CREPÚSCULO VS HARRY POTTER
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Jane

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 16
Edad : 29
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   Miér Dic 24, 2008 1:05 am

Hola Sealiah!! Sé que hace mucho que no escribo otro capítulo, pero no te preocupes.
POR SUPUESTO que NO he abandonado la historia ¡¡¡NI LOCA!!! Lo que pasa es que con los preparativos navideños, el trabajo y varias cosas más no he tenido mucho tiempo para poder escribir. Espero que lo entiendas.
Como regalo navideño te dedico este capítulo!!! jeje!! BESOS


santa santa ¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!! santa santa


CONFESIONES



Ya habían pasado dos horas desde la última vez que había visto a Malfoy y la verdad es que se encontraba inquieta, quizá demasiado. No podía dejar de mirar su plato vacío preguntándose una y otra vez que era lo que en ese momento estaría haciendo el muchacho. ¿Seguiría aparentemente dormido o estaría deambulando por la casa?
Bufó con disconformidad sin poder evitar que aquel pensamiento invadiese su mente. No entendía la causa por la que no podía lograr borrar la imagen de aquel petulante y arrogante muchacho rubio que supuestamente descansaba en su cama.

-No puedo seguir aquí-murmuró para sí misma a la vez que se alzaba de la silla y se disponía a dirigirse hacia su habitación para asegurarse de que el chico no había muerto finalmente desangrado.

Caminó con exagerada lentitud por el pasillo inspeccionando con su audaz mirada cada rincón de la casa y cada una de las salas que se iba encontrando a su paso hasta, finalmente, situarse frente a la entreabierta puerta que daba a su cuarto. Respiró hondo intentando no parecer nerviosa ante su enemigo y, con quizá demasiada rigidez, empujó lentamente el portón, el cual chirrió levemente ante la parsimonia con la que la castaña lo abría.

-¿Malfoy?-preguntó débilmente a la vez que asomaba el rostro por el hueco que había entre la puerta y la jamba-¿Estas despierto?-interrogó mientras hacía su aparición en la estancia.

Al no escuchar respuesta por parte del chico se alteró. Odiaba que le ignorasen de aquel modo y, al parecer, el rubio era lo que más acostumbraba a hacer.

-¿Piensas seguir ignorándome eternamente?-preguntó con fastidio la castaña mientras se acercaba a la cama en la que reposaba el chico-Malfoy, no estoy de humor para tus niñerías-aseguró la chica cruzándose de brazos con indignación.

-¿Podrías mantener la boquita cerrada unos segundos?-pidió con voz extremadamente débil el chico sin mover ni un solo músculo de su cuerpo-Aunque no lo creas, resultas bastante molesta-inquirió todavía con los ojos cerrados.

La muchacha se mordió el labio con fuerza y entrecerró los ojos mientras maquinaba en su perversa mente siete formas diferentes de acabar con aquel individuo.

-No debería ni siquiera molestarme en preocuparme por tu salud. No sabes cuanto me arrepiento de no haber dejado que te desangrases en mi cocina-murmuró la furiosa chica observando la sutil sonrisa que se había formado en el rostro del muchacho.

-Lo dudo…-aseguró Draco sin borrar la satisfactoria sonrisa de su rostro.

Hermione suspiró con amargura sabiendo a la perfección que el rubio tenía razón y no pudo evitar que una casi imperceptible sonrisa se dibujase en su faz.

-¿Cómo te encuentras?-preguntó segundos después descruzando los brazos y acercándose lentamente a la cama.

-Podría estar mejor…-murmuró el joven arrugando la frente y la nariz simultáneamente.

-Debo cambiarte las vendas-comentó la castaña mientras inspeccionaba con cierta preocupación la extensa mancha de sangre que las cubría-En seguida vuelvo-aseguró marchándose con rapidez de la sala para dirigirse hacia la cocina.

Sin vacilar ni un simple instante, se dirigió hacia uno de los muebles de la estancia y agarró entre sus dedos una cacerola, la cual rellenó con agua.

-¿Dónde…?-murmuró para sí misma inspeccionando la sala en busca de su varita-Increíble…-volvió a murmurar mientras volteaba los ojos al recordar que se había olvidado su arma en el despacho en el cual había estado elaborando la poción que poco después le había ofrecido a su enemigo. Se regañó internamente al pensar en el riesgo que eso hubiese supuesto si su rival hubiese encontrado su propia varita completamente indefensa encima del escritorio del estudio-Insensata, eres una insensata-se dijo mientras golpeaba levemente su frente.

Tras agarrar su arma y reprenderse internamente varias veces más, se dirigió nuevamente hacia la cocina para, seguidamente, calentar mediante un sencillo hechizo no verbal el agua que reposaba en el cazo.

-Un pañuelo…-farfulló abriendo varios cajones del lugar para, finalmente, encontrar lo que buscaba justo en el último sitio en el que lo habría imaginado.
Introdujo el pañuelo en la cazuela sin tocar el agua hirviendo y se encaminó nuevamente hacia la habitación con la varita en mano y la cazuela flotando justo a su lado.

-Has tardado-pudo escuchar que protestaba el rubio todavía tendido en la cama completamente inmóvil.

-Pero he venido, ¿No?-comentó Hermione depositando la cacerola en el suelo junto a la cama a la vez que ella se arrodillaba frente a ésta lo suficientemente cerca del chico-Sigues sangrando-dijo al contemplar la cada vez más espaciosa mancha-¿Has tomado la poción?-preguntó con cierto deje de enfado en su voz logrando que Draco entreabriese los ojos y sonriese con presunción sin apartar la vista de la joven que se encontraba a su lado, la cual empezó alterarse nuevamente-¿Eso que significa?-balbuceó irritablemente la castaña al no ser respondida por el muchacho.

-Si, Granger. La he tomado-murmuró cansinamente el chico apartando una vez más sus ojos mercurio de su enemiga.

-¿Estás seguro?-volvió a interrogar la chica y, como respuesta, tan sólo recibió la mirada molesta del chico, que bufó mientras cerraba lentamente los ojos.
Sintió sus mejillas arder de rabia contenida e, intentando parecer lo más serena posible, cosa que sin lugar a dudas no logró, alargó bruscamente su brazo hacia el recipiente que se encontraba a pocos centímetros de su cuerpo para coger el trapo que se encontraba en su interior sin recordar la alta temperatura a la que se encontraba el agua que había introducido minutos antes en la cazuela.

-¡Ah!-gritó con enfado apartando con rapidez del interior del recipiente su dolida mano a la vez que Draco, aún sin abrir sus párpados, profería una risueña carcajada-¡¿Te hace gracia?!-preguntó totalmente irritada la muchacha mientras se acariciaba la palma de su mano derecha.

-La verdad es que si-aseguró el joven dirigiendo sus ahora despejados ojos hacia la sulfurada chica ganándose así una mirada enfurecida de ésta, que mantenía los párpados entrecerrados-¿Sueles ser tan torpe?

-¿Y tú tan irritante?-preguntó sin querer responder al muchacho.

-No creo que necesites demasiado para acabar irritándote. De hecho, me atrevería a decir que te pasas el día irritada. Deberías controlar tus nervios Granger-manifestó el rubio mostrando sus blanquecinos dientes entre sus entreabiertos y estirados labios que formaban una sensual sonrisa que la castaña prefirió ignorar.

-Yo no soy así-aseguró Hermione bufando seguidamente con cansancio-No soy siempre tan irritable. Eres tú la causa de que mis nervios se disparen-acusó la chica cruzándose de brazos.

Un prolongado silencio abarcó la habitación mientras Draco mantenía a la vista su fugaz sonrisa y Hermione hacía todos los esfuerzos posibles por mantener su mirada alejada de la del chico, que segundos después gimió débilmente captando la atención de la alarmada muchacha.

-¿Qué ocurre?-preguntó poniéndose en pie para, seguidamente, sentarse en el borde de la cama junto al agonizante rubio.

-¿Tú que crees?-farfulló el muchacho depositando su brazo encima de la herida.

La castaña, haciendo ademán de su valentía, se acercó quizá más de lo aconsejado al chico examinando con cautela las teñidas vendas.

-¿Te duele mucho?-preguntó la joven alargando sus manos para depositarlas en los vendajes, los cuales fue retirando lentamente del inmóvil cuerpo del rubio.

El chico respondió a la pregunta esbozando una agria sonrisa que Hermione supo interpretar rápidamente mientras intentaba, con la mayor cautela posible, desaferrar la cinta que se adhería con fuerza al cuerpo del chico, el cual, asombrosamente, permaneció completamente estático.

-Creo que se ha infectado-farfulló para ella misma mientras se dirigía hacia el cazo y, con extrema rapidez, introducía su ahora adiestrada mano en el agua hirviendo para coger el pañuelo con suma celeridad sintiendo de esa manera con menor intensidad el escozor que ahora recorría su sonrosada piel.

Comprimió entre sus dedos el suave pañuelo logrando así que la mayor parte del agua que éste contenía volviese a su lugar de origen para, seguidamente, acercarse sin vacilación hacia el joven herido y limpiar con suma paciencia y delicadeza su ensangrentado corte.
El chico suspiró a la vez que arrugaba la frente sin despegar ni un simple segundo la vista de la atareada muchacha que se encontraba junto a él.

-¿Por qué?-preguntó exhaustamente contemplando con curiosidad a la atareada castaña.

-¿Por qué que?-quiso saber Hermione sin despegar la vista de la inflamada herida.

-¿Por qué me ayudas?-aclaró el chico.

-Ah, eso…-murmuró la joven esbozando una tímida sonrisa en su rostro-Sinceramente, no lo sé-masculló contemplando la profundidad del corte.

-Esclarecedora respuesta-susurró Draco más para sí mismo que para la muchacha, aunque ésta lo oyó y agrandó la agradable mueca que permanecía incrustada en su rostro.

Durante varios minutos permanecieron en total silencio. Hermione permanecía demasiado concentrada con la labor de intentar limpiar con la mayor eficacia posible la herida mientras Draco le observaba con su rostro inescrutable.

-¿Qué piensas?-quiso saber la castaña cuando hubo finalizado su cometido mientras dejaba que por última vez el paño se sumergiese en el agua, la cual había adoptado un tono entre rosado y rojizo.

-No quieres saberlo-aseguró el chico con rostro calmado y mirada penetrante.

-Claro que quiero-manifestó la castaña fijando en ese instante sus grandes ojos marrones en los mercurio de él, que esbozó una visible sonrisa.

-La verdad es que me imaginaba que es lo que hubiese pasado si nos encontrásemos en la situación inversa-dijo el joven mortio analizando el rostro de la chica con sus audaces ojos.

-¿Y que hubiese pasado?-preguntó la muchacha imaginándose la respuesta.

-Todo lo contrario…-dijo en un sutil susurro-Jamás te hubiese ayudado. De hecho, hubiese disfrutado observando como lentamente tu sangre impura se expandía hasta no dejar en tus venas ni una simple gota de ella-se sinceró imaginando que la chica se asustaría por su repentina franqueza.

-Ya me lo imaginaba-aseguró la castaña sin borrar la dulce mueca de su faz.

-Y aún así…

-Si-comentó Hermione antes de que Draco siguiese hablando.

-Sabes que no voy a mostrar compasión por ti, ¿Verdad?-aseguró el chico cada vez más confuso e intrigado.

-También me lo imagino-murmuró la castaña desviando la mirada del joven para depositarla nuevamente en el corte-Creo que puedo calmarte el dolor-comentó mientras se ponía en pie sin mostrar temor alguno por las palabras que pocos instantes antes el muchacho le había dedicado-Ahora vuelvo-dijo finalmente esbozando una efusiva sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sealiah

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 20
Edad : 29
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   Miér Dic 24, 2008 5:05 am

No te preocupes comprendo que ahora estes ocupada, ademas estas fechas son para estar en familia y no esribiendo, pero de cuando es cuando pasate aunque solo sea pra decir hola, que yo me enparanoio! Wink

La verdad es que Hermione le echa valor, Draco diciendole todas esas cosas y ella tan feliz, sera la costumbre, tantos años asi...
Aunque no me creo del todo que Draco la dejase morir o igual eso es lo que quiero creer.

Sigue muy pronto!! Gracias por dedicarme el capi!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jane

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 16
Edad : 29
Fecha de inscripción : 07/08/2008

MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   Lun Ene 12, 2009 1:57 am

Salió a paso ligero del pequeño cuarto en el que se hallaba su enemigo para, con total determinación, dirigirse hacia su despacho. Inspeccionó exhaustivamente cada una de las vitrinas que decoraban la espaciosa sala en la que residía durante gran parte de su existencia. Con sus avizores ojos, contempló cada uno de los menudos frascos que invadían los estantes. Cada uno de ellos presentaba adherida una pequeña etiqueta en la que se hallaban escritos no solo los nombres de las pócimas, sino también la función que desempeñaban y los ingredientes necesarios que se habían dispuesto para poder elaborarlas.

-Vamos a ver…-murmuró abriendo una de las vitrinas, la cual se hallaba en el extremo más alejado de la puerta.

Examinó el color y la textura de cada una de las pociones hasta hallar entre ellas lo que buscaba. Alargó el brazo para aprisionar entre sus resueltos dedos un pequeño frasco incoloro en el que se atinaba anotada la inscripción "Lagrimas de Fénix".

Jamás creyó posible que algún día se viese obligada a consumir aquel menudo recipiente, que durante tantos años había guardado recelosamente, en una situación como la que ahora vivía.

Suspiró amargamente al darse cuenta de que desperdiciaría aquel esplendido fluido que tan dificultosamente había logrado obtener con un hombre que jamás le agradecería tal acto de bondad.

A cada instante que pasaba se iba percatando de que estaba perdiendo la poca cordura que para entonces todavía poseía. Pero, aún así, sin vacilar ni un simple segundo, mantuvo agarrado entre sus diestros dedos aquel frasquito de vidrio. Despaciosamente, volvió a transitar el mismo recorrido que minutos antes había efectuado ahora en sentido opuesto hasta retornar a la cálida estancia en la que se ubicaba su magullado enemigo, el cual le recibió con una mirada cargada de dolor.

Al parecer, la pócima que horas antes había concebido no había ayudado en absoluto a la recuperación de aquel joven que se atinaba ante ella, si es que era verdad que el muchacho se la había tomado.

-Ya he vuelto-anunció la castaña cerrando tras de sí la robusta puerta de madera, la cual chirrió levemente ante el tenue empujón al que fue sometida.

-Ya lo veo-murmuró el malhumorado muchacho para, seguidamente, bufar profundamente ante la escrutadora mirada de la joven muchacha que se hallaba a pocos metros de él-¿Qué has traído?-interrogó al contemplar el diminuto recipiente que su rival mantenía asido entre los dedos que constituían su mano derecha.

-Algo que podrá curarte-comentó en un sutil murmullo la enfurecida chica.

No soportaba aquella situación.

¿De verdad no era consciente de todo lo que estaba haciendo por él?

Intentaba por todos los medios posibles mantenerle con vida, iba a utilizar la más preciada de sus pócimas para evitar que muriese finalmente desangrado y, por encima de todo aquello, había reprimido el ansia de notificar al resto de los aurores de que el mortio más buscado del mundo mágico permanecía malherido en su propia casa.

-La última poción no funcionó-recordó utilizando un tono burlesco que logró molestar a Hermione.

-Esta funcionará-aseguró la muchacha avanzando hacia la cama con paso decidido.

-Deja que lo dude…-farfulló el rubio, el cual ganó una mirada cargada de furia que su enemiga le dedicó.

La castaña bufó sonoramente en el preciso instante en el que se asentaba en el borde de la cama para, instantes después, abrir el bote que mantenía aferrado entre sus dedos con la boca, gesto que pareció agradar al muchacho, el cual mantuvo sus brillantes ojos mercurio fijos en la azorada joven, la cual intentó en todo momento mantenerse distante.

-No te muevas-apremió arrodillándose a pocos centímetros del muchacho rubio, el cual gruñó algo por lo bajo que la chica no fue capaz de descifrar.

Lentamente, esparció el contenido del frasco sobre la gruesa herida de su enemigo, el cual se mantuvo sorprendentemente rígido haciendo caso al mandato de la castaña, la cual no pudo evitar sentirse satisfecha ante este hecho.

-Gracias-farfulló la todavía ruborizada muchacha cuando cesó su dedicada labor.

El anteriormente abierto corte desapareció en cuestión de unos pocos segundos ante la complacida sonrisa de la chica, la cual contempló cos sus radiantes ojos la tersa piel que recubría el musculoso torso de su acompañante.

-No hay de qué-murmuró el chico regocijándose ante la grotesca mueca que la joven le dedicó segundos después de que pronunciase aquellas empalagosas palabras.

-Idiota-suscitó Hermione volteando los ojos sabiendo con certeza que su pálido rostro empezaba a engendrar pequeñas manchas rojizas en sus mejillas que lentamente se expandieron hasta recubrir gran parte de ellas.

Sin previo aviso y aprovechando la distracción de la muchacha, el rubio agarró con fuerza la muñeca derecha de la castaña, a la cual atrajo bruscamente hacia él hasta estacionarla a su lado para, acto seguido y ante el asombro de la muchacha, situarse sobre ella con extrema celeridad manteniendo aferrada en su mano derecha la varita que ahora mantenía en su posesión.

¿Cómo había podido ser tan estúpida? Se había olvidado completamente de su arma, la cual había abandonado sobre la cama tras haber limpiado la herida de su enemigo para, minutos después, marcharse del cuarto con la única idea en mente de curarle antes de que muriese desangrado.

No sabía cómo sentirse. Era una mezcla de emociones que en conjunto nada le agradaban. El miedo, la confusión, la furia, la incredibilidad…Todas tan parecidas y a la vez tan diferentes.

Su respiración aumentó considerablemente ante el asombro sentido. Notaba la rapidez a la que su corazón bombeaba la sangre que recorría sus numerosas venas. Sabía que su rostro todavía permanecía sonrojado por los hechos anteriormente acaecidos y se reprendió a sí misma por haberse mostrado tan confiada ante un mortio. Aquel muchacho rubio siempre le había aclarado lo confusa y extraña que era la actitud que ella había mostrado ante él y que ahora se estaba volviendo en su contra logrando que la realidad que les rodeaba volviese a mostrarse ante sus decepcionados ojos castaños. Sabía que no debía sentirse desilusionada, pues desde siempre había sido sabedora de que ellos eran enemigos y de que, tal y como le había aclarado su acompañante, él no iba a mostrar la misma compasión que ella había manifestado.

Sus ojos se encontraron destapando cada uno de los sentimientos que ambos experimentaban.

Los ojos grises del muchacho analizaron con detalle cada ángulo que componía aquel delicado rostro que se hallaba a pocos centímetros del suyo. Su finura era inaudita. Apretó entre sus engarrotados dedos aquella varita de madera que verdaderamente no le pertenecía y que ahora permanecía sobre el desnudo cuello de la aturdida joven. Cada detalle que adornaba aquella suave piel livianamente más morena que la suya lograba magnetizarle de una manera insospechada jamás antes experimentada. Aquellas sonrosadas mejillas que mantenían su rubor emanaban todo el calor atesorado que recorría su rígido cuerpo, el cual permanecía completamente pegado al de él. Su acelerada respiración le extasiaba. Era complacedor saber que podía provocar aquel nerviosismo en una mujer y, aunque miles de veces había logrado excitar e impresionar a las féminas que se habían aparecido ante su camino, nada podía comparase a lo ahora acaecido. Jamás había sentido de una manera tan precisa aquel sentimiento de satisfacción y de deleite que concebía al contemplar el rostro de aquella irascible muchacha que ahora mostraba intranquilidad y cierto deje de enfado. Se sentía en cierta manera desconcertado.

-No deberías dejarla por ahí tirada-aconsejó el chico moviendo paulatinamente sus instruidos labios tan cerca del rostro de la joven que éstos rozaron vaporosamente los trémulos de la muchacha.

Ante la asombrada mirada de la castaña, el rubio retiró el arma de su desguarecido cuello para, segundos después, ubicar la varita sobre su palpitante mano izquierda, la cual se mantuvo abierta en todo momento sin tener la suficiente fuerza cómo para llevar a cabo el sencillo acto de entrecerrar los dedos que la componían.

Todavía mantenía sujeta la mano derecha de la muchacha, la cual se mantenía ubicada junto a la cabeza de ésta. Podía notar cada pulsación que su enemiga ejecutaba, cada corta respiración que realizaba, cada breve y rápido parpadeo que elaboraba, cada insonoro suspiro que establecía. Era realmente excitable y a la vez insufrible. En su mente se barajaban dos aspectos totalmente contradictorios que lograban enajenarle por completo. Se comprendía por primera vez en la vida exiguamente frágil, sentimiento nunca antes advertido.

Examinó por última vez cada detalle que aderezaba el seductor rostro de aquel muchacho instantes antes de que el chico se alejase de ella situándose nuevamente tumbado a su lado.

Su respiración fue apaciguándose mediante pasaban los segundos. Sentía junto a ella a aquel joven que poco antes había creído que iba a atacarle pero que ahora permanecía reposadamente tendido a unos pocos centímetros de su cuerpo.

Lánguidamente, se asentó en la cómoda cama. Por el rabillo del ojo contempló al rubio, el cual se mantenía insultantemente sereno. Sus destellantes ojos mercurio se mantenían ocultos tras sus blanquecinos parpados y en su embellecido rostro se sustentaba una sutil sonrisa que logró enfurecerle.

-Eres un idiota-mustió con enfado observando con determinación al joven ubicado cerca de ella.

-No haces más que repetir los mismos insultos-murmuró Draco ampliando aquella tenue sonrisa que tanto molestaba a la muchacha.

La castaña gruñó por lo bajo intentando reprimir las ganas que sentía de abofetear a aquel infeliz. Se sentía humillada como tantas otras veces que se había atinado cerca de él. Le ponía de los nervios.

-¿Cómo te encuentras?-preguntó una vez logró apaciguar su enfurecimiento al caer en la cuenta de que pocos instantes antes aquel joven se había hallado malherido.

-Bastante mejor-admitió Draco poco después a la vez que abría sus cerrados parpados para fijar su analítica vista en su enemiga.

-Me alegro-susurró la castaña tras ponerse en pie ante la firme mirada del chico-Voy a hacerte algo para comer. Supongo que esta noche podrás marcharte-comentó para seguidamente añadir en un tono de voz extremadamente abatido-Si así lo deseas.

El rubio borró la característica sonrisa que había mantenido dibujada en su gozoso rostro al escuchar las últimas palabras que la joven había pronunciado en un sutil susurro. Se mantuvo en total silencio contemplando como la castaña recorría aceleradamente el trayecto que le separaba de la puerta para, segundos después, desaparecer tras ésta ante la confusa mirada de su enemigo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sealiah

avatar

Femenino Cantidad de envíos : 20
Edad : 29
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   Jue Ene 22, 2009 4:23 pm

Genial has seguido!! a ver si se queda Draco en casa de Hermione, yo creo que se va pero la va a ver de vez en cuando, aunque tambien puede llevarsela con el y entregarla a Voldemort, pero lo dudo Draco le debe la vida.... no se si eso sera suficiente.

Bueno sigue pronto, un besazo!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kristhie Malfoy

avatar

Cantidad de envíos : 2
Edad : 27
Fecha de inscripción : 03/02/2009

MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   Mar Feb 03, 2009 6:51 pm

UAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA me encanta!! aqui tienes a una nueva admiradora de tus historias ^^
sigue escribiendo cuando puedas porfa!
Besooos!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)   

Volver arriba Ir abajo
 
¨¨¨¨EL NUEVO IMPERIO¨¨¨¨(AMOR/VIOLENCIA/MUY HOT)
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» WIKIMONEDA : nuevo herramienta de OMNI
» LO NUEVO PARA LOS BW
» UN NUEVO COMIENZO
» Pensando en un nuevo proyecto
» Posible nuevo objetivo Nikon 80-400mm F4.5-5.6

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FANFICS DE HARRY POTTER :: FANFICS HARRY POTTER :: PAREJAS :: DRACO & HERMIONE-
Cambiar a: