque ágilmente ante su asombro
-¿Sólo sabes hacer eso Granger?-comentó Draco intentando que Hermione perdiese la concentración
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:36 pm

-¡Petrificus Totalus!-gritó Hermione apuntando al rúbio, que esquivaba cada uno de sus ataques con una estúpida sonrisa prepotente pintada en la cara
Draco, una vez más, esquivó el ataque de la castaña con rapidez. Hermione encolerizó mientras seguía tirando hechizos a diestro y siniestro.
-¡BORRA ESA ESTÚPIDA SONRISA!-gritó la castaña roja de ira. Siempre había creido ser la mejor bruja de Hogwarts, la más experimentada y una de las mejores hechiceras del colegio y odiaba la facilidad con la que el chico evadía sus ataques.
Draco, al ver el enfado de la castaña, agrandó su sonrisa. La verdad es que siempre había creido que la rata de biblioteca Granger sería una de las mejores brujas del colegio, por no decir la mejor, pero le resultaba tremendamente facil esquivar los hechizos que esta le propinaba.
-Granger, Granger...-dijo el rúbio negando con la mirada- Me decepcionas
Hermione sintió un gran nudo en el estómago al escuchar el hiriente comentado del rúbio.
-Si no estubiesemos en Hogwarts, hubiese acabado contigo en menos de un minuto-dijo sonriendo triunfalmente
-Cierra tu asquerosa boca de serpiente mortio-dijo Hermione irradiando ira en cada una de sus palabras
Draco levantó su mano y apuntó con la barita a su contrincante. Hermione ni siquiera tuvo tiempo de esquivar o contratacar el hechizo cuando varias cuerdas agarraron fuertemente cada uno de sus extremos y le atrajeron hasta la pared inmovilizándole por completo. Draco se acercó lentamente hacia la castaña sonriendo burlonamente.
-He ganado Granger-dijo con autosuficiéncia el chico
Hermione forcejeó para poder soltarse, pero todo esfuerzo fue inútil. Su varita se encontraba a varios metros de ella y no podía alcanzarla.
Draco se quedó parado a tan solo un metro de la castaña mientras esta le miraba con profundo odio.
-Me encanta esa mirada llena de odio y orgullo-dijo el chico agarrando a Hermione por la barbilla mientras observaba sus grandes ojos color café
-Púdrete en el infierno Malfoy-dijo Hermione tirándole un escupitajo en plena cara
Draco se apartó lentamente de la castaña, se limpió la cara con la camiseta y miró a la chica con tanto odio que cualquier persona que le hubiese visto en ese estado hubiese suplicado beneboléncia, en cambio, Hermione le miraba con orgullo.
-Asquerosa sangre sucia...-dijo cogiendo a la castaña fuertemente por el cuello
Hermione sintió como el aire le faltaba e intentó zafarse de las correas que le inmobilizaban. Draco quería verle sufrir y hacerle todo el daño posible a esa estúpida e inepta castaña que se atrevía a desafiarle.
-Te aseguro que haré que esos estúpidos humitos se te bajen Granger-dijo el chico apretando con más fuerza el cuello de Hermione
-Te...o..odio...-consiguió decir la castaña débilmente a causa de la falta de aire
Draco soltó el cuello de la chica lentamente mientras esta cogía aire insistentemente. El chico se separó de ella con una sonrisa y empezó a caminar en dirección a la puerta.
-¡Malfoy, ¿Donde vas?!-preguntó la castaña que seguía atada contra la pared
Draco se volvió para observar a la castaña que le miraba con enfado.
-Había pensado en irme y dejarte aquí hasta que alguien te encontrase-dijo sério
Hermione empalideció ante el comentario del chico.
-¡No puedes dejarme aquí!
-¿Y eso porque? Puedo hacer lo que me de la gana Granger, soy premio anual-dijo riendo
-¡Imbécil descerebrado! ¡¿Como han podido nombrarte premio anual?!-gritó la chica con enfado
Draco lanzó un hechizo a la nada haciendo que el aula quedara insonorizada y cerró la puerta.
-Pensandolo mejor...-dijo acercándose peligrosamente a la castaña- Creo que voy a quedarme un rato aqui contigo
Hermione sabía que algo malo estaba planeando el rubio y sintió temor.
Draco se acercó lentamente a la castaña hasta llegar a rozar levemente sus labios con los de ella.
-Tengo ganas de un buen polvo-comentó haciendo que Hermione se enrojeciese muchísimo
-¡Cerdo repugnante!-gritó llena de fúria haciendo que Draco sonriese triunfalmente
Draco colocó una de sus manos en el muslo de la castaña haciendo que ella sintiese un gran escalofrío al notar la fría mano de él en su piel.
-¡No me toques asquerosa serpiente!
-Granger, para ser tan culta, eres bastante mal hablada-dijo el chico sonriente mientras acariciaba suevemente la pierna de la chica
-Apartate de mí-dijo Hermione un poco más calmada
-Vamos Granger, no te hagas la dura. Es lo que has estado esperando toda la noche-comentó el chico alégremente
-Para de decir chorradas Malfoy. Te odio con todo mi corazón
Draco besó a la castaña y esta giró la cabeza mirando hacia otro lugar para esquivar los labios del rúbio que empezó a besar el cuello de la chica con fervor.
-¿Y para que te has puesto tan provocativa?-preguntó el chico sin dejar de darle pequeños besos por el cuello
Hermione no contestó la pregunta del chico y este enfureció.
-Granger, cuando pregunte algo, contéstame-ordenó Draco cogiendo a la castaña por la barbilla obligándo que sus ojos se encontrasen
-Malfoy-dijo Hermione finjiendo dulzura-No soy una descerebrada y sumisa de tus putitas y no esperes que te obedezca porque núnca lo haré
Draco estaba enfurecido. Estaba harto de esa chica e iba a enseñarle quien mandaba allí. Estaba convencido, iba a violarla allí mismo para demostrarle que él podía hacer lo que quisiera con ella. Porque él era superior, porque ella no era más que una sangre sucia...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:37 pm

Cerró la puerta con un hechizo y desató las cuerdas que inmovilizaban a la castaña.
-¿Porque me has soltado?-preguntó con desconfianza la castaña acariciándose sus rojizas muñecas
-¡Accio varita!-gritó Draco haciendo que la varita de Hermione llegase hasta sus manos-Esto va a ser mucho más dibertido por el método muggle, ¿No crees?
El rúbio hizo desaparecer las dos varitas ante el asombro de la castaña.
-¿Como...como has hecho eso?-preguntó la chica mientras se apartaba del rúbio con temor
-Se trata de magia negra Granger-comentó Draco con una macabra sonrisa mientras se acercaba lentamente hacia la castaña, que retrocedió hasta que su espalda chocó contra la pared
Hermione se encontraba completamente acorralada entre el rúbio y la pared. Draco colocó sus manos entre el cuello de la castaña y acercó sus labios a los de ella, que le propinó una fuerte bofetada y salió huyendo como pudo de allí. El rúbio se llevó la mano izquierda a su mejilla y sonrió complacido.
Hermione intentó salir de allí sin resultado alguno y, tras golpear la puerta con fuerza, giró la cabeza para observar al chico, que mantenía una extraña sonrisa en su rostro mientras miraba le miraba.
-No esperaba menos de tí sangre sucia-comentó en un susurro-Por eso va a ser tan entretenida esta noche...
Draco se acercó a la castaña lentamente mostrando su superioridad y elgáncia en cada uno de sus pasos. Hermione inspeccionó rápidamente la sala y, ante el nerviosismo, cogió el primer objeto que encontró y se lo lanzó al chico, que lo esquivó con una gran agilidad. Draco, en un rápido movimiento, cogió a la castaña por las muñecas mientras esta forcejeaba.
-¡Dejame hurón!-gritó Hermione
Draco, ante la fúria contenida tras escuchar el mote que la castaña le había designado, le soltó y, antes de que la chica pudiese zafarse de él, le pegó una bofetada logrando que la chica cayese estruendosamente al suelo. Hermione se llevó la mano a la mejilla y sus ojos se empañaron de la rábia que sentía. Draco se colocó encima de la chica y le inmobilizó casi al completo mientras ella gritaba y pataleaba para escapar del rúbio que, tras forcejear y con un gran esfuerzo, consiguió colocarse entre las piernas de la castaña. Draco calló a la castaña besándole, aunque ella se resistió y acabó mordiéndole ferozmente el labio.
-¡No vuelvas a besarme mortio!-dijo Hermione con rábia mientras Draco observaba el rostro de la chica con sus grandes ojos mercurio
Una sonrisa de placer se dibujó en el rostro del chico, que empezó a mordisquear el cuello de la castaña mientras esta gritaba. De los grandes ojos café de Hermione lograron escaparse dos finas lágrimas por la impoténcia que ella misma sentía. Se sentía acorralada. Draco logró agarrar las muñecas de la chica con una sola mano mientras con la otra exploraba cada centímetro del cuerpo de Hermione, que seguía resistiéndose.
Las yemas de los dedos del rúbio acariciaron el suave vientre de la chica y sus labios marcaron el fino cuello de la castaña mientras esta gemía de dolor, de desesperación y, aunque quisiese negarlo, de placer. ¿Cómo podía gustarle esa situación? Draco Malfoy le estaba forzando, le había golpeado y le había insultado y, aún así, no sentía el odio que se suponía que debía sentir hacia él.
Draco pasó sus dedos cerca de la vagina de la chica y sonrió con prepotencia mientras Hermione cerraba los ojos y se mordía el labio inferior con fuerza.
-¿Te gusta Granger?-preguntó el rúbio en un susurro cerca del oido de la castaña
Hermione abrió los ojos y observó a su enemigo durante unos instantes, aunque no respondió a su pregunta. Draco mordió el lóbulo de la oreja de la castaña logrando que ella gimiese por primera vez de placer y sonrió satisfecho mientras, seguidamente, empezaba a morder el cuello de la chica. Hermione seguía resistiéndose, aunque cada vez su fuerza de voluntad por separarse del rúbio disminuia. No podía permitir que él le utilizase a su antojo, pero una pequeña parte de su subconsciente le pedía que siguiese, que no se apartase de él.
Draco subió el vestido de la chica hasta su cintura y se deleito con las piernas de la chica, que eran perfectas, largas y ni demasiado delgadas ni demasiado gordas, simplemente perfectas. Por lo que el rúbio pudo apreciar, parecía que la muchacha practicaba algún tipo de deporte, pues no tenía celulitis, y que se cuidaba bastante, ya que su piel estaba extremadamente suave y sin un simple pelo que estorbase. Sin darse cuenta, Draco aflojó las muñecas de la castaña mientras besaba y mordisqueaba el hombro izquierdo de la chica, despues de apartar la manga que lo cubría. Hermione ni siquiera se percató de que el chico le había soltado y, ante su própio asombro, cuando Draco besó nuevamente sus labios, ella le correspondió. ¿Porque lo estaba haciendo? ¿Porque se estaba dejando llevar por ese momento de lujuria? Sabía que no debía hacerlo, que estaba mal...pero, aún así, no tenía intención de apartarse del rúbio, que parecía estar bastante entretenido masajeando los pechos de Hermione mientras introducía su lengua en la boca de la chica, que le permitió el paso. La castaña intrudujo sus manos por debajo de la camisa del chico y acarició cada uno de sus bien formados músculos deleitándose con el contacto de la suave y blanquecina piel del rúbio.
Draco apartó sus labios de los de la castaña y, tras quedarse sentado de rodillas entre las piernas de la chica, se quitó la camisa. Hermione, tumbada en el suelo, dibujó una sonrisa mientras observaba el cuerpo semidesnudo del chico. Draco posó sus manos sobre cada una de las piernas de la chica y las recorrió con fervor acariciando cada parte de estas. Hermione rodeó el cuello del chico con sus manos y lo hacercó a ella mientras le besaba con pasión. Cuando se encontraron tan pegados que a penas el aire podía pasar entre ellos, Draco se deshizo del molesto vestido de la castaña mientras ésta desabotonaba el pantalón de él. Mientras las expertas manos de Draco acariciaban los pechos de la chica por encima del sujetador, ella pudo notar cómo el miembro del chico se endurecía y gimió de placer entre besos y beso.
Aunque jamás lo hubiese imaginado, estaba completamente dispuesta a hacerlo allí mismo con el rúbio pero, cuando el chico estaba a punto de desabrochar el sujetador de Hermione, se escuchó cómo el cerrojo de la puerta se abría haciendo que los chicos se separasen con rapidez. Hermione se puso el vestido tan rápido cómo pudo y Draco se colocó la camisa. La puerta se abrió con fuerza pero, por ella solo entró una ligera brisa. Draco miró con desconfianza la sala y, tras asegurarse que no había nadie, pretendió volver a cerrar la puerta, pero la castaña se lo impidió.
-¿Donde crees que vas?-preguntó Draco obserbando cómo la castaña se colocaba bien el vestido y le esquivaba para poder salir al pasillo.
-No es de tu incunvéncia Malfoy-dijo Hermione marchándose de allí con rapidez ante la mirada del rúbio, que bufó y se revolvió el pelo.
-Tendré que buscar a otra esta noche...-comentó marchándose hacia la sala común Slytherin en busca de una chica con la que poder acostarse, aunque no le fue dificil dormir acompañado esa noche
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:38 pm

A la mañana siguiente despertó con los ojos doloridos. ¿Cómo había podido pasarse toda la noche llorando por alguin como Draco Malfoy? Verdaderamente lo que más le había molestado es que él había jugado con ella y ella había aceptado el juego. Hubiese podido separarse de él y marcharse pero, en vez de eso se quedó con él.
-¡Hermione levantate ya!-gritó Ginny tirándole un cojín en la cara a Hermione, que se levantó rápidamente de la cama y se llevó la mano al corazón
-¡Gin no vuelvas a hacerme algo así!-gritó con enfado la castaña mirando a su amiga
Ginny sonrió como si nada hubiese sucedido y se tiró encima de la cama de la castaña.
-¿Porqué me has despertado tan pronto?-se quejó Hermione recogiéndose el pelo en una cola alta
-¿Lo has olvidado? Hoy hay partido de Quidditch y les prometimos a los chicos que iriamos a verles
Hermione se golpeó la frente y resopló.
-Lo había olvidado...
Ginny se sentó en el borde de la cama de Hermione y le miró con el entrecejo fruncido.
-¿La responsable Hermione Granger ha olvidado una cita con sus amigos?-preguntó la pelirroja con una sonrisa
-Gin es que...no he dormido muy bien-dijo la castaña llevandose la mano a la frente
Ginny observó detenidamente los ojos de Hermione y se puso en pie.
-¿Has estado llorando?
Hermione sintió su corazón latir a mil por hora por los nervios. No podía contarle a su amiga la verdad, pero no era suficientemente buena mintiendo para inventarse una buena escusa.
-Bueno...si
-¿Te ha hecho algo Malfoy?
Hermione abrió la boca para contestar, pero volvió a cerrarla sin saber exactamente que contestar y, para suerte de la castaña, Lavander y Parvati entraron en la habitación ante la mirada furiosa de Ginny.
-Gin, voy a darme una ducha-dijo Hermione cambiando de tema-Nos vemos en media hora
Ginny miró resignada a las chicas que acababan de entrar, que comentaban algo por lo bajo, y se despidió de Hermione mientras salía de la habitación.
La castaña cogió su uniforme, ya que iba a ir al partido de Quidditch y debía defender a su casa y, mucho más, si contra quien jugaba era contra Slytherin. Se duchó con rapidez, se puso una poción, parecida a la espuma, en el pelo para que sus rizos quedasen más definidos, se maquilló lo suficiente para seguir pareciendo lo más natural posible pero a la vez poder disimular la inchazón de sus ojos, se puso rímel y brillo en los labios, y salió del cuarto de baño. Se colocó perfectamente la camisa sin una sola arruga por dentro de la falda, que le llegaba casi hasta la altura de las rodillas, se colocó la corbata completamente pegada al cuello de la camisa, se puso las botas negras bastante gastadas y, ya que el día era bastante frío, se colocó la bufanda própia de su casa envuelta en su cuello. Después de vestirse salió corriendo hacia el gran Comedor para poder comer algo antes del partido. Cuando entró en el Gran Comedor pudo sentir la penetrante mirada del rúbio posada en ella, aunque decidió no prestarle atención. Al fondo de la mesa vió a Ginny haciéndole señas y se dirigió hacia allí con la máxima rapidez posible, ya que odiaba que la gente le observase. Se sentó al lado de su amiga, en frente de Ron y Harry y de espaldas a la mesa de Slytherin.
-¿Nerviosos?-preguntó Hermione sonriente observando a sus dos mejores amigos
-Harry no, pero Ron está de los nervios-dijo Ginny contestando por los chicos
-¿Vendrás a vernos Herm?-preguntó Ron llevándose un trozo de torta con chocolate a la boca
-Por supuesto Ron-contestó Hermione con una dulce sonrisa
Ron sonrió feliz y se llevó otro trozo de torta a la boca saboreándola.
-Les vamos a dar una paliza-dijo Harry triunfante
-Campeones, a mi no se me subirian los humitos-dijo Gin-Ya sabeis que este año Slytherin se ha preparado a conciéncia
-¿Estás dudando de nosotros?-dijo Ron adoptando una figura altanera
-¿Yo? No. Solo estoy diciendo que vayais con cuidado porque las serpientes pueden llegar a ser muy venenosas-contestó Ginny con una sonrisa
Ron alzó una ceja sin entender el comentario de su hermana.
-Debemos irnos ya o llegaremos tarde-dijo Harry levantándose y cogiendo a Ron por el cuello de la camisa para levantarlo, ya que el pelirrojo no tenía intención de levantarse
-Suerte chicos-dijo Hermione dedicándoles una sonrisa mientras ellos se despedían, Harry con una sonrisa de triunfo y Ron con un rostro tan rojo como su pelo mientras observaba a la castaña.
-Herm, lo siento pero debo irme-dijo Ginny levantándose de la mesa
-¿Me vas a dejar aqui sola?-dijo Hermione haciéndose la ofendida
-Es que tengo una cita antes del partido-dijo Ginny con una pícara sonrisa
-Pero...¿No estas con Harry?-preguntó Hermione incrédula
-Eres una mal pensada Herm. He quedado con Rolin Tayles pero te aseguro que no es para hacer nada extraño...quiero a Harry-dijo finalmente marchándose de allí con una sonrisa
-¿Que estará tramando?-se preguntó a si misma la castaña mientras se llevaba un tostada con mermelada a la boca
Al cabo de algunos minutos, Neville se acercó a Hermione tocándose las manos con nerviosismo y se sentó a su lado.
-Ho-hola Hermione-dijo con la cabeza baja
Hermione siguió comiendo como si siguiese completamente sola y ni siquiera le prestó atención al chico.
-Yo...que-queria perdirte disculpas...-dijo Neville con la voz trémola
La castaña alzó la vista y miró a su acompañante con rencor.
-No puedo aceptarlas Neville-contestó Hermione friamente-Me has fallado como compañero y como amigo y, te aseguro, que para que consiga perdonarte no valdrá con un simple lo siento
Neville miró a la castaña muy serio y volvió a bajar rápidamente la cabeza mostrando su arrepentimiento.
-Adios Neville-dijo Hermione levantándose de la mesa y marchándose de allí con rapidez no sin antes hechar un leve vistazo hacia la mesa de Slytherin, donde el rúbio ya no se encontraba.
La castaña caminó por los pasillos con tristeza. Lo único que podía escucharse en el pasillo por el que deambulaba eran sus própios pasos y, a lo lejos, los gritos eufóricos provenientes del campo de Quidditch. Después de la corta charla con Neville, todavía se encontraba peor. Tenía ganas de llorar y de gritar. Cuando estaba a punto de llegar a la puerta que llevaba a los jardines del castillo, alguien agarró su brazo y, en un brusco movimiento, la aprisionó contra la paret. Su respiración aumento al sentir los ojos mercurio de Draco Malfoy posados en ella.
-Olvidame Malfoy. Hoy no estoy para tus tonterias-dijo la castaña intentando empujar al chico, aunque lo único que consiguió es que el rúbio le aprisionase
-¿Quien te has creido que eres sangre sucia?
Hermione se quedó completamente muda al ver la frialdad con la que le estaba hablando el rúbio.
-Granger, nadie pasa de mí-dijo Draco apretando las muñecas de la chica
La castaña sonrió con toda la dulzura que le caracterizaba logrando que la furia de Draco aumentase.
-Así que es eso...te molesta que la sangre sucia Granger pasase ayer de ti. ¿Al final tubiste que darte una ducha fria?
El rúbio apretó con más fuerza a la castaña consiguiendo que ella gimiese de dolor.
-No te pongas graciosilla Granger. Ayer conseguí a otra, no me hacias falta tu.
-¿Entonces que es lo que te molesta Malfoy? No te he hecho nada
Draco se acercó tanto a Hermione que sus alientos se mezclaron.
-¿Pasar de mi en el almuerzo no te parece suficiente Granger?
-¿Así que lo que quieres es que me pase todas las comidas observándote?-preguntó Hermione con sorna mientras mantenía una media sonrisa-Malfoy, deberías empezar a entender que yo no soy como las otras guarras que se mueren por un arrogante como tú
Draco besó a la castaña con furia y se acercó tanto a ella que entre sus cuerpos no existia espacio. La lengua de Draco se infiltró en la boca de la castaña profundizando el beso. Las manos del rúbio abandonaron las muñecas de la chica y rodearon su cintura. El corazón de Hermione latía a mil por hora y, mientras correspondía cada uno de los besos que el chico le ofrecía, rodeó con sus brazos el cuello de este. Cualquiera que les hubiese visto y no les hubiese reconocido, hubiese creido que se trataba de una pareja de enamorados, pero las apariencias a veces, pero solo a veces, engañan.
Hermione escondió sus finos y largos dedos entre el sedoso pelo rúbio de Draco mientras este aflojaba la corbata de la chica y desabrochaba los primeros botones de la camisa de esta. El rúbio se deshizo de la bufanda de la chica que tanto estorbaba y la tiró al suelo mientras mordía el blanquecino cuello de la castaña. Draco llevaba puesto el traje oficial de buscador de Slytherin y la verdad es que le sentaba como anillo al dedo logrando que Hermione se derritiese con tan solo observar al rúbio. El chico deslizó su mano por debajo de la camisa de Hermione y dejó su marca en el cuello de esta, logrando que la chica volviese a gemir de placer. La castaña buscó los labios de Draco y los aprisionó contra los suyos mientras intruducia una de sus manos dentro del uniforme del chico y acariciaba el torso del rúbio. Draco aspiró el perfume de la castaña, un perfume característico, diferente...olía a bosque. Draco mordió el mentón de la chica mientras mantenía una sonrisa en su rostro y subió la falda de Hermione mostrando casi en su totalidad las piernas de esta que a él tanto le gustaban.
A lo lejos, pudo escucharse el imno de Gryffindor y varios leones rojos y amarillos adornaron el grisaceo cielo anunciando que pronto empezaría el partido. Draco besó apasionadamente a la castaña y se separó de ella con una media sonrisa.
-¿Sigues sin morirte por un arrogante como yo Granger?
La castaña se quedó en silencio durante unos instantes.
-Por supuesto Malfoy-contestó Hermione muy seriamente
-Estoy seguro que te encantaría pasar una noche conmigo Granger-dijo el rúbio rozando los labios de la chica
-Te equivocas
Hermione se escabulló de Draco y empezó a caminar en dirección al campo de Quidditch, aunque el brazo del rúbio, que rodeó su cintura, impidió que siguiese caminando.
-Malfoy sueltame
Draco besó el cuello de la chica logrando que esta dejase de resistirse.
-Quiero que me dejes de una vez en paz-dijo la castaña sin parecer convincente, cosa que el rubio percivió.
-Quizá podamos llegar a un acuerdo...-dijo Draco aprisionando nuevamente a la chica contra la pared.
Hermione le miró con desconfianza.
-¿Un acuerdo?
-Mejor dicho...haremos un trato. ¿Quien crees que ganará hoy el partido?
La castaña sonrió prepotentemente.
-Estoy segura de que ganará Gryffindor.
Draco sonrió y se acercó tanto a la castaña que, al hablar, sus labios se rozaron.
-Entonces, si tan segura estas...hagamos un trato. Si Gryffindor gana el partido, juro dejarte en paz para lo que queda de curso.
Hermione alzó una ceja y sonrió.
-¿Y si gana Slytherin?
-Deberás pasar la noche conmigo. Y ya sabes perfectamente a lo que me refiero-dijo el chico pasando la punta de la lengua por los carnosos labios de la castaña-¿Que me dices?
-Trato hecho Malfoy-contestó la chica muy segura de sí misma
Draco sonrió con superioridad.
-Te aseguro que no voy a perder este partido Granger. No desperdiciaré la oportunidad de humillarte y sobretodo de desvirgarte-contestó finalmente marchándose de allí con una prepotente sonrisa.
Hermione se quedó completamente paralizada intentando que la intensidad de sus latidos disminuyesen y que su pecho dejase de subir y bajar tan exageradamente y, cuando recobró la normalidad, recogió la bufanda del suelo y corrió hacia donde el rúbio se había ido. Salió a los jardines y el frio viento rozó su piel haciendo que un escalofrio recorriese su cuerpo.
-Es un capullo, un arrogante, un estúpido...-murmuraba mientras se dirigía hacia el partido
¿Sigues sin morirte por un arrogante como yo Granger?...Esa pregunta se repetía una y otra vez en la mente de la chica causando su furia.
-¡Hermione aquí!-gritó Ginny haciéndole señas a la castaña desde el palco de los Gryffindor.
La castaña subió la torre roja y amarilla y se sentó al lado de su amiga pelirroja, que sonreía feliz.
-¿Porqué has tardado tanto?-preguntó Ginny sin dejar de mirar el partido
-He...He tenido que ir un momento a la biblioteca-dijo la castaña mirando hacia otro lugar para que su amiga no se diese cuenta de que estaba mintiendo, aunque Ginny estaba mucho más interesada en el partido que en lo que su amiga le estaba contando-Gin, ¿A que viene esa alegria?
La pelirroja no contestó a la pregunta de la castaña provocando que esta perdiese los nervios.
-¡Ginebra Weasley!
Ginny dirigió su mirada hacia su amiga mientras mantenía una sonrisa.
-¿Porque estas tan feliz?
-Es que...Griffindor va ganando-dijo risueña
-¿Y...?
-Pues...que he acordado con Harry que si gana el partido, él y yo esta noche...lo celebrariamos a lo grande.
Hermione sonrió tontamente ante la cara de emoción que su amiga hacía y se quedó mirando al vacio sin poder evitar que en su rostro se dibujase una pícara sonrisa al recordar el reciente trato que había hecho con Malfoy. ¿Ganaría Gryffindor o Slytherin? Pero la pregunta que invadia su mente en ese momento era: ¿Deseaba realmente que Gryffindor ganase el partido?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 3:40 pm

¡¡¡Espero que os gusten estos caps!!! Os los dedico a vosotras dos!! Jackie.Granger y Albita!! muchas grácias por seguir mis ff´s!!!! MUCHOS BESOS
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jackie.Granger

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 138
Edad : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 5:11 pm

Qué bien!! Me lo dedicas a mi?? xD!!! bounce bounce bounce
me encantó!! Me encanta como escribes!Si!! Tiene que ganar Slytherin!! Porfavor!!
siguelo pronto que me muero!! n.n
Ya estoy enganchada,contenta?? xD

Besos!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 14, 2008 5:36 pm

No, no quiere que gane Gryffindor y lo sabe!! muajajajaja!!
Porfa tiene que ganar Slytherin!! seria tan... Cool
por cierto muchas gracias por la dedicacion!!! cheers me hizo mucha ilu Very Happy Very Happy
bueno, continua pronto porfaaaa!!!
ahora mismo me paso por tu otro ff para ver si actualizaste!!
unBesazoO!!*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Albita!!
Moderador
Moderador
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 250
Edad : 24
Localización : donde va a ser¿? ... en el pais de las Golosinas, calle Piruleta, en mi casita de chocholate!!! ...
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 21, 2008 8:47 pm

QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!
QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC, QUIERO MAS FIC, NECESITO MAS FIC!!


porfaaaa se buena y cuelga mas!!! ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jackie.Granger

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 138
Edad : 25
Fecha de inscripción : 12/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Jue Ago 21, 2008 9:20 pm

Si!! cuelga más!! O sino hacemos huelga de hambre!! xD
lol!
cuelga otro capi rapidito eh?? xD!! Que yo quiero saber qué va a pasar!! n.n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Lun Ago 25, 2008 5:39 pm

El tiempo pasaba con lentitud logrando que los nervios de Hermione aumentasen. Gryffindor estaba ganando el partido con 120 puntos y Slytherin le seguía de cerca con 110 puntos. Cada vez que Gryffindor conseguia puntos, Ginny saltaba emocionada desde su asiento y, cuando Slytherin era el que conseguia un tanto, la pelirroja gritaba animando a su novio.
-¡Gin tranquilizate!-gritó Hermione haciendo que su amiga se sentase-¡Me estas poniendo de los nervios!
-Herm, debes entenderme...¡Este partido es muy importante!-dijo mientras no dejaba de observar al ojiverde que buscaba con la mirada la snitch
-¡Tambien lo es para mí!-gritó logrando que su amiga callase al instante
-Vamos Herm...si a ti nunca te ha gustado el Quidditch.
-¿Y eso que tiene que ver?
-¡¡¡Y Gryffindor marca!!!-gritó el comentarista
Ginny se levantó rápidamente del asiento y empezó a saltar como una loca logrando que la castaña resoplase y voltease sus ojos. Hermione inspeccionó el campo de juego y sus ojos chocaron contra los grises de cierto rúbio que le miraba sonriente. La castaña entrecerró los ojos y desvió su mirada para posarla en uno de sus mejores amigos, que parecia desesperado.
-¡¡Vamos cariño!!-gritó Ginny-¡¡Tu puedes!!
-Gin, ya basta o vas a dejarme sorda-se quejó Hermione mientras cruzaba los brazos
De repente varios gritos se escucharon haciendo que toda la atención de Hermione se centrase en el rúbio, que volaba veloz hacia el cielo seguido por Harry.
Sin a penas darse cuenta se puso en pie y empezó a morderse las uñas. ¿Porqué había aceptado el reto de Malfoy?
-¡¡Vamos Harry!!-gritó Hermione haciendo que la pelirroja le mirase extrañada
Los chicos desaparecieron entre las nubes mientras todos los presentes murmuraban y gritaban palabras de ánimo. Tras varios minutos de tensión, Harry apareció mientras la mayor parte de alumnos le aclamaban.
-¡Lo ha conseguido!-gritó Ginny
Hermione miró al pelo azabache con curiosidad. ¿Porqué permanecía allí quieto sin hacer nada? De repente, apareció Draco Malfoy a sus espaldas persiguiendo una pequeñísima bola dorada y, tras su rápida aparición, Harry se puso nuevamente en marcha. Los dos chicos se propinaron golpes intentando que el contrario quedase fuera de juego y, cuando el rúbio alargó su brazo y rozó con sus finos dedos la snitch, Harry le empujó haciendo que Draco cayese desde más de cuatro metros golpeándose estruendosamente contra la húmeda hierba.
Hermione se llevó las manos a la boca reprimiendo un grito y Ginny miró asustada al rúbio que, aunque mantenía los ojos abiertos no respiraba. Un silbido interrumpió el partido y los dos equipos se bajaron de sus escobas mientras se dirigían corriendo hacia donde Draco se encontraba.
-¡¿De que coño vas Potter?!-gritó Travers Felton, uno de los cazadores de Slytherin
-¡Ha sido un accidente!-dijo Harry defendiéndose
Cuando Travers estubo a punte de golpear a Harry, la profesora Mc Gonagall se hizo paso entre la multitud.
-¡Ya basta de discusiones por hoy!-dijo logrando que Travers se separase de Harry de muy mala gana
En la torre de Slytherin, Hermione pudo observar a Pansy Parkinson, que gemía, lloraba e insultaba a Harry por haber tirado al rúbio de su escoba.
-Voy a buscar a Poppy, espero que no haya más contratiempos-dijo mirando seriamente a los chicos mientras se marchaba corriendo del lugar
Madam Hooch descendió de su escoba y bajó de ella colocándose en frente de Draco, que seguía inconsciente.
-¡Ennervate!-dijo Hooch apuntando al rúbio con su varita
Draco cerró los ojos y cogió aire profundamente mientras todos los de su equipo se acercaban a él y le ayudaban a levantarse.
-¿Estas bien Draco?-preguntó Selene Diw, la nueva golpeadora del equipo de Slytherin
El rúbio asintió mientras mantenía una extraña sonrisa en su rostro y, aunque todavía no se había recuperado del todo, no podía desperdiciar la oportunidad de humillar a Potter delante de todos los de su casa. Se acercó a Harry lentamente manteniendo su puño cerrado mientras Ron levantaba su varita y le apuntaba.
-Alejate Malfoy-ordenó Ron-Solo ha sido un accidente
-¿Crees que voy a obedecer a un pobretón?-dijo Draco con asco mientras estiraba su brazo hasta colocar su puño en frente del rostro de Harry, que le miraba confundido al igual que todos los que estaban presenciando la escena.
Con una sonrisa de satisfacción, el rúbio abrió su puño mostrando una pequeña bola dorada que descansaba en la palma de su mano. La snitch abrió sus alas y salió volando a gran velocidad ante la cara de incredulidad de Harry.
Los gritos y vitores de los Slytherins aclamando a Draco se escucharon en todo el campo.
-¡Bien hecho Draco!-dijo Travers dándole un golpe en la espalda mientras sonreia con prepotencia
Draco miró con superioridad a sus contrincantes y les dió la espalda mientras empezaba a andar.
-¡¡Esto no es justo!!-dijo Ron lamentándose por la pérdida de su equipo
-Lo siento señorito Weasley pero Malfoy a capturado la snitch, por lo tanto el ganador es Slytherin-dijo Madam Hooch haciendo que una nueva ola de gritos y vitores rompieran el silencio del lugar.
-Pero, pero...¡Seguro que ha hecho trampas!-dijo señalando acusadoramente a Draco, que se volvió hacia él mientras Harry permanecía en estado de trance por la repentina victoria de su enemigo.
-Pobre Weasley...no solo todas las mujeres te dan calabazas, sino que además eres un pobretón y un perdedor-dijo Draco con maldad logrando las burlas de sus compañeros hacia el pelirrojo, que se puso tan rojo como el color de su cabello
-¡Callate la boca Malfoy si no quieres que te la cierre yo!-dijo Harry saliendo de su trance para defender a su mejor amigo
-¿Como vas a conseguir que me calle cabeza rajada?-preguntó Draco con osadía colocándose en frente de Harry
Harry apretó sus puños con fúria.
-¡Ya basta o me veré obligada a quitarle puntos a vuestras casas!-dijo Hooch separando a los chicos
-¡Ha empezado él!-dijo Ron mientras su equipo asentía-¡Malfoy te juro que...!
-¡Oh que miedo, que el pobretón va a pegarme...!-dijo Draco simulando terror mientras las risas de los Slytherins aumentaban
Ron cayó y miró fijamente al suelo al notar de nuevo que su rostro cambiaba su color blanquecino habitual por un rojo tomate.
-¡Chicos mirad la cara del pobretón!-dijo Draco con maldad-¿Alguien puede decirme donde acaba su cara y empieza su pelo?
Ron apretó los puños al escuchar las burlas de Malfoy y las risas de sus rivales. El pelirrojo corrió hacia Malfoy y se lanzó encima suya mientras intentaba golpearle, pero Draco esquivó su ataque y golpeó a Ron en la nariz logrando que esta empezase a sangrar.
Hermione y Ginny, al presenciar la pelea entre los dos chicos, corrieron por las escaleras de la torre de Gryffindor para acudir en la ayuda de Ron.
La profesora Hooch separó inmediatamente a los chicos mediante un hechizo mientras la profesora Mc Gonagall corría hacia el lugar seguida por Madam Pomfrey.
-¡¿Que esta pasando aquí?!-preguntó con enfado Minerva al ver el lamentable espectáculo
Harry se encontraba arrodillado en frente de Ron, que se cubría la nariz con las manos.
-¡50 puntos menos para Slytherin!-dijo con enfado la directora mientras ayudaba a Ron a ponerse en pie
-¡¿Qué?!-gritó Rita Slecher, una chica rubia de intensos ojos azules que ocupaba el puesto de cazadora de Slytherin
-¡Lo que ha oido Señorita Slecher!
-¡Pero si ha sido Weasley el que se ha tirado encima de Draco!-dijo Rita
La profesora Mc Gonagall miró a su equipo con severidad.
-¿Es eso cierto?
Los presentes asintieron.
-Pero Malfoy le había provocado y...-dijo una muchacha morena de ojos negros llamada Felia, golpeadora de Gryffindor
-Esa no es razón suficiente para golpear a un compañero y, por lo tanto y muy a mi pesar...50 puntos menos también para Gryffindor
-Pero...
-¡No se hable más!-dijo la directora dando por zanjada la conversación-Señor Weasley, Señor Malfoy vayanse con Poppy a la enfermeria
-Yo estoy perfectamente-dijo Draco con una sonrisa
-He dicho que usted también irá-dijo rotundamente Minerva
Draco miró con desprecio a la directora y, con una sonrisa, empezó a caminar detras de Madam Pomfrey y al lado de Ron mientras su equipo le aclamaba. Cuando salieron del campo, Ginny se lanzó encima de su hermano y empezó a besarle.
-Ginny...estoy bien-dijo Ron intentando que su hermana le soltase
-¡Eres un bruto Malfoy!-dijo Hermione con enfado mientras miraba la nariz rota de su amigo
Draco sonrió con prepotencia y siguió caminando en dirección a la enfermería ante la enfadada mirada de la enfermera.
-¡Señor Weasley, que no deba ir a buscarle!-dijo Poppy cruzándose de brazos
-¿Podemos ir con él?-preguntó Ginny
-Lo siento, pero ahora los dos necesitaran un poco de reposo. Vayan esta tarde a la enfermería-dijo seriamente Poppy cogiendo a Ron del brazo y marchándose de allí ante la mirada de Hermione y Ginny

Tras la comida, las chicas y Harry se dirigieron hacia la enfermería para visitar a Ron. Cuando entraron, se encontraron al pelirrojo rodeado de varias bolsas llenas de golosinas.
-¿Y esto?-preguntó Harry sonriendo
-Son un regalo de George y Fred-dijo Ron con felicidad mientras se llevaba una rana de chocolate a la boca
-¿Como esta tu nariz?-preguntó Hermione con dulzura
-Pues tan horrible como siempre sangre sucia-dijo Pansy haciéndose paso entre los tres amigos mientras aprisionaba del brazo a Draco
-¿Alguien te ha preguntado?-dijo Ginny con enfado mientras observaba la forma tan melosa con la que la morena cogía al rúbio
-Vayamonos de aquí Draky, que aquí esta lleno de chusma y estoy empezando a marearme...-dijo besando fugazmente a Draco, que correspondió su beso logrando que una chispa de furia se encendiese dentro de Hermione
Draco le sonrió con prepoténcia y, tras besar nuevamente a Pansy salieron por la puerta de la enfermeria agarrados como una feliz pareja de enamorados y Hermione sintió hervir la sangre.
-Esta noche podriamos jugar al ajedrez mágico-dijo Ron con emoción
-Por supuesto-dijo Harry emocionado-Te voy a machacar
-¿Te apuntas Herm?-preguntó Ron, pero la castaña no contestó, pues estaba ocupada pensando las diferentes maneras de matar a Malfoy-¡Herm!
-¿Si?
-Que si esta noche te apuntas a un partido de ajedrez mágico
-mmm...no creo...es que tengo que ir a la biblioteca a hacer un trabajo de runas antiguas-mintió la castaña
-Herm...¿No puedes dejar por una noche el trabajo?-dijo Ginny sonriendo
-Lo siento chicos-se disculpó Hermione.
Ni siquiera sabía porqué los había mentido. Simplemente quería ir a dar un paseo y olvidarse de todo y, sobretodo, de Draco Malfoy. Lo que no sabía, es que esa noche no sería tan tranquila como ella se proponía...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Lun Ago 25, 2008 5:41 pm

Ron pudo abandonar junto a sus amigos la enfermería entrada la noche.
-¡Me muero de hambre!-dijo Ron mientras sus tripas rujian con fuerza
-¡Ron, si te has comido cinco ranas de chocolate, una bolsa entera de grageas de sabores, nueve regalices de dragón y quince serpientes aguamarinas de gelatina!-dijo Hermione desesperada logrando que Ron se sonrojase ligermanete
-Ya sabes como es mi hermano Herm. Su barriga es insaciable-dijo Ginny riendo por lo bajo mientras se cogía del brazo de Harry, que le dedicó una sonrisa
-Creo que lo mejor será que vayamos a cenar-dijo Harry mientras rodeaba a su novia por la cintura y le susurraba dulces palabras, que ni Hermione ni Ron pudieron llegar a escuchar, mientras la pelirroja reia
-Parejita, nosotros vamos llendo. No tardeis mucho-dijo la castaña con una sonrisa mientras jalaba a Ron del brazo
Ginny le dedicó a su amiga una sonrisa de agradecimiento y, tras besar apasionadamente a Harry, la pareja entró en una de las múltiples salas vacias del castillo.

Cuando llegaron cogidos del brazo al Gran Comedor, pudieron escucharse varios chismorreos por lo bajo y, aunque Hermione ni siquiera les dió importáncia, un gélido rúbio de ojos grises sí lo hizo. Ron, al darse cuenta de la insistente mirada de Malfoy en la castaña, rodeó su cintura y le susurró en el oido palabras que no llegaron al oido de Draco, pero que le enfurecieron.
Los chicos se sentaron enfrente de la mesa de Slytherin y empezaron a comer, aunque Ron en vez de comer engullía todo lo que encontraba.
-Ron, si sigues así vas a acabar atragantándote-dijo Hermione reprimiendo al chico
En ese momento una chica de Hufflepuff, morena de ojos marrones, se acercó a la pareja.
-¿Como estas Ron?-preguntó mientras los colores se le subían
El pelirrojo se giró mientras se llevaba un pedazo de pastel de ciruela a la boca y, al ver a la chica que se encontraba detras de él se atragantó y la castaña le dió unos pequeños golpes en la espalda.
-Te lo había dicho Ron-dijo Hermione cuando el chico se recuperó
El pelirrojo sonrió a su compañera y volvió a depositar su mirada en la chica de Hufflepuff.
-Muy bien Rosana. Gracias por preguntar-dijo Ron amablemente
La morena enrojeció notablemente.
-Un día prodriamos quedar-dijo Rosana casi inconscientemente mientras bajaba la mirada por la vergüenza-Solo...si quieres claro
Ron se quedó de piedra y perdió completamenta la conciéncia hasta que Hermione le pegó un golpe en el brazo.
-Ron...contesta-dijo la castaña entre dientes mientras observaba la escena
-Es que...bueno...no es que no quiera, pero...es que...
-¿Crees que soy fea verdad?-preguntó la chica con los ojos vidriosos
-¡Claro que no cree eso!-dijo la castaña rápidamente intentando arreglar la situación-¿Verdad Ron?
-Yo...por supuesto que no-contestó el chico con incomodidad, pues la chica la verdad es que era muy guapa-Eres preciosa. Solo que...bueno...es que hay otra chica y...lo siento.
-Oh, entiendo...siento haberte molestado-dijo Rosana sintiendo como las mejillas le ardían y se marchó de allí a toda prisa mientras algunas lágrimas escapaban de sus ojos
-Oh Ron...-dijo Hermione viendo como la chica se marchaba del Gran Comedor
-¿Que pasa? Se lo he dicho bien-dijo Ron llevándose otro trozo de tarta a la boca
Hermione volteó los ojos y, resignada, se llevó la copa de zumo de naranja a la boca.
-¿Estas enfadada?-preguntó el pelirrojo al ver la cara que su amiga habia puesto
-No-contestó la castaña dejando la copa nuevamente encima de la mesa-Pero has sido un poco brusco
-¿Que querías que le dijese?
-No lo se...pero mentirle no es una solución
-¿Que te hace pensar que he mentido?
Hermione se quedó paralizada y, al asimilar lo que su amigo le había dicho, esbozó una alegre sonrisa en el rostro.
-¿De verdad? ¿Y quien es la afortunada?-preguntó la castaña con emoción
-No pienso decirtelo-dijo el pelirrojo evadiendo la mirada de su amiga
-Vamos Ronny...te juro que no diré nada-dijo Hermione
-No
-¿Porqué no?
-Porque...porque no quiero. No lo entenderias-contestó finalmente Ron mientras miraba serio a Hermione
La castaña bufó y se cruzó de brazos.
-Nota mental. Descubrir quien es la afortunada de la que Ron se ha enamorado-dijo en un susurro
-Hermione, te he oido-dijo Ron riendo
La castaña golpeó levemente el brazo de su amigo y se levantó del banco dispuesta a irse.
-¿Donde vas?-preguntó Ron desconcertado
-No quiero contartelo. No lo entenderías-dijo la castaña en un susurro cerca del oido de Ron mientras este reia
-No te hagas la graciosa Herm, que no te pega
-No me esperes levantado-dijo la castaña despidiéndose con una sonrisa pintada en la cara
-No estudies mucho-dijo Ron mientras observaba con cara de perro degoyado como la única chica a la que amaba y siempre amaría se marchaba

Hermione fue a su habitación, cogió el libro de runas antiguas y corrió de nuevo escaleras abajo hasta llegar a la entrada de la sala común de Gryffindor donde se encontró con su mejor amiga.
-¿Donde vas?-preguntó la pelirroja con una pícara sonrisa aunque, al ver los libros que llevaba su amiga en los brazos su pregunta fue respondida-Como no...
-¿Y tu de donde vienes?-preguntó Hermione fingiendo enfado-Ni siquiera habeis venido a cenar
-Es que...bueno...yo...ya sabes que...bueno...es que...yo...
-Ginny, no soy tonta. Además, no tienes que darme explicaciones-dijo la castaña mientras su amiga suspiraba aliviada-Y tanquila, que no le diré nada a Ron.
-El pobre debe creer que Harry me ha estado ayudando con transformaciones-dijo Ginny riendo-Es tan inocente...
-Me encantaría seguir criticando a Ronny, pero debo irme-dijo Hermione con una sonrisa mientras salía del retrato de la señora gorda
-¡No te canses!-gritó Ginny antes de que el retrato se cerrase

La castaña caminó hacia la torre de astronomía. No tenía intención de pasarse la noche estudiando, simplemente necesitaba pasar un rato sola. Recorrió los silenciosos pasillos del castillo hasta que el ruido de un cuadro cayéndose de una de las paredes llamó su atención.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hermione79



Cantidad de envíos : 106
Fecha de inscripción : 09/08/2008

MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   Lun Ago 25, 2008 5:44 pm

-Edmond, ¿Estas bien?-dijo un hombre vestido elegantemente que se encontraba colgado de la pared al lado del cuadro que acababa de caerse
-mmm...creo que si. Que caida más tonta...-dijo el hombre que se encontraba en el cuadro que acababa de caer al suelo, en el que estaba retratado el principe Enrique IV sentado en un trono-Señorita ¿Puede ayudarme?
-¿Se refiere a mi?-preguntó la castaña sin darse por aludida
El hombre asintió con una sonrisa amable en su rostro. Hermione dejó los libros en el suelo, cogió el cuadro entre sus manos y lo colgó en su lugar original.
-Muchisimas gracias damisela
Hermione sonrió avergonzada y cogió de nuevo los libros que descansaban en el suelo.
-Adios-dijo la castaña despidiéndose haciendo un gesto con la mano
El rey se inclinó ante ella y le dió nuevamente las gracias mientras observaba como la chica desaparecia por el pasillo.
Hermione siguió caminando hasta que centró su atención en los relucientes cristales de una de las ventanas del castillo observando el cielo estrellado. Observó durante unos instantes su reflejo en el cristal mientras resoplaba resignada. Tras el partido, había decidido ir a darse una ducha y cambiarse de ropa y, en ese momento, se arrepentía de haberlo hecho, pues no solo se sentía ridícula vestida de ese modo, sino que empezaba a hacer fresco y no llevaba nada para cubrirse. Llevaba puesto un vestido dorado de tirantes amplios, con un escote pronunciado. Era ceñido hasta la cintura y suelto hasta los pies haciendo que su figura se marcase a la perfección, cosa que a la castaña no le gustaba mucho.
-Estoy ridícula...-se dijo a si misma-Este tipo de ropa no es para mí por mucho que Ginny se emperre
-Pues a mi me encanta
Hermione pegó un pequeño brinco, soltó los libros que descansaban en su regazo y observó nuevamente el reflejo en el cristal, donde se encontraba su própio reflejo delante del de un apuesto rúbio que sonreia con prepotencia.
Una gata apareció en el final de pasillo llamando mediante maullidos.
Hermione se colocó la mano en el pecho al ver que se trataba de la señora norris.
-¡¿Quien anda ahí?!-la voz de Argus Filch se escuchó a lo lejos mientras seguía con el oido la llamada de alerta de su preciada gata.
Draco cogió la muñeca de la chica y corrió hasta llegar hasta una habitación cerrada.
-Alohomora-dijo el rúbio apuntando con su varita el cerrojo de la puerta sin soltar la muñeca de Hermione
La puerta se abrió dejando paso a una pequeña biblioteca llena de objetos de gran valor. Los chicos entraron con rapidez en la sala y Draco volvió a cerrar la puerta con llave.
Hermione se soltó de Draco con enfado, se cruzó de brazos y miró al chico con severidad. El rúbio se acercó a ella con lentitud mientras mantenía una media sonrisa en el rostro. Cuando se encontraba bastante cerca de la chica, ella se apartó de su lado y siguió mirandole con rencor.
-No te acerques a mí Malfoy
Draco observó a la castaña con superioridad y esbozó una sonrisa dibertida.
-Tenemos un trato Granger, ¿Recuerdas?
-Lo teníamos
Draco alzó la ceja y, sin dejar de sonreir, volvió a acercarse a Hermione, que se encontraba de pie en el centro de la sala, justo al lado de una gran mesa de roble llena de libros.
-¿Lo teníamos? ¿Y cuando se supone que se ha roto el trato?
-Cuando esta mañana le has roto la nariz a Ron-contestó la castaña muy seria
Draco borró la sonrisa de su cara al escuchar el nombre del pelirrojo y acorraló a la chica contra la pared mientras colocaba sus manos contra la pared y entre el cuello de la castaña.
-¿Así que por eso estas enfadada Granger? ¿Porque le he roto la nariz al pobretón?
-No le llames así
Draco acercó su rostro al de la chica.
-Es que tengo la costumbre de llamar a las cosas por su nombre. Weasley es un pobretón y tu una simple sangre sucia, yo no tengo la culpa
Hermione se mordió el labio inferior al escuchar el insulto que su acompañante le había dedicado e intentó empujar al rúbio, pero este le inmovilizó cogiéndole por las muñecas y colocándo su cuerpo entre las piernas de la chica.
-Sueltame. Quiero marcharme-dijo Hermione haciendo que las facciones del rúbio se tensaran
-Preferirias estar con el pobretón, ¿Verdad?
Hermione permaneció en silencio unos instantes y miró al chico a los ojos.
-¿De que hablas Malfoy?
-Vamos Granger, no te hagas la inocente. Sabes perfectamente que el imbecil de Weasley te va detras y a ti te encanta
-Para de decir estupideces Malfoy. Ron solo es un amigo y, aunque fuera algo más, a ti no debería importarte en lo más mínimo
-¿Y que te hace pensar que me importa lo que hagas sangre sucia?-dijo Draco apretando con fuerza las muñecas de la chica-Lo que tú hagas no me importa en lo más mínimo, pero esta mañana hemos hecho un trato que te aseguro que vas a cumplir
Hermione sonrió sarcásticamente y miró al chico con enfado.
-¿Vas a forzarme Malfoy?
-No me hará falta Granger-dijo el chico sonriendo con prepotencia como siempre solia hacer
-Malfoy cuando aprenderás que no soy como Parkinson. Yo tengo cerebro
Draco rió ante la ocurréncia de la castaña pero no la soltó.
-Quizá ella no tenga cerebro, pero en la cama es una fiera
-No es más que una simple puta-dijo Hermione con asco
-¿Celosa Granger?
-¿Yo? Para de decir estupideces Malfoy. Aquí el único que esta celoso eres tú
Llegó un momento en que la postura en la que se encontraban los dos chicos ya les parecía completamente normal. Draco ni siquiera sujetaba con fuerza las muñecas de la chica ni ella intentaba soltarse de él.
-¿De que hablas?
-No lo niegues Malfoy. Estas celoso de Ron-dijo al chica con una sonrisa de triunfo al ver la cara que Draco había puesto
-¿Porque debería estar celoso de un pobretón como él? Solo es un estúpido que haría cualquier cosa por poder estar con una rata de biblioteca que ni siquiera le corresponde
-¿Como sabes que no me gusta?
-Porque te gusto yo Granger-contestó prepotentemente el chico mientras rozaba sus labios con los de la chica
Hermione sintió un agradable escalofrio recorrer su cuerpo con el simple y ligero roce del chico.
-Tu no me gustas Malfoy
Draco soltó las muñecas de la chica y colocó una de sus manos en la cintura de la castaña y con la otra acarició la mejilla de esta.
-¿Y porque tiemblas?
-No estoy temblando-dijo la castaña con el orgullo que tanto le caracterizaba-Solo tengo un poco de frio
Draco pasó sus ojos mercurio en un rápido movimiento por la esvelta figura de la castaña haciendo que esta enrojeciese notablemente.
-¿Que crees que estás haciendo?
-¿No puedo mirarte?
Hermione apartó con la mano al chico.
-Por supuesto que no
-¿Y besarte?
Hermione enrojeció nuevamente y con mayor intensidad.
-¡No! Si quieres besar a alguien ve a buscar a una de tus zorras pero a mi no me busques. Además, ¿Porque querrias besar a una asquerosa sangre sucia?-dijo la castaña marchándose hacia la puerta
Cuando los finos y largos dedos de Hermione rozaron el pomo de la puerta, Draco rodeó con sus brazos la cintura de la chica y, con un rápido movimiento, la apoyó contra la puerta cara a él y se quedó a simples milímetros de los labios de la chica, que subía y bajaba el pecho con rapidez a causa del nerviosismo.
-¿Seguro que no quieres que te bese?-preguntó Draco rozando su nariz con la de la castaña
Hermione cerró los ojos y se mordió el labio. ¿Porqué el rúbio tenía que ser tan atractivo?
Draco ni siquiera esperó la contestación de la castaña y le besó con dulzura esperando que ella le respondiese, cosa que no tradó en hacer. Hermione, sin abrir los ojos, rodeó el cuello del chico y profundizó ese beso que tanto había anhelado.
Draco se colocó nuevamente entre las piernas de la castaña sin dejar espacio entre sus cuerpos y rodeó a la chica por la cintura. Hermione introdujo sus dedos entre el sedoso pelo del chico y cuando este introdució su lengua en la boca de la castaña, que le cedió el paso. Cuando se separaron para coger aire, Hermione no pudo evitar sonreir y, tras una simple mirada cómplice, Draco empezó a besar el cuello de la chica, que gimió debilmente. El rúbio empezó a subir el vestido de la chica mostrando sus largas piernas que Draco tanto deseaba mientras Hermione empezaba a desabrochar la camisa verde botella que el rúbio llevaba puesta. Entre besos y caricias llegaron al lado de la mesa, donde Hermione se sentó y se abrió de piernas permitiendo que el chico se colocase de nuevo entre ellas. Draco apartó todos los libros que se encontraban encima de la mesa haciendo que cayesen al suelo y tumbó a la castaña en la mesa mientras se colocaba encima de ella sin dejar de besar sus carnosos labios. Las expertas manos del rúbio recorrieron las suaves piernas de la chica hasta llegar hasta la cadera de la chica. Hermione le quitó la camisa al chico y acarició cada uno de los músculos del torso de este mientras besaba sus finos y apatecibles labios. La castaña arqueó su espalda para permitir que el rúbio le quitase el vestido y, en un ágil movimiento, el vestido dejó de cubrir el cuerpo de la chica y cayó al suelo junto a la camisa de Draco y los múltiples libros que instantes antes habían adornado la mesa. El rúbio observó fascinado el cuerpo de la chica provocando que esta se sonrojase.
-No me mires así-pidió la castaña cogiendo al chico del cuello y atrayéndolo hasta sus labios de nuevo
-Es que jamás hubiese imaginado que tenías este cuerpo Granger-dijo Draco con sonriendo cuando se separaron
Hermione se mordió el labio inferior mientras sonreia y empezó a desabrochar el pantalón del rúbio.
-Ahora es la hora de saber si el cuerpo del famoso Draco Malfoy es como yo lo imaginaba
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~   

Volver arriba Ir abajo
 
~~~~UNA NUEVA PROFECÍA~~~~
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FANFICS DE HARRY POTTER :: FANFICS HARRY POTTER :: PAREJAS :: DRACO & HERMIONE-
Cambiar a: